Cristianos perseguidos por su fe… también en Occidente

Los trabajadores británicos creyentes se sienten bajo presión para esconder sus creencias religiosas en sus empleos, de acuerdo a un inf…

Los trabajadores británicos creyentes se sienten bajo presión para esconder sus creencias religiosas en sus empleos, de acuerdo a un informe de la Comisión para la Igualdad y los Derechos Humanos (EHRC, en sus siglas en inglés).

El grupo destacó que aquellos que son abiertamente cristianos suelen ser acusados de ser intolerantes, en algunos casos por que se oponen a los matrimonios entre personas del mismo sexo.

En tanto, trabajadores judíos y musulmanes admitieron que les es muy difícil conseguir tomarse días de trabajo por razones religiosas.

La EHRC consultó a 2.483 organizaciones e individuos para analizar la situación de empleados creyentes en el lugar de trabajo.

La comisión descubrió una "confusión" y "malentendidos generalizados" acerca de las leyes que protegen la libertad de religión o credo.

La investigación será utilizada para un reporte parlamentario sobre la efectividad de las leyes contra la discriminación religiosa y también para la elaboración de lineamientos oficiales para empleadores y aquellos organismos que proveen

servicios a la población.

El mayor número de respuestas fueron de empleados cristianos, muchos de los cuales dijeron temer que su religión está perdiendo lugar en las fuentes de trabajo y en la sociedad en su conjunto.

Algunas empresas que se definen como cristianas admitieron "mucha confusión" acerca de si sus acciones podrían violar la ley de igualdad, que busca prevenir la discriminación en los lugares de trabajo.

El estudio también reveló que los ateos y humanistas que respondieron a la consulta dijeron haber experimentado "conversiones no buscadas", además de sentirse excluidos de eventos corporativos organizados en sitios religiosos.

Padres de niños cristianos y humanistas dijeron por su parte que sus hijos fueron muchas veces ridiculizados en sus escuelas.

Entre aquellos que respondieron a la consulta hubo una trabajadora católica que no pudo vestir un crucifijo o rosario a pesar de que otros colegas llevaban piercings en la nariz, y un jefe de una firma legal que enfrentó duras críticas por haber organizado una fiesta de Navidad para sus empleados "ya que el

evento promovía la religión.

Mark Hammond, director de la EHRC, afirmó que el estudio da cuenta de un panorama "complejo" de opiniones y experiencias diversas.

"Lo que surge claramente es una confusión generalizada acerca de la ley, que está llevando a resentimientos y tensiones entre grupos, como también ansiedad para empleadores que temen estar violando una ley de igualdad y derechos humanos percibida como muy complicada", agregó.

Según Hammond, la forma en que a ley lidia con temas de religión y credo en el lugar de trabajo "se está volviendo un tema de considerable controversia".

Sin embargo, el directivo dijo que la consulta también muestra que hay empleadores en Gran Bretaña con experiencias muy positivas "por una mayor diversidad y medio ambientes laborales de inclusión".

Despiden a camionero por afirmar que Jesús es su co-piloto

Un ejemplo de esta tendencia secularizadora y laicizante de la sociedad occidental la encontramos en la siguiente historia. Un camionero veterano de Texas ha afirmado que ha sido despedido por poner en varias ocasiones en sus libros de registros a Jesús como su copiloto.

El mes pasado, Ramiro Olivarez, del Valle del Río Grande, habría recibido una carta de despido de su empleador, el Falfurrias, basada en el apartado de Servicios, donde lo acusaba de presentar documentación incompleta y falsificar documentos legales.

Pero de acuerdo con Olivarez, que es un cristiano devoto, su único crimen fue poner el nombre de Jesús como su copiloto en sus libros de registro diario, algo que ha estado haciendo durante toda su vida como conductor.

La ley requiere que los conductores de camiones firmen sus libros de registro, pero el nombre de un copiloto puede escribirse o dejar el espacio en blanco.

En la carta de despido de Olivarez se declara que el conductor violó las leyes federales y estatales con el nombre de Jesús.

“Jesús es mi copiloto, y no tengo ninguna vergüenza en eso”, dijo Olivarez a la estación KRGV. “Esa es mi creencia de que él está conmigo”, resaltó.

Olivarez ha pedido a sus compañeros cristianos camioneros tomar una posición, siguiendo su ejemplo. “Les recomiendo a que pongan a Jesús como su copiloto”, ha afirmado a los medios de comunicación.

Por orar en público, multan a la esposa de un pastor

También en Estados Unidos, la esposa de un pastor fue multada por “orar demasiado alto” en las calles de Lisboa ciudad del estado norteamericano de Dakota del Norte.

Los residentes acusaron a la mujer de “gritar” en frente de las casas, por lo que Martha Nagbe fue condenada por el Tribunal de la ciudad a pagar una multa de 150 dólares porque sus las oraciones fueron “muy altas”, lo cual fue catalogado de “delito menor”.

Según el Christian Post, la esposa del pastor, Juwle Nagbe, dijo que pagaría la multa, pero no iba a dejar de expresar su fe en Dios, pues entiende que sus derechos como ciudadano estaban siendo violados.

Juwle y Martha Nagbe son liberianos e emigraron de África hace años. Hoy en día son estadounidenses naturalizados y Juwle es cabeza de la congregación de la Iglesia Metodista Unida en la ciudad.

“No puedo parar. Estoy confiando en Dios”, dijo Martha Nagbe en una entrevista con un canal de televisión en la región.

La evangélica dijo a la policía municipal que no pararía de orar en el centro de la ciudad y los barrios porque los residentes la acusaron de “perturbar la paz”.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>