Con los nuevos hallazgos, se hace difícil ‘vender la moto’ de las células embrionarias

Los defensores de la utilización de células madre adultas con fines terapéuticos han ganado la batalla: Dos equipos de científicos de Japón y Estados …

U.S. Coins and Paper Money

Los defensores de la utilización de células madre adultas con fines terapéuticos han ganado la batalla: Dos equipos de científicos de Japón y Estados Unidos demuestran que, a partir de la piel, se pueden obtener células madre con las mismas propiedades pluripotenciales que las embrionarias.

 

Al frente de las respectivas investigaciones, el profesor de la Universidad de Kyoto (Japón) Shinya Yamanaka y el de la Universidad de Wisconsin (Estados Unidos) James Thomson han conseguido demostrar lo que ya se sabía desde hace tiempo: la inutilidad de seguir investigando con embriones. Sus conclusiones son, o deberían ser, el punto y final del fraude de la mal llamada clonación terapéutica.

 

El pasado 17 de noviembre, tal como informamos en ForumLibertas.com, el creador de la oveja ‘Dolly’, Ian Wilmut, certificó el fin de sus estudios con embriones para obtener células madre al afirmar que la clonación y las células embrionarias “no son eficientes ni rentables”, motivo por el cual rechaza ahora la transferencia nuclear y centra sus estudios en las células madre adultas.

 

Wilmut se refería entonces a los resultados de las investigaciones del equipo del doctor Yamanaka calificándolos de “extremadamente estimulantes y asombrosos”.

 

Pluripotenciales y sin rechazo

 

Las células madre con “pluripotencia inducida” conseguidas con la técnica de “desdiferenciación o reprogramación” por Yamanaka y su grupo tienen la capacidad de convertirse en cualquier tejido del organismo. Son, pues, la mejor alternativa a la transferencia nuclear o clonación terapéutica, que requiere embriones humanos posteriormente destruidos para obtener células madre.

 

Según se publicó este martes, 20 de noviembre, en la prestigiosa revista Stem Cell, Yamanaka obtuvo sus resultados a partir de la extracción de células de la piel de una mujer de 36 años y del tejido conectivo de un hombre de 69.

 

Somos capaces de generar células pluripotenciales de un paciente. Si conseguimos tejidos seguros (con ellas) podríamos usarlas para terapias de trasplante celular”, aseguró el científico japonés.

 

Al provenir del mismo paciente, si se desarrollan tratamientos terapéuticos con ellas se evita el rechazo inmunológico como el que se da actualmente en el trasplante de órganos.

 

Al mismo tiempo, el equipo que dirige James Thomson, el primer científico que consiguió extraer células madre de embriones humanos en 1988, apunta ahora hacia una técnica muy similar a la de Yamanaka.

 

En un trabajo que publica la revista Science, Thomson utilizó células de la piel fetal y células de prepucio de un niño recién nacido. “Estas células son más relevantes a nivel clínico que las células madre embrionarias y además evitan el problema de rechazo inmune”, insistió el científico estadounidense.

 

¿Por qué insisten en los embriones?

 

Con el cambio de dirección en sus investigaciones y los resultados obtenidos por estos tres prestigiosos científicos, Yamanaka, Thomson y Wilmut, cabe preguntarse qué sentido tiene seguir investigando con embriones. La batalla está perdida definitivamente.

 

Es notorio que las investigaciones con células obtenidas de embriones humanos se enfrentan básicamente a dos grandes problemas sin solución: su tendencia al descontrol a la hora de multiplicarse, lo que puede generar tumores cancerígenos, y el rechazo inmunológico que provocan al no proceder del propio paciente al que se trata.

 

Sin embargo, determinados científicos e industrias biotecnológicas insisten en seguir troceando embriones para obtener células madre y en la llamada clonación terapéutica, una puerta abierta a la clonación reproductiva.

 

En España, por ejemplo, Juan Carlos Izpisúa, director del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona y uno de los máximos exponentes en la defensa de utilizar células madre embrionarias con dinero público, no escatima elogios al valorar la trascendencia de los descubrimientos de Yamanaka y Thomson.

 

Es un avance espectacular. La nueva técnica me parece revolucionaria”, asegura Izpisúa. Pero, contradiciéndose a sí mismo, también justifica unos estudios que jamás han dado resultados positivos: “No creo que sea más o menos prometedora que la transferencia nuclear”.

 

Y no es el único. Otros científicos españoles se empeñan también en justificar que la investigación con embriones seguirá adelante.

 

Money, money, money

 

“Por supuesto que nos encantaría meternos en reprogramación, pero iniciar nuevos proyectos requiere inversión y personal; es mejor esperar a que se avance en la técnica y se vean sus posibilidades reales”, dice Carlos Simón, director del banco de líneas celulares del Centro de Investigación Príncipe Felipe-Universidad de Valencia, donde se trabaja con células madre embrionarias.

 

¿Cabe calificar de fraude ese empecinamiento? Todo apunta a que se trata únicamente de un problema de dinero. Su dependencia de fuentes de financiación que cerrarían el ‘grifo’ económico si se reconociera la inutilidad de los estudios con embriones puede ser una de las respuestas.

 

No se trata, pues, de confrontar tan sólo un problema científico o ético, sino de una dependencia económica. Es difícil reconocer errores cuando tus ingresos dependen de ello, sobre todo en aquellos países con subvenciones públicas, como es el caso de España.

 

Dos nuevos ejemplos

 

Por otra parte, dos nuevos ejemplos de avances con células madre adultas vienen a sumarse a los muchos obtenidos hasta ahora.

 

Científicos norteamericanos del Biocommunication Research Institute de Wichita acaban de realizar un estudio, publicado en la revista Journal of Translation Medicine, donde identifican un tipo de células madre en la pared del útero de la mujer, durante la menstruación, capaces de generar tejido de vasos sanguíneos.

 

Asimismo, el Hospital Universitario Central de Asturias, en Oviedo, ha puesto en práctica una terapia utilizando células madre que podría mejorar la eficacia de los tratamientos “muy complejos y agresivos” de la pseudoartrosis, que tienen un alto coste sanitario.

 

Así lo explicó este martes el equipo responsable de completar con éxito el primer implante de células madre en una pierna con esta dolencia en España. Su intervención evitó la amputación del miembro afectado.

 

Desde ForumLibertas.com hemos ido informando de éstas y otras investigaciones a las que hemos tenido acceso y que están relacionadas con el tema, desde un punto de vista también ético, pero sobre todo científico, o sea de resultados obtenidos. A continuación relacionamos algunas de estas informaciones.

 

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>