Un americano y una española dirigirán la Sala de Prensa del Vaticano

Dos periodistas, el norteamericano Greg Burke, de 56 años, y la española, Paloma García Ovejero, de 40 años, dirigirán la Sala de Prensa del Vaticano, en sustitución del padre Federico Lombardi, que en agosto cumplirá los 74 años.

El papa Francisco felicita a la española Paloma Garcia Ovejero

El nombramiento ha sido hecho en el mismo día, 11 de julio, en que el padre jesuita Federico Lombardi, director también de Radio Vaticano, fue nombrado por Benedicto XVI hace 10 años.

Greg Burke es un periodista con un largo currículo profesional, hecho tanto en Estados Unidos como en Roma. Es numerario del Opus Dei, y desde febrero era subdirector de la Sala de Prensa, ayudando al padre Lombardi.  Anteriormente ya se encargaba de la estrategia comunicacional del Vaticano, nombrado por el papa Benedicto XVI en 2012, que lo “fichó” siendo corresponsal de medios norteamericanos en Roma. Burke, nacido en S. Louis (Missouri), graduado en literatura por la Universidad de Columbia, tiene décadas de experiencia profesional en la agencia Reuters, la revista Time y la cadena Fox TV, para las que ha sido corresponsal en Roma, entre otros medios. Greg Burke ha ayudado con su experiencia profesional a mantener alto el prestigio del papado en la escena internacional y especialmente del papa Francisco.

Greg Burke no es “otro Joaquín Navarro-Valls”, que fue durante más de 20 años portavoz del Vaticano. Burke lleva cuatro años trabajando en el Vaticano. Es conocido por los periodistas vaticanistas, por ser subdirector de la Sala Stampa (la Oficina de Prensa del Vaticano). Navarro-Valls, que también venía de una experiencia profesional (era corresponsal del ABC de Madrid) tenía una personalidad propia, un carisma, como portavoz, era amigo personal del san Juan Pablo II y era un latino.

Greg Burke no es un latino, es un pragmático y un hombre de acción con un alto conocimiento del periodismo y de la estrategia de comunicación a nivel internacional. Trabaja como “advisor” (consejero) en la Secretaría de Estado (equivalente a la presidencia del Gobierno en lo civil) desde hace cuatro años. Al papa Francisco le han gustado sus consejos y no ha dudado en nombrarle portavoz. Su porte exterior, siempre con la chaqueta al hombro, con o sin corbata, denota que Burke no es hombre de circunloquios ni sibilinas insinuaciones al dar información, sino que va al grano, como un americano que es. Es al estilo Francisco. Por eso a veces sorprenderá a los europeos.

¿Condiciona ser del Opus Dei? A esta pregunta respondió a la revista italiana “Famiglia Cristiana”, que también se la hicieron en la revista Time, que dudaban de su eficiencia. “Respondí-dice Burke- como respondo a todos: ponedme a prueba, hacedme trabajar y juzgad el producto final. Y a quien me pide porqué soy del Opus Dei le digo que la gente busca la felicidad y yo, después de 35 años de vocación al Opus Dei, soy feliz”. Pragmatismo.

La sorpresa ha sido el nombramiento de la periodista española Paloma García Ovejero, corresponsal de la cadena Cope y 13TV en Roma desde 2012. Paloma habla inglés, italiano y chino. Lo más destacado es que el papa Francisco ha colocado a una mujer joven y soltera como tándem del experimentado Greg Burke en la Sala de Prensa. Es importante la incorporación de la mujer en cargos directivos.

Es muy amiga y defensora del papa Francisco frente a quienes le han criticado por “izquierdismo” e incluso “marxista” en algunos círculos católicos. Ha ido a los viajes papales, y mantiene una fluida relación no solo con el Papa sino también con el Secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin, y la staff vaticana del papa Francisco. Según mis referencias es buena profesional, que aportará sin duda esta relación más cercana por su habla española, a los católicos latinoamericanos.

El padre Lombardi

El padre Federico Lombardi se va. Quería irse a sus casi 74 años. Ser portavoz es un trabajo estresante. El padre Lombardi atendía a todos, a cualquier hora del día. Vivió situaciones complejas y delicadas, como dos sínodos sobre la familia, la renuncia de Benedicto XVI, un cónclave, los casos de pederastia que tanto han manchado la imagen de la Iglesia, los dos casos de “Vatileaks”, además de tener que liderar la comunicación con el viento impetuoso del papa Francisco, con sus reformas, sus viajes, su empuje ecuménico, pero con quien se ha entendido muy bien. El papa Francisco al final le ha hecho caso y ha aceptado su voluntad de ser sustituido.

El padre Lombardi ha tenido un buen trato con los periodistas vaticanistas. Era y es querido por prácticamente todos. Estaba al servicio de todos y su recuerdo durará en la Sala de Prensa.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>