Diligencias contra Daniel Estulin por afirmar que los hijos de parejas homosexuales tienen más dificultades

El escritor y colaborador en algunas radios escribió en su cuenta de Twitter que está “demostrado que los hijos de parejas gais tienen de media más posibilidades de suicidio, de tener una familia disfuncional y de sufrir depresiones”. Dos estudios avalan esa afirmación

BARCELONA 09 10 2015 Entrevista al escritor Daniel Estulin exagente del KGB que sostiene que el Estado Islamico esta financiado por EEUU y la OTAN FOTO FERRAN NADEU

El Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat ha abierto diligencias para averiguar si las declaraciones en Twitter del escritor Daniel Estulin vulneran la ley 11/2014 contra la homofobia, según ha informado la directora general de Igualdad, Mireia Mata.

Estulin, de origen ruso y colaborador en algunas radios, escribió en inglés en su cuenta de twitter: “está ampliamente demostrado que los hijos de parejas gais tienen de media más posibilidades de suicidio, de tener una familia disfuncional y de sufrir depresiones”.

La directora general ha defendido la “tolerancia cero con los discursos homófobos”, y ha felicitado al director del programa El Suplement de Catalunya Ràdio, Ricard Ustrell, por despedir a Estulin como colaborador del programa tras haber escrito el comentario.

Investigación abierta

Mata también ha informado de la petición al Consell de l’Audiovisual de Catalunya para que investigue las afirmaciones del escritor, autor de 15 libros y Premio Internacional de Periodismo.

El director del programa El Suplement de Catalunya Ràdio, Ricard Ustrell, anunció que finalizaba la relación de colaboración con él: “No lo puedo aceptar ni tolerar”, escribió Ustrell en Twitter para comunicar la decisión de finalizar el contrato con Estulin.

Estulin lamentó en un tuit posterior que “el derecho a la infancia no importa, lo que importa es la postura correcta frente a los colectivos con fuertes lobbies”.

Dos estudios le avalan

Sin embargo diversos estudios avalarían la afirmación de Estulin. Por ejemplo, en octubre de 2004, el Estado de Arkansas examinaba una norma estatal que impedía entregar niños en adopción a hogares con homosexuales. El experto que debía hablar en defensa de esta norma del Estado era el Dr. George A. Rekers, profesor de Neuropsiquiatría de Ciencias del Comportamiento en la Universidad de Carolina del Sur.

Rekers preparó un informe de 75 páginas sobre la documentación científica que muestra las diferencias entre las parejas homosexuales y las heterosexuales y el impacto que tiene en los niños criarse en hogares homosexuales. Defendiendo la postura homosexualista estaba la abogada Leslie Cooper, en nombre de la asociación laicista y pro-gay ACLU.

Para asombro de todos, la abogada del Estado, Kathy Hall, no dejó que Rekers presentara este material que debía defender precisamente la postura del Estado. Le impidió presentar todos los datos sobre porcentajes de pedofilia en población homosexual, porcentajes de sida, de violencia doméstica entre homosexuales y de desórdenes psiquiátricos entre homosexuales.

De todo el material científico recopilado, la abogada del Estado sólo usó un 20%. Y el Estado de Arkansas perdió el juicio, por supuesto, abriendo la puerta a la entrega de niños a progenitores gays en adopción en este estado.

El mismo año 2004, el doctor Rekers usó su informe para un caso similar (Lofton contra el Departamento de Infancia de Florida) y el equipo multidisciplinar que promovía la adopción en pareja heterosexual ganó: Florida mantuvo la prohibición de entrega en adopción de niños a hogares gays. También los Boy Scouts usaron parte de la argumentación científica recogida por Rekers ante el Tribunal Supremo y ganaron un caso similar.

Clica aquí para leer las conclusiones del informe Rekers que desaconsejaba la adopción de niños por parte de parejas homosexuales.

Un segundo estudio demoledor

Las conclusiones de un otro informe de 2014 avalado por un influyente grupo de científicos sociales sobre el comportamiento de niños criados por parejas del mismo sexo y el de los criados por padres biológicos causóo un gran revuelo entre las organizaciones del homosexualismo político en Estados Unidos.

El estudio, elaborado por el destacado profesor Mark Regnerus, sociólogo del Centro de Investigación sobre la Población, de la Universidad de Texas, junto a ocho científicos de las ciencias sociales de distintas universidades norteamericanas, concluía que los jóvenes que han crecido en hogares formados por parejas del mismo sexo son más proclives a padecer problemas mentales, relaciones menos estables y mayor tasa de criminalidad.

“La estadística muestra con cierta claridad que los hijos criados por padres gays o lesbianas están, en promedio, en una desventaja significativa cuando se comparan con los hijos criados por sus padres biológicos, casados, en familias intactas”, afirmaba Regnerus en su informe.

El ‘Estudio de las Nuevas Estructuras Familiares (New Family Structures Study)’, cuyos contenidos fueron validados y difundidos por la prestigiosa revista científica Social Science Research, se ha basó en el análisis de miles de datos obtenidos con una encuesta realizada el año 2011 a 2.988 jóvenes de 18 a 39 años.

En la muestra había personas criadas por adultos, padres biológicos o no, que en algún momento de sus vidas tuvieron o mantenían en el momento de la encuesta una relación homosexual.

El sondeo se aplicó también a jóvenes de perfiles similares, pero criados en otros entornos familiares como familias naturales, adoptivas, divorciados o monoparentales. El número de entrevistados, diversidad y rigor estadístico hacen de esta encuesta el instrumento de medición más fiable a día de hoy.

Los riesgos de crecer en una familia gay o lesbiana

Las conclusiones del estudio realizado por Regnerus, donde se afirmaba que se expone a graves riesgos a los niños que son adoptados o criados por parejas del mismo sexo, no dejaban lugar a muchas dudas.

“Los niños criados en hogares homosexuales tienen un promedio más bajo en niveles de ingresos económicos cuando son adultos, y padecen más problemas de salud física y mental, así como mayor inestabilidad en sus relaciones de pareja”, adviertieron.

Además, un 40 % de los hijos de parejas gay o lesbianas había contraído una enfermedad de transmisión sexual, mientras en los de parejas heterosexuales el porcentaje era del 8%. El 12% de los encuestados que crecieron con parejas del mismo sexo había pensado en el suicidio, frente al 5% de los hijos criados por un hombre y una mujer.

Y los hijos de parejas del mismo sexo, proseguía el estudio, recurrían con mayor facilidad a la psicoterapia y requerían mayor asistencia social (19% frente a 8%). A menudo son desempleados (28% contra 8%), son normalmente más pobres, menos saludables, más propensos al tabaquismo y a la criminalidad.

El profesor Regnerus señaló que los hijos de parejas lesbianas difieren en un grado estadísticamente significativo respecto de los hijos criados en familias biológicas intactas en 25 de los 40 aspectos medidos por el Estudio. De igual manera, los hijos de parejas gay ostentan un grado estadísticamente significativo en 11 de los 40 aspectos medidos, en comparación con el resto de las familias.

Los hallazgos del grupo académico liderado por Regnerus cuestionaban categóricamente la validez de los 59 estudios citados por la Asociación Psicológica Americana (APA) que, con un número muy inferior de casos y menor cruce de datos, afirmaban que no existían desventajas para los niños criados por padres gay o lesbianas.

Hazte socio

También te puede gustar

3 Comments

  1. 1
  2. 3

    Por cierto, ¿ese artìculo fue publicado solo acà o en otra parte, creo que vale la pena ver la otra fuente?, porque , ademàs que valida esta noticia, serìa interesante leerlo

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>