Dos obispos mártires escarnecidos por los marineros del acorazado Jaime I

Los obispos de Almería y Guadix fueron escarnecidos, maltratados, sometidos a burlas, fusilados y sus cuerpos quemados y abandonados sin enterrar

El párroco de Rubí, mártir cuyas iniciativas alabó Cherteston

Cuando el ayuntamiento republicano prohibió tocar las campanas, el párroco de Rubí iluminó el campanario para comunicarse con sus feligreses

Preguntaron desde donde llamaba, dio la dirección y fueron a matarlo

El hermano Ildefonso Luis hablaba con otro religioso por teléfono, se puso un miliciano y preguntó desde donde llamaba, lo dijo y fueron a matarlo

Quería ahorcarle por rezar en vez de estudiar, y era académico de la Historia

Al agustino Arturo García de la Fuente, el carcelero apodado Petrof amenazó con ahorcarle porque le vio rezando el rosario

El mártir de 19 años que regresó para “vivir y morir siendo religioso”

El agustino Marcos Pérez regresó en cuanto pudo de casa de sus padres a la comunidad de El Escorial, con la que fue asesinado en Paracuellos

Ataron el cuerpo de la mártir a dos camiones para destrozarlo

Después de matar a sor Isabel Remuiñán, franciscana misionera de la Madre del Divino Pastor, de 60 años, destrozaron su cuerpo

Se entregó para salvar a su primo, acusado de refugiar a un religioso

El hermano Adolfo Mariano se alistó en el Ejército republicano para instruir analfabetos y declaró ser religioso para que no mataran a su primo

Por decir ¡Jesús! a uno que estornudó le detuvieron y asesinaron

El mercedario José Reñé dijo ¡Jesús! a un anarquista que estornudó en su pensión, revelando que era católico, lo que bastó para que lo mataran.

Ofrecieron su vida por la salvación de España

Rafael Alonso y Carlos Díaz, de Acción Católica, se ofrecieron por la salvación de España en su última vigilia de Adoración Nocturna

El mártir que pudo escapar, pero cedió los documentos a otro

Fray Luis María de la Virgen de la Merced consiguió documentación para escapar a Francia, pero se la dio a otro carmelita

Los cobardes mueren de espaldas, nosotros no

El padre Antonio Arribas, misionero del Sagrado Corazón de Canet de Mar capturado tras vagar durante un mes camino de Francia, no quiso morir de espaldas

El reloj que el mártir regaló a su asesino y que este devolvió en confesión

El granadino Fortunato Arias, arcipreste de Hellín, dio a quien lo iba a matar el reloj de plata que su padre le regaló por su primera misa

El mártir que acusaba de los crímenes a Azaña y Martínez Barrio

José Manuel Claramonte Agut calificó a Azaña y Martínez Barrios de tiranos responsables de “centenares de miles de asesinatos”

Vais a matarme, pero os perdono y os conservo un pedazo de Cielo

La laica ontiñentina Crescencia Valls prometió conseguir un pedazo de Cielo a quienes la martirizaron junto a tres de sus hermanas

Pasaremos nuestro Cielo haciendo bien en la Tierra

Miguel Masip, uno de los claretianos mártires en Barbastro, prometió trabajar desde el Cielo por la conversión de los pecadores