Ayuda a la Iglesia Necesitada prepara un “plan Marshall” para la Llanura del Nínive

Contemplará la reconstrucción de unas 13.000 casas cristianas de 9 ciudades dañadas o totalmente destrozadas por los terroristas del Daesh durante los últimos tres años

La fundación de la Santa Sede “Ayuda a la Iglesia Necesitada” (AIN) puso en marcha una gran campaña de reconstrucción de la presencia cristiana en la Llanura de Nínive, en Irak, que contemplará la reconstrucción de unas 13.000 casas cristianas de 9 ciudades de la Llanura de Nínive, dañadas o totalmente destrozadas por los terroristas del Daesh durante los últimos tres años.

Este plan de reconstrucción tiene un costo global que superará los 250 millones de dólares. Para ello se creó la «Comisión para la Reconstrucción de Nínive», cuya tarea es planificar y hacer seguimiento de todas las fases de la reedificación.

La comisión fue creada el pasado mes de marzo gracias a un importante acuerdo entre las tres iglesias cristianas iraquíes (la sirio-católica, la sirio-ortodoxa y la caldea), firmado en la sede de la arquidiócesis de la Iglesia caldea en Erbil.

Según el director de la sección de Oriente Medio de AIN, padre Andrej Halemba, “este es un momento histórico para el futuro del cristianismo en Irak. Para ello, AIN seguirá de cerca la labor de la comisión en la fase inicial, y en las fases sucesivas se limitará a buscar fuentes de financiación entre sus benefactores a nivel internacional.

Los fondos que la comisión obtenga se distribuirán proporcionalmente entre los representantes de cada iglesia, en función del número de casas dañadas pertenecientes a sus respectivos feligreses. La reconstrucción de estas casas de las familias cristianas, así como las iglesias y los edificios religiosos comenzará en los pueblos de Qaraqosh, Bartella y Karamles.

Una iglesia destruida en el Nínive

Una iglesia destruida en el Nínive

Por su parte monseñor Timothaeus Mosa Alshamany, arzobispo de la Iglesia siro-ortodoxa de Antioquía, afirmó que «hoy somos una iglesia verdaderamente unida en aras de la reconstrucción de las casas de la Llanura de Nínive, para infundir esperanza en el corazón de las personas que viven en estas aldeas y para invitar al retorno a aquellas que han huido”.

Desde la Iglesia siro-católica, monseñor Yohanna Petros Mouche, arzobispo de Mosul, señaló que con este gran proyecto de reconstrucción “queremos invitar a los cristianos de la Llanura de Nínive a retornar a casa y a continuar viviendo en sus aldeas para dar testimonio del cristianismo”.

“Nosotros somos las raíces del cristianismo, y debemos permanecer en nuestro país. Debemos quedarnos como testigos de Jesucristo en este país, en Iraq, y especialmente, en la Llanura de Nínive”, manifestó monseñor Nicodemus Daoud Mattisharaf.

Según una encuesta realizada por AIN, el 41% de las familias cristianas quiere retornar a sus propios hogares en la Llanura de Nínive, de donde se vieron obligadas a huir a raíz de la invasión del Daesh en 2014.

Entretanto la fundación pontificia continúa distribuyendo una ayuda alimentaria básica entre las aproximadamente 12.000 familias que se vieron obligadas a huir de Mosul y de otras ciudades y a buscar refugio en Erbil (Kurdistán iraquí). Desde marzo de 2016, AIN es la única organización internacional que viene apoyando con regularidad a los desplazados internos de la región y desde 2014 la ayuda de AIN a los los cristianos desplazados alcanzó los 30 millones de euros.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>