¿Cambios en América Latina?

Cristina Fernández "siente que los argentinos están como en libertad provisional" Cristina Fernández "siente que los argentinos están como en libertad provisional"

Dos grandes votaciones, la de Argentina y la de Venezuela señalan un giro importante en las preferencias del electorado. Todo parece indicar que nos hallamos ante una reacción por la situación económica y no tanto por una cuestión ideológica. ¿Puede hablarse del fin del peronismo y del chavismo? En absoluto, y a pesar de la aplastante derrota del chavismo en Venezuela, son movimientos de larga duración que sin duda volverán a reverdecer.

El peronismo ha cambiado tantas veces como ha sido necesario, y posiciones como las de Scioli o Massa parecen ya un nuevo enfoque. Ambos asistieron a la toma de posesión de Mauricio Macri como presidente de Argentina cosa que no hizo la presidenta saliente Cristina Fernández por una disputa, no demasiado comprensible, sobre la forma del traspaso de poderes.

En su despedida como presidenta, Cristina Fernández habló sobre el tema de la transmisión señalando que “siente que los argentinos están como en libertad provisional”. No se entiende muy bien lo que quiso decir, porque textualmente supondría que los argentinos son delincuentes que están libres ocasionalmente, lo cual parece realmente muy fuerte. Igualmente, cuando dijo que hay que introducir la democracia en el Estado, excepto en el Ejecutivo, lo cual es tanto como decir que en el Judicial y la Asamblea no hay democracia. Su jefe de la Agencia de Inteligencia hablaba de que se vivía en una situación de golpe de Estado.

¿Qué más hay que señalar de su discurso en la plaza de Mayo? En primer lugar, reconocer los esfuerzos del kirhsnerismo para evitar la impunidad del golpe de Estado del 76 de Videla y compañía y todos los excesos cometidos, y en segundo lugar, la reforma de las pensiones. Ha habido, sin duda, algunas actuaciones del gobierno que han sido positivas, como la gran bajada de la deuda, aunque esta tiene sus problemas que no han sido aún aclarados del todo y que esperamos lo sean próximamente. Por ejemplo, ¿de dónde se sacó el dinero para pagar?, ¿fue por un incremento de los ingresos fiscales y un consiguiente ahorro en el presupuesto de la nación? No lo parece, pues la economía se halla estancada en los últimos años como consecuencia de un bajón en la demanda de “commoditys” agrícolas; pudo ser por utilizar fondos de las pensiones, cosa que tampoco parece claro. El exgobernador del Banco Central apunta a un saqueo de las divisas que están en depósito en dicho banco. Si fuera así nos encontraríamos frente a una urgente necesidad de devaluación del peso pues al quitarle respaldo, debería adecuar su valor. Un tema difícil que habrá que observar en los próximos días. Macri ha prometido no mentir y mostrar la verdad siempre y es obvio que se estaba refiriendo a esto.

La posición de Cristina Fernández no parece muy volcada hacia el trabajo conjunto que ha pedido Macri. Por tanto, de ahí una posición difícil en lo económico y un gran trabajo para expandir la demanda de productos argentinos en todo el mundo. De momento, Macri ya ha anunciado el Plan Belgrano de 20.000 millones $ para el norte argentino. En años pasados 200.000 tucumanos tuvieron que emigrar de la provincia, la crisis en el norte es grave. El discurso de Macri es desarrollista, positivo y demanda unidad, no una guerra dialéctica. Esperemos que se encuentre una vía de cooperación de todas las instituciones, fuerzas políticas y sindicales. La situación es difícil, pero no imposible. Resaltemos que en la toma de posesión de Macri asistieron por ejemplo Evo Morales y Rafael Correa que se encuentran más en la línea de la expresidenta, pero que cumplieron con el protocolo internacional, buena señal.

En Venezuela la aplastante victoria de la oposición ha generado una reacción del presidente Maduro absolutamente desorbitada. Esta ha superado los dos tercios de la Cámara y podría hacer uso de unas potestades muy importantes. Una de ellas es una Ley de amnistía para los presos políticos, que ya Maduro ha rechazado, pero tiene que ser el Tribunal Supremo, en última instancia, quien lo confirme o no (solo podría no confirmarlo demostrando que es anticonstitucional). Diosdado Cabello se ha apresurado a decir que toda la corte suprema va a ser cambiada (para poner a colaboradores afines) antes que entren los nuevos diputados y así asegurar que no tire adelante la Ley de Amnistía.

Aplastante victoria de la oposición a Maduro

Aplastante victoria de la oposición a Maduro

También Maduro ha pedido la renuncia de todos los ministros y cargos nombrados por él y ha hecho una llamada para realizar cada día asambleas de calle y así defender la revolución. De ellas tienen que salir las ideas de cómo combatir a los antirrevolucionarios. Mientras existan organizaciones armadas al margen de la policía y el ejército dependiente del presidente, los desmanes son posibles. Las llamadas a la paz, la unidad para superar los gravísimos problemas del país no parece cuajar en el oficialismo que ha llegado a acusar al pueblo de no haber hecho su trabajo. Les ha dicho que las 500.000 viviendas que iba a hacer no las hará porque no lo han votado!.

El oficialismo más radical parece apuntarse a una guerra, aunque van llegando voces de tranquilidad como la del exministro de economía y el de educación, algunos militares, la iglesia y otros. En medio de toda esta situación, ha salido que fruto de las declaraciones de presos de cárteles, los fiscales de Nueva York y Minnesota van a abrir juicios a varios generales del ejército venezolano por narcotráfico.

Hay muchos problemas en el país, no se puede seguir echando mano a la fábrica de billetes para financiar las misiones (programas sociales) mientras este exceso de moneda no hace más que crear inflación y lógicamente devaluar la moneda y disminuir su poder adquisitivo. Una inflación del 200% es insoportable para todo ciudadano y lleva a un empobrecimiento que alcanza ya al 70% de la población.

En definitiva, cambio de rumbo en estos dos países con situación mucho más dura en Venezuela donde las peticiones de Maduro sobre la producción y los precios del petróleo no fueron escuchados por la OPEP y, por tanto, ingresos bajos en este tema que representa un 85% del presupuesto de la nación (se pronostica que el precio del petróleo puede situarse a corto plazo en los 25 $ por barril).

En una situación donde el cambio climático terminará por imponer soluciones hacia el control de la emisión de dióxido de carbono y por tanto limitación obligada de la producción del petróleo, es extraño que ninguno de los dos países esté planteándose ya presupuestos y políticas en este contexto. Maduro quiere producir más petróleo y más caro, y Cristina Fernández cedió la explotación de Vaca Muerta a Chevron (la misma que Correa acusa de crímenes contra el medioambiente).

Al final, posiciones difíciles a corto plazo en ambos países que se suman a la también difícil de Vilma Rouseff en Brasil. Petrobras fue el desencadenante de una crisis por corrupción que afecta hasta el corazón mismo del partido de los trabajadores situando a la presidenta en una situación difícil con un posible “impechment”, o sea, un veto que la sacaría de la presidencia.

Corto plazo complicado no exento de líneas de progreso, pero que puede llevar trastornos importantes.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>