Bob Dylan, la búsqueda incesante

Hace cuarenta años se publicó Blonde on Blonde, posiblemente la obra maestra de uno de los genios de la música del siglo XX… y que sigue en activo. …

Hace cuarenta años se publicó Blonde on Blonde, posiblemente la obra maestra de uno de los genios de la música del siglo XX… y que sigue en activo. Nos referimos, por supuesto a Bob Dylan.  Con tal motivo, la Universidad CEU San Pablo ha organizado dos sesiones de audición y análisis de algunas de las etapas más importantes de este fundamental icono de la cultura americana.

 

Que su figura sigue teniendo un interés notorio lo demuestran las incontables obras que sobre su vida y obra se siguen publicando, no sólo en forma de libros sino también de películas como la reciente “No direction home” de Martín Scorsese (2005) que recoge, junto con obras fundamentales de Dylan, los años de la efervescencia del movimiento folk, y de la lucha por los derechos civiles de la población negra de los EE.UU.

 

La primera de las sesiones que han tenido lugar en la Universidad CEU San Pablo analizó la obra de la primera etapa (1962-1966) Dicha etapa fue testigo de la identificación de toda una generación de jóvenes con aquel cantante que tenía un mensaje que transmitir. De la época son obras que han aguantado el paso del tiempo como The times they are a-changing, Masters of War o Don’t think twice.

.

 

.

Pero pronto el genial artista de Duluth iba a demostrar su sinceridad, su libertad y la necesidad de dar siempre un paso adelante. En el plano artístico, se superó de disco en disco (Another side of Bob Dylan, Bringing it all back home, Highway 61 revisited) hasta la obra cumbre Blonde on Blonde. En el plano humano, tras agotadoras giras, y  tras un accidente de moto, se retiró del mundo del espectáculo sin apartarse de la composición.

 

El estudio de la década de los 70 fue abordada por Pablo Velasco (del Instituto de Humanidades CEU Ángel Ayala). La biografía de Dylan en estos años sufre todo tipo de avatares. A juicio de Velasco, en los 70, “Bob Dylan vive su mejor momento con su mujer Sara. Nacen sus cuatro hijos. Pero en menos de un año se rompe su matrimonio”.

Todo ello se va plasmando en los discos de la época. Y así en el periodo del año 74 al 76, produce tres obras maestras: Planet Waves, Blood on the Tracks y Desire (este último el disco más vendido en España del artista norteamericano). Bob Dylan demuestra que a pesar de su carácter tímido en las entrevistas, abre su corazón en su obra. Son auténticos testamentos vitales.

 

Y al final de la década se produce otra voltereta mortal. Dylan se convierte al cristianismo. En toda su obra era evidente las referencias bíblicas, pero a finales de los 70, edita tres discos totalmente dedicados a demostrar su fe. Son autenticas oraciones. Todo ello en lógica y coherencia con su honestidad como artista. Además demuestra que domina todos los "palos" de la música popular: rock, folk, soul, country, gospel…

 

Velasco concluye con la audición de la canción “Saved!” del álbum homónimo: “Bob Dylan es un artista coherente siempre con su vida, que vuelca su experiencia vital en su obra, y que siempre tiene latente el anhelo de infinito que todo hombre posee.”

 

Por muchas razones –éstas son sólo algunas- es conveniente revisar y volver sobre las grandes canciones de Bob Dylan. Sin duda, ha sido y es un artista sincero, ajeno a modas y a imposiciones exteriores, siguiendo siempre las inspiraciones que él ha sentido dentro. Y además, como siempre se ha desprendido de sus letras, es un buscador constante… with no direction home.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>