Converso

La proliferación de películas de temática religiosa es un indicador del interés que despierta el asunto. Y ello, paradójicamente, a pesar de que la fe es a menudo un tema tabú. Estos días  ha llegado a las salas de cine una película que desafía ese muro de silencio: Converso, de David Arratibel. El director es un agnóstico que se pregunta con honradez acerca del proceso que ha llevado a los demás miembros de su familia a abrazar la fe. Pero “Converso” es sobre todo un testimonio de diálogo auténtico que no censura la dimensión religiosa del ser humano.

Es llamativo el valor que demuestran la madre del director, sus hermanas y su cuñado al hablar de su conversión. Con todo, la gran aportación de la película es la naturalidad con que esta familia afronta el tema, después, eso sí, de no pocos desencuentros. Hay en ella una enseñanza válida para toda la sociedad.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>