simone-weil

La virgen roja: Simone Weil

La mejor escritora espiritual de este siglo (según André Gide), un genio como los santos (según T.S. Eliot) murió, consumida por una tuberculosis que ella misma agravó con las privaciones que se imponía

las-cronicas-de-narnia

Mundo sin caída: El origen del mal en Narnia

Como en la Biblia, en El sobrino del mago el mal entró en el mundo por una acción voluntaria, consciente y consentida del hombre. En Narnia entró por el berrinche de un niño, de un cachorro humano

Graham Green

Noticias del paraíso: Graham Greene

lewis

Dios canta: dos capítulos de “El sobrino del mago”

el-senor-de-los-anillos

Disparates con sentido: El señor de los anillos

the-hobbit

Obra de amor: The Hobbit

El hobbit acaba siendo un ejemplo de cómo aplicar las palabras del Evangelio: “el que pierda su vida por mi causa la encontrará”

las-cronicas-de-narnia-ii-lengua-1-728

Religión-ficción: Las crónicas de Narnia

leon-bloy

Torrente del absoluto: Léon Bloy

greene

Escultor de gárgolas: Graham Greene

Gerard Manley Hopkins

Deslumbrado por el ser: Gerard Manley Hopkins

Herbert

Explorador del reino invisible: George Herbert

Charles Péguy

Aventurero del espíritu: Charles Péguy

En los poemas de Péguy late una inquietud vital que está a años-luz de las devociones religiosas que ahogan el soplo de la gracia