Un cardenal chino desprueba desplazar a dos obispos para ascender a otros dos respaldados por el Gobierno

El Vaticano pidió que los obispos de Shantou, en la provincia sureña Guangdong, y de Mindong, en la provincia del este de Fujian, den un paso al costado en favor de otros dos religiosos aprobados por Beijing

El Vaticano reprendió a un cardenal de Hong Kong que acusó a la Santa Sede de “vender” la Iglesia a Pekín por ascender presuntamente a obispos respaldados por el Gobierno chino. Aunque Pekín y el Vaticano mejoraron su relación en los últimos años en paralelo con el aumento de la población católica en China, no se ponen de acuerdo sobre la ordenación de obispos.

Según “Global Times”, el Vaticano pidió que los obispos de Shantou, en la provincia sureña Guangdong, y de Mindong, en la provincia del este de Fujian, den un paso al costado en favor de otros dos religiosos aprobados por Beijing.

“¿Si creo que el Vaticano está vendiendo la Iglesia católica en China? Sí, claramente”, dijo Zen en una carta abierta publicada en Facebook el lunes, añadiendo que el Gobierno comunista había introducido “regulaciones más duras que limitan la libertad religiosa”.

El cardenal dio a entender también que el Papa Francisco no estaba al corriente de una decisión que no aprueba, una acusación rechazada este martes por el portavoz del Vaticano, Greg Burke.

“El Papa está en contacto constante con sus colaboradores, sobre todo en la secretaría de Estado, sobre las cuestiones relativas a China”, especificó Burke en un comunicado, en el que añadió que el Papa Francisco era informado “fielmente y en detalle”.

“Por tanto, es sorprendente y lamentable que gente de la Iglesia afirme lo contrario, generando confusión y controversia”, subrayó.

Además, el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, afirmó que Francisco “sigue personalmente” las conversaciones con China para la normalización de relaciones y, en respuesta implícita a las críticas del cardenal de Hong Hong de una falta de liderazgo, planteó que “todos sus colaboradores actúan en sintonía” con el pontífice.

“El Santo Padre sigue personalmente las negociaciones actuales con las Autoridades de la República Popular China”, confirmó Parolin en una entrevista con el diario La Stampa publicada este miércoles.

“Todos sus colaboradores actúan en sintonía con él. Nadie toma iniciativas privadas. Sinceramente, cualquier otro tipo de razonamiento me parecería fuera de lugar”, agregó, en una respuesta implícita al cardenal de Hong Kong.

“Estoy convencido de que, entre cristianos, las críticas deberían pretender construir la comunión y no suscitar la división”, agregó el cardenal italiano, aunque sin nombrar directamente a Zen.

Los aproximadamente 12 millones de católicos chinos están divididos entre una asociación gestionada por el gobierno, en la que el clero es elegido por el Partido Comunista, y una iglesia no oficial leal al Vaticano.

China y el Vaticano rompieron relaciones diplomáticas en 1951, pero Francisco ha intentado mejorar las relaciones desde que se convirtió en Papa, en 2013.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>