Alabar a Dios en un atasco

Nos miramos el ombligo incluso para rezar