Atea “de remate” y provida: “los abortistas usan argumentos religiosos cuando les conviene”

Laura Freeburn, una colaboradora de LifeSiteNews.com, ha entrevistado a “Raving Atheist” (algo así como “la atea de remate”, o “atea radical”), una ju…

Laura Freeburn, una colaboradora de LifeSiteNews.com, ha entrevistado a “Raving Atheist” (algo así como “la atea de remate”, o “atea radical”), una jurista norteamericana que no revela su nombre y escribe desde su blog http://ravingatheist.com  divulgando sus convicciones contra la religión. En EEUU ha adquirido cierta fama por su aparición en el documental anti-cristiano “The God who wasn’t here” (El Dios que no estaba aquí).
 
Pero la “atea de remate” tiene una particularidad: tiene firmes convicciones pro-vida basadas tan sólo en la evidencia científica de que el niño por nacer es un ser humano que merece protección.

– ¿Te sientes sola como atea pro-vida?, pregunta Laura Freeburn

.

– La postura pro-vida realmente es minoritaria entre los ateos. También es minoritaria en mi estado, en Nueva York, la capital mundial del aborto. Pero Internet hace que sea fácil encontrar compañía, como las webs de la Liga Pro-Vida de Ateos y Agnósticos. Y unos pocos ateos pro-vida, como Nat Hentoff [ver en inglés su historial como judío ateo liberal y pro-vida en http://prolife.liberals.com/articles/hentoff.html] , han salido ya a los medios de comunicación generalistas.
 
Pese a todo, noté una sensación grande de alienación y rechazo entre los lectores de mi blog cuando empecé a publicar allí, con regularidad, acerca del aborto. El tema era muy doloroso, casi me impedía escribir. Era descorazonador ver que mis esfuerzos se recibían con ataques personales, con inquina. Al final, fue todo para bien: decidí escribir menos y dedicar tiempo extra como voluntaria a un Centro de Ayuda a Embarazadas. También desarrollé amistades cercanas con unos cuantos blogueros cristianos pro-vida, que me ayudaron (y me dejan ayudarles) en otros esfuerzos de este tipo.
        
– Tu blog examina “cómo la devoción religiosa trivializa las leyes y políticas americanas”. ¿Cómo se aplica eso al debate del aborto en América?
 
– A finales de los años 60, el movimiento pro-elección hizo una decisión estratégica y deliberada: trivializar el debate del aborto, calificando todos los argumentos pro-vida como meros dogmas católicos. Esto hizo fácil pasar por alto el hecho científico, embriológico, innegable e inconveniente, de que la vida humana empieza con la concepción. En su lugar, había discusiones ampulosas sobre la separación iglesia/estado y acusaciones de que “nos meten la religión por la garganta a la fuerza”. 
 
Aún hoy, la Planned Parenthood insiste en que la pregunta “¿cuándo empieza la vida humana?” es una pregunta religiosa que cambia de mujer a mujer. Algo que depende de la mente, no de la realidad, parece. Marcan la línea en la antigua práctica de los indios mayas de arrojar niños a los volcanes, aunque no veo cómo es que, según su teoría, eso no debería ser también un ejercicio de la religión, un ejercicio protegido.
 
– ¿Ha hecho el movimiento pro-vida un buen trabajo para contrarrestar esa estrategia?
 
–  Sí. Veo que el bando pro-vida se apoya mucho más en la ciencia (embriología, ultrasonidos) que el bando pro-elección. De hecho, las principales organizaciones pro-elección se oponen a mostrar imágenes ultrasonido de los niños a las mujeres que se plantean abortar. Dicen que “confunden”. 
 
Démonos cuenta, además, de que los pro-elección utilizan argumentos religiosos cuando les conviene. Planned Parenthood ha alquilado clérigos para promover el aborto desde una postura teológica. Toda la existencia de la Coalición Religiosa por los Derechos Reproductivos se dedica a ello. Es irónico, pero hasta la muy atea Freedom from Religion Foundation usa un argumento religioso cuando se trata del aborto: dice que debe permitirse porque no está expresamente prohibido por la Biblia. 
 
Creo que hoy la mayoría de la gente ve que el tema del aborto es un tema directamente moral, en vez de religioso. Muchos entienden que aunque haya doctrinas religiosas contra el aborto- igual que contra el robo, el adulterio, y otras formas de homicidio- esas doctrinas no son la única razón en contra de estas prácticas. No les importa si algunos lo ven como razones de Dios, porque también son razones que resisten un escrutinio humano.
 
–  ¿Qué aconsejarías a cristianos que quieren ganar ateos y agnósticos para la causa pro-vida?
 
–  Familiarízate con argumentos puramente seculares, como los de la web de Ateos y Agnósticos Pro-Vida. También hay muchas webs religiosas que ofrecen estos mismos argumentos. Son los únicos que impactarán en los no-creyentes. Citar la Biblia o intentar convertir a un ateo es una pérdida de tiempo. 
 
El argumento más común que puedes esperar es uno que dice que la prohibición contra matar después de la concepción sólo puede aceptarse si uno cree que el feto tiene “alma”. Puedes responder preguntando si un feto de 8 meses tiene alma, si un bebé recién nacido tiene alma, si un adolescente tiene alma, si un adulto tiene alma… Si responde “sí”, puedes decirle que se está basando en un argumento religioso. Si niega la existencia de las almas, puedes preguntarle si le parece bien matar a alguien en cualquier etapa.
 
The Raving Atheist, blog de la "atea de remate"
 
Liga de Ateos y Agnósticos Pro-Vida (en inglés):
 
Libertarios por la Vida (en inglés):
 
Turn the Clock Forward (un progresista contra el aborto):
 
 
Alianza pro-vida de gays y Lesbianas (en inglés)
Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>