Crece el ‘cruising’ en Barcelona: sexo con desconocidos en una treintena de sitios públicos

Barcelona se está caracterizando en los últimos años por ser una de las principales capitales del sexo y un paraíso para e…

fichero_16339_20081007.jpg

Barcelona se está caracterizando en los últimos años por ser una de las principales capitales del sexo y un paraíso para el turismo gay internacional. Prueba de ello es el notable incremento en la capital catalana del cruising, o sea, intercambio de sexo con desconocidos en lugares públicos.

Hasta una treintena de espacios públicos se han puesto de moda en Barcelona a través de Internet para poder mantener relaciones sexuales al azar, una práctica de riesgo a la que los homosexuales son uno de los colectivos más asiduos y ‘adictos’.

Según informaba el pasado 29 de septiembre el diario gratuito Metro, los lavabos de centros comerciales y jardines públicos de la Ciudad Condal son los lugares más frecuentados por los seguidores del cruising.

En su información, este diario recuerda que en Barcelona la ordenanza municipal prohíbe “ofrecer, solicitar, negociar o aceptar, directa o indirectamente, servicios sexuales retribuidos en el espacio público”, aunque nada dice, sin embargo, sobre la práctica gratuita de este tipo de ‘servicios’ con desconocidos y en espacios públicos, aunque sea igualmente degradante.

“Espíritu tolerante”

De hecho, hay páginas web extranjeras que se hacen eco del espíritu ‘tolerante y permisivo’ deBarcelona con respecto a ese tipo de encuentros sexuales. En ese sentido, todo indica que BCN acabará por hacerse con el cetro del cruising en su particular competencia con Madrid.

El cruising se puede encontrar por todas partes en Barcelona, es una ciudad muy tolerante”, explica una página web inglesa donde se indican los puntos calientes de este fenómeno. La playa de ‘Chernobyl’de Badalona o el Bosquecito de la Plaza de las Glorias están entre ellos.

Otros lugares mencionados por Metro son los servicios del Fnac del Triangle, los de El Corte Inglés de Plaza Cataluña y de Portal de l’Àngel. En Illa Diagonal, en el parking de la Calle Lleida de Montjuïc o en la facultad de Filología de la Universidad de Barcelona; sin duda, todo un ‘ejemplo’ de lo que no debería ocurrir enlas universidades catalanas.

Tan sólo es necesario clicar en cualquier buscador de Internet las palabras clave para que aparezcan un número considerable de lugares públicos donde se puede acudir a practicar un sexo que, además de gratuito, puede suponer también una práctica de alto riesgo.

Cabe señalar, por ejemplo, que las prácticas gays han hecho rebrotar el Sida en Estados Unidos en los últimos cinco años. Los nuevos casos en homosexuales de menos de 30 años aumentaron un 32% en 5 años, mientras que jóvenes entre 13 y 19 años doblaron el porcentaje de contagios.

También, asimismo, que la palabra cruising surgió como palabra clave entre los gays anglosajones para hablar de esa práctica sin levantar sospechas y, de hecho, este tipo de relaciones sexuales es mayoritariamente practicado por homosexuales.

Madrid, la otra capital del ‘cruising’

Por otro lado, hay que recordar que Madrid es la otra capital del cruising por excelencia. Ya en noviembre de 2007 saltó a las páginas de la prensa la noticia de que el sexo callejero se estaba incrementando en Madrid hasta extremos preocupantes.

En aquella ocasión también resaltaban la importancia que había cobrado Internet para recurrir a este tipo de prácticas sexuales en algún lugar recóndito del Retiro madrileño, en los baños de la Biblioteca Nacional o junto al Monumento de los Caídos, en el Paseo del Prado.

Con el barrio de Chueca como centro neurálgico, el homosexual amante del sexo anónimo que una determinada noche quiera marcha, lo puede hacer. Lo único que debe saber es dónde buscar”, se podía leer entonces.

Artículos relacionados:

Acaban los juegos gays, con cifras hinchadas por la prensa

Juegos Gays en Barcelona, a costa del contribuyente

Nueva capital del sexo y del porno en España: Madrid acogerá el Festival de Cine Erótico

Las prácticas gays hacen rebrotar el SIDA en Estados Unidos

Sitges, paraíso del ‘cruising’ gay: “sexo en lugares públicos en cualquier parte de la ciudad”

Turismo gay: Sitges quiere arrebatar el liderazgo a Barcelona

Niños de la calle en Barcelona ofrecen servicios sexuales a los gays en las zonas de "cruising"

Hazte socio

También te puede gustar