El escándalo de la televisión y el horario de protección infantil

Todo el mundo anda preocupado por la pésima educación que reciben nuestros hijos a través de la televisión, pero el engend…

Forum Libertas

Todo el mundo anda preocupado por la pésima educación que reciben nuestros hijos a través de la televisión, pero el engendro continúa funcionando como si nada. En su momento se estableció y reiteró un llamado horario protegido, pensado para que en este periodo de tiempo los menores pudieran ver la televisión sin riesgo. Naturalmente, todas ellas, en mayor o menor medida, se pasan esto por el forro, de manera que en el horario de protección infantil puede salir de todo.

La respuesta del Gobierno y de los consejos audiovisuales en las comunidades donde existe es perfectamente inane. Y ahora la gran noticia es que a lo mejor el Ministerio de Industria le abre un expediente a Tele 5 porque en horario infantil se dedicaron a sacar objetos de temática sexual y reprodujeron escenas sexuales entre invitados del programa. Veremos en qué termina todo, si hay o no sanción y cuál es su importancia, pero en todo caso imágenes iguales o peores que estas se vienen desarrollando desde hace años.

Y esto conduce a una segunda reflexión. Si semanas atrás la Junta de Extremadura desarrollaba una campaña de “educación sexual” para adolescentes basada en la masturbación y preparada por un “Sex Shop”, ¿con que criterios se pueden abordar los contenidos de la TV?Esta es una sociedad desorientada gobernada por gentes sin sentido moral .

Hay que referir en todo caso como un hecho positivo el que haya sido el Consejo Audiovisual de Andalucía quien haya tomado la iniciativa de denunciar el programa ante el Ministerio de Industria, en lugar de inhibirse por no tratarse de una televisión de ámbito estrictamente autonómico. Pero, en todo caso, lo que queda claro es que tanto al Gobierno como al Congreso de los Diputados no les importa nada lo que suceda con la televisión y los niños. En realidad, ni se enteran. Y esto seguirá siendo así hasta que la sociedad no se organice de una manera más eficaz para defender el derecho de abrir el televisor sin ver agredidos principios y valores básicos relacionados con la educación de la infancia, y sea capaz de señalar valores concretos, distinguir lo bueno de lo malo.

No puede pasarse por alto que sea Tele 5 quien destaque en esta podredumbre, precisamente la televisión cuyo dueño y señor en la distancia es Berlusconi, el mismo que en Italia se presenta como garante de la familia. A este, al menos moralmente, también deberíamos denunciarlo.

Hazte socio

También te puede gustar