Parents Sitting With Children In Field Of Summer Flowers

¿Qué deben hacer los matrimonios jóvenes para acercar a sus hijos a Dios? (I)

sabio 2

El hombre sabio, modelo de hombre para la educación (y III)

sabio

El hombre sabio, modelo de hombre para la educación (I)

podemos 1

¿Qué tienen estos de Podemos?

Hay que fijarse en las apariciones públicas y en las puestas en escena. Siempre juntos, siempre agarrados. Ninguno de los líderes va solo nunca. Adonde él vaya le acompaña una tropa de correligionarios, de amigos. Se cogen, se abrazan, se besan.

revisión

Junio, tiempo de revisión

Si queremos hacer las cosas bien, no hay más remedio que abrir un paréntesis en medio de las prisas para hacer esta tarea de revisión, la cual es muy aconsejable en todos los campos y especialmente en este de la enseñanza.

perdón

El perdón, una trenza con cuatro hebras

prostitución

A propósito del artículo: Lo que piensa una prostituta de sus clientes, dicho con total sinceridad”

La palabra del hombre debe ser la imagen de la Palabra de Dios

Pobreza, sí. Gracias (y II)

La miseria se combate con dos armas: la primera es la justicia, la segunda, la misericordia. Por eso ambas son tan importantes; la justicia para dar a cada uno lo que en derecho le pertenece, la misericordia para llegar allí donde la justicia no llega y sobre todo, para curar las heridas que producen esas carencias

pobreza cristo pobre

Pobreza, sí. Gracias (I)

. El Señor abrazó la pobreza como estilo de vida y vivió voluntariamente pobre. ¿Se le ocurrirá a alguien sostener que Cristo vivió de manera miserable o indigna?

fuente alegria

Alegría y educación(y XI): Las fuentes de la alegría

La alegría es el objetivo de la educación

Alegría y educación (X): Vocación de realidad y criaturas

Nuestra existencia cabalga a lomos de las dos dimensiones que nos constituyen, espiritual y físic

Alegría y educación (IX): Acerca de la naturaleza corporeoespiritual del hombre

Sin conocimiento de Dios, el que nos sea dado alcanzar a cada uno, tampoco nos conoceremos a nosotros mismos

Alegría i Educación (VIII): Vocación de realidad y autoconocimiento (3ª parte).

Solo quien se conoce puede ser dueño de sí y solo quien sea dueño de su propia persona podrá hacer entrega responsable de ella

Alegría y educación (VII): Vocación de realidad y autoconocimiento (2ª parte)

Si de verdad queremos hacer de nuestros niños y jóvenes personas optimistas y alegres, habremos de actuar siempre desde la verdad

Alegría y educación (VI): Vocación de realidad y autoconocimiento (1ª parte)