Contaminación: más allá del coche eléctrico

Los graves efectos de la contaminación en las grandes ciudades no se pueden combatir sólo utilizando turismos de propulsión eléctrica. Un cambio estructural en la producción eléctrica es necesario para reducir la polución

Contaminación

Los problemas de contaminación atmosférica que sufren las grandes ciudades europeas no se arreglan sólo incentivando el uso de turismos eléctricos. Así lo afirma la organización internacional de constructores (OICA). En un informe sobre las emisiones globales de CO₂ afirma que el principal contaminante del aire, en términos de emisión de CO₂, es el sector de la producción de electricidad y calefacción (43,9%). En un segundo término, la industria y la construcción ocupan el segundo lugar participante de la contaminación en un 18,2%. Con casi dos puntos menos se encuentra el transporte de carretera (15,9%). Estas principales fuentes contaminantes muestran la urgencia para cambiar el modelo productivo eléctrico.

Contaminación

Demanda en tiempo real de hace una semana en España. Datos: Red Eléctrica de España. Fuente: Elaboración propia.

En el caso en que la transición del parque automovilístico hacia la propulsión eléctrica no cambiará mucho la situación actual. Lo que se requiere no es la deslocalización de la contaminación de los vehículos fuera de la ciudad, sino cambiar el método de obtención de energía.

Un enfoque incorrecto

En Barcelona a partir del año 2020 los vehículos más contaminantes no podrán circular por la ciudad. Esta declaración por parte del consistorio ha causado una gran polémica por su radicalidad y indefinición.

El parque automovilístico en España tiene una edad superior a los 11 años. Aproximadamente el 29% del total de coches tienen entre 11 y 15 años y un 24% se produjeron hace más de 15 años. Fruto de la antigüedad del conjunto de vehículos, medidas como ésta no son más que perjudiciales, ya que no incentivan la sustitución de estos coches por otros más nuevos.

Contaminació

La Generalitat no pudo cumplir los límites de contaminación de la UE en 2010.

Existen unas partículas microscópicas que se encuentran en suspensión que son altamente perjudiciales: las PM10 y PM2,5. Según la OMS una alta concentración de estas partículas provocan infartos, ataques cerebrales y otras enfermedades. Por este motivo han informado de que, si se supera la cantidad de 10 microgramos por metro cúbico de aire, estas partículas son perjudiciales para la salud. Los que producen más cantidad son los camiones, autobuses, barcos y los nuevos vehículos de gasolina que no contienen el filtro de partículas (como sí lo tienen los de gasóleo).

Otro causante, pero que es totalmente inevitable, es el desierto. El viento africano que llega a la península lleva grandes cantidades de estas partícules.Les ciudades españolas que presentan una alta presencia de PM2,5 (a partir de 10 microgramos por metro cúbico es altamente perjudicial) son, entre otros, Sevilla (16) , Jerez de la Frontera (14), Málaga (17) y Barcelona (16). Como se puede observar, la falta de lucha contra este tipo de partículas provoca altas concentraciones en los puntos más expuestos.

Otros detalles a tener en cuenta sería el tipo de combustión, si el conductor es residente de Barcelona, el consumo de gasolina, etc … Por estas razones, si el Consistorio quiere reducir la contaminación por beneficio del ciudadano, no sólo se ha tener en cuenta la fecha de matriculación.

Un transporte alternativo de verdad

La ciudad de Barcelona, que registra diariamente una cantidad de 4,9 millones de desplazamientos (ya sea en vehículo privado, público, bicicleta o a pie), necesita una mejora de las redes de transporte público para reducir verdaderamente la contaminación del aire. La mayoría de trabajadores que van al trabajo en vehículo privado no lo usarían si existiera un transporte público alternativo más rápido, accesible y económico.

Contaminació

Barcelona necesita, en referencia a los desplazamientos internos, una mejora de la red de autobuses y de tranvías

Al mismo tiempo de la mejora del transporte público, una medida que afectaría directamente al parque automovilístico barcelonés sería una especie de Plan PIVE para renovar la flota de vehículos. De esta manera la reducción de vehículos más contaminantes sería menos traumática, valoraría el esfuerzo económico del ciudadano, y sería mucho más optimista. No es lo mismo cambiar de coche para que te ayuden a comprarte uno nuevo, que verte que está prohibida la circulación de tu vehículo.

Las partículas sólidas son las más perjudiciales

Los taxis, camiones y autocares, que emiten gases durante largos períodos del día en el núcleo urbano, no se verán afectados por esta medida ambiental. Los diesel, prácticamente en su mayoría, emiten grandes cantidades de Óxido de Nitrógeno (NOx) y de partículas sólidas (PM). Según un estudio publicado por The Guardian, el 97% de los automóviles nuevos en condiciones reales sobrepasan excesivamente el límite de emisión de Óxido de Nitrógeno. Estas circunstancias ponen en duda la intención de mejorar la calidad del aire de la ciudad.

Los conductores que prefieran adquirir un coche eléctrico se encuentran la falta de ayudas económicas, estos automóviles suelen tener un alto precio de adquisición, y con la prácticamente inexistente red de puntos de recarga dentro de la ciudad.
Contaminación

Finalmente, hay que tener en cuenta que una medida que favorecería en gran medida al bienestar de los ciudadanos sería la reforestación de las montañas colindantes de la ciudad, así como también en el centro, para reducir el nivel de contaminación. La BBC publicó recientemente un artículo donde se detalla los beneficios de tener árboles en las ciudades, ya que estos “O bien incorporan gases y contaminantes a través de los estomas en sus hojas o capturan partículas en la superficie de sus hojas (…) durante el día los árboles también se evaporan agua reduciendo la temperatura del aire.”

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>