Aborto y eutanasia en Europa

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa acordó el 25 de enero que “la eutanasia en el sentido de muerte intencional por acci&oacu…

Forum Libertas

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa acordó el 25 de enero que “la eutanasia en el sentido de muerte intencional por acción o por omisión de un ser humano dependiente, para su supuesto beneficio, debe ser siempre prohibida”. La resolución no ofrece dudas, no hay lugar para tal tipo de procedimientos, y añade más: “en caso de duda, la decisión debe ser siempre a favor de la vida y a favor de la prolongación de la vida”.

Detrás de este rotundo rechazo europeo se encuentran no sólo principios éticos, sino la constatación de los numerosos abusos, verdaderas violaciones de los derechos humanos, que se han producido en países que han legalizado la eutanasia. Ahora, los pocos Estados donde está vigente esta medida deberán revisar su legislación. Europa ha entrado en una fase donde la eutanasia dejará de ser vista como una posibilidad jurídicamente viable. Tenía que terminar así, era una práctica demasiado atroz para poder concebirla en una sociedad civilizada a pesar de la ceguera ideológica de algunos.

Pero no es solamente ésta una buena noticia, hay otra segunda anterior de la que Forum Libertas dio en su momento cumplida información y que se refiere a una sentencia en este caso con valor jurídico, dado que es del Tribunal de la Unión Europea, que establecía la naturaleza del embrión y la necesidad de ser protegido. Ya dijimos en su momento que se trata de una sentencia en relación a su manipulación genética, a su uso como material de laboratorio, pero es evidente que la definición que hace del embrión, de su naturaleza, tiene una proyección que va mucho más allá de ella y que debe de traducirse ya en las leyes que regulan o establecen el aborto, empezando por la propia España.

Ahora, el Partido Popular tiene una oportunidad espléndida de adecuar su legislación a lo que es la afirmación de la conciencia jurídica de Europa: proteger al embrión, proteger al feto, defender la vida del no nacido. Buenas noticias, pues. Estamos posiblemente ante el signo de un inicio de cambio que es prematuro confirmar como estable, pero que en cualquier caso constituye por primera vez desde hace muchísimo tiempo la ejemplificación, con hechos concretos e importantes, de que el imperio de la vida puede volver a tomar carta de naturaleza en Europa.

Hazte socio

También te puede gustar