Hay que asegurar los cuidados paliativos

El importante deber y responsabilidad de toda sociedad es el de cuidar y asistir a los ancianos. La medicina y la ciencia siempre al servicio de los que sufren y de los ancianos y nunca de los intereses económicos, tampoco de los Estados. Repito el llamamiento de san Juan Pablo II por el respeto y la tutela de toda vida humana, dijo el Papa Francisco a los participantes en la Asamblea general de la Pontificia Academia para la Vida, sobre el tema “Asistencia al anciano y cuidados paliativos”.

“La persona humana sigue siendo siempre preciosa, aun cuando está marcada por la ancianidad y la enfermedad… en toda circunstancia es un bien para sí misma y para los demás y es amada por Dios”.

“Es la capacidad de servicio a la vida y a la dignidad de la persona enferma, también cuando es anciana, que mide el verdadero progreso de la medicina y de la sociedad entera”. Repitió el llamamiento de san Juan Pablo II: ¡respeta, defiende, ama y sirve a la vida, a toda vida humana! ¡Sólo siguiendo este camino encontrarás justicia, desarrollo, libertad verdadera, paz y felicidad! Evangelium Vitae, 5».

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>