Cavilaciones de un “presi”

»Mira que lo tenía bien decidido, convoco las elecciones y asunto resuelto, pero ahora estos pícaros me han llevado a un callejón sin salida. Ya sé que ya estábamos en un callejón sin salida que habíamos orquestado entre el Gobierno de aquí y el de Madrid, pero una cosa era que estuviéramos todos los componentes del Govern y el otro que me encuentre yo solo. Es una pesadilla. ¿Como saldré de ella? Ahora esta pandilla no quiere elecciones, quiere que proclame la República! ¿Qué debo hacer, Señor…?

»Cuando ya tenía todo hilvanado, cuando parecía que todo iba andando bastante bien, la parte más dura a de mis compañeros de coalición me han amenazado con frases que me han herido: “155 monedas de plata…, Judas!…, traidor…, o un dibujo donde estaba colgado de una horca… “. ¡Y estos son los míos! Y mi Vice con la boca cerrada. Esto lo ha montado él, seguro.

»No puedo convocar las elecciones. Si lo hago, al día siguiente toda mi gente se me echará encima, me llevarán al circo con los gladiadores y me desmembrarán de pies a cabeza…; al día siguiente no podré ir a pasear por mi casa en Girona para recibir un baño de masas…; al día siguiente no podré entrar en el Parlamento sin que mis me prohiban el paso…; al día siguiente recibiré felicitaciones de Madrid pero insultos de mi entorno… ¡Ay!, ese  dichoso “día siguiente” me lleva de cabeza. Estoy “acojonado”.

»¿Qué hacer? Es un gran dilema. ¿Qué tengo que hacer para que yo mañana pueda sobrevivir, salir a la calle con tranquilidad y que la gente me aplauda? Si convoco elecciones, desde Madrid me aplaudirán pero los míos me destrozarán. Si proclamo la República, los míos me enaltecerán, pero Madrid aprobará el 155… Señor, ¿qué debo hacer? La decisión ahora no es nada fácil. Lo hubiera sido hace unos días, pero hoy…, en este momento…, con esta situación kafkiana…, Señor, ¿qué debo hacer…?

»¡Ah, ya lo tengo! Proclamaré la República y así los míos me enaltecerán y no me destrozarán (al menos los primeros días). El Senado aprobará el 155 y Madrid se abalanzará contra mí, pero huiré a Bruselas y desde allí haré campaña e internacionalizaré la situación catalana. Todo el mundo me vendrá a ver, podré decir lo que quiera, cargaré contra el Estado, nadie me cerrará el paso y allí, como la mitad tyambién son indepes me abrirán los brazos. Ya sé que me costará mucho dinero, unos 5000 € diarios, pero ya saldremos adelante.

»Y contrataré el mejor abogado para que no me devuelvan a España, aunque le tenga que pagar 1000 € la hora. He dicho y repetido que no me volvería a presentar para Presi, pero es igual, ahora diré que sí y todos los míos me apoyarán. Me aplaudirán… Me vendrán a ver… Seré el ombligo de Europa y eso no pasa todos los días. El problema es este carajo que tengo de Vice, que tiene más ganas que yo de salir elegido y sentarse en mi sillón. A ver si los meten en la “cangrí” yo estaré aquí moviéndome como pez en el agua con entrevistas en las radios y tv’s, recepciones con personalidades europeas… Toda una performance ni que pintada.

»Será más leve recibir la justicia de Madrid ni que me devuelvan a España y tenga que ir a la cárcel -y así siempre podré criticarlos-, que no ser juzgado por los de mi casa que siempre me dirán traidor y Judas y como tal me tratarán y no podré vivir en paz. Madrid será más respetuoso conmigo proclamando la República que las hordas que se desencadenarán en Cataluña contra mí si convoco las elecciones. Lo tengo claro: ¡Mañana proclamo la República Catalana con la Declaración Unilateral de Independencia!

»No sé si durará más o menos que las anteriores, la de Pau Claris en 1641 que no se llegó a proclamar; el Estado Catalán de 1873, revocado poco después; la República del abuelo Macià de 1931, tres días; o la de Companys de 1934… No sé cuánto durará ésta, pero será sonada. Vamos allá!»

Hazte socio

También te puede gustar

3 Comments

  1. 1

    ¿Para qué está escrito este comentario? ¿Para tomar en broma una cosa seria? ¿A quién le puede hacer gracia?
    Con sus cambios de dirección Carlos Puigdemond se ha encerrado en una espacio con difícil salida. Hizo la declaración unilateral de independencia, para contentar a unos, que se exaltaron unos minutos, para suspenderla, enfadando a sus seguidores.
    Ahora, está haciendo de “bufón” en la Corte de Bélgica, sin patria, pues no quiere ser español… y la Nació Catalunya no existe. Un apátrida que no puede ser acogido por la Unión Europea.

  2. 2

    Puigdemont fue saltando y superando obstáculos, en su ascensión como Presidente,,, hasta llegar a su cumbre…. Al hacer su Declaración Unilateral de Independencia, desde lo más alto, se lanzó al abismo.

    Ha caído vertiginosamente a la sima del brexit. Un profundo pozo del que no puede salir. Cada día se hundirá más. Si España le propone soluciones, que él no acepta…. Mientras que la Unión Europea le niega lo que él propone…..queda aislado, sin solución, sin salida..

    Con su huída, ha pasado, de ser un líder carismático en su feudo… a ser una especie de bufón de la Corte Europea.

    En estos momentos, lo lamentable es que no tiene marcha atrás… ni tiene tampoco futuro. Lo único que puede hacer es un pacto de colaboración, con su Patria-España, para que se restablezca la Paz, el Orden , la Justicia y la Convivencia a todos los niveles.

  3. 3

    Habíamos dejado a Puigdemond y Cia. en Europa, buscando ayudas que no llegan. Para reunirse con ellos, van ahora Más y Cía. para hacer más número de apátridas…. pues no quieren ser ciudadanos españoles… y Cataluña no es una Nación.

    Mientras los ingleses se siguen lamentando de su votación para el “Brexit”, que les lleva a la separación de Europa, algunos políticos catalanes se atreven a decir que su “Brexit” no existió, que fue de mentira. Que ellos no hicieron la declaración unilateral de independencia. Tanto unos como otros, al ver las consecuencias de sus actos, se quieren volver atrás.

    Una vez en el abismo de la ruptura y de la independencia, al ver los resultados de sus errores, tanto los “hijos de la Gran Bretaña”… como los “disidentes de España”, quieren arreglar sus problemas, esperando que Bruselas, en Europa, dentro de su Comunidad, les saquen del hoyo donde se han metido.

    ¿Qué es lo que pretenden ahora?

    Siguen reuniéndose los “Bufones” en la Corte de Bélgica, para organizar la recuperación de todo lo que han dilapidado.

    Con sus cambios de planes. al margen de la Ley, sueñan con vencer en una batalla que ya han perdido. Ni tienen unión, ni convergencia, ni planes comunes, ni pueden tenerlos.

    Unos: delincuentes, condenados los por jueces, entre rejas, Culpables de delitos tipificados por la Ley vigente, se presentan a las elección, desde sus celdas.

    Otros, huidos de España, exilados voluntarios, … se presentan como líderes de un nuevo Gobern.

    Desde Europa no pueden recibir ayuda, pues iría en contra de los principios de la Unión Europea.

    ¿Quién financiará todos estos despropósitos

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>