El lobo con piel de oveja

De nuevo nos ilustra Esopo con otra fábula, El lobo con piel de oveja, que nos demuestra que sus sabios consejos eran tan útiles en su &…

Forum Libertas

De nuevo nos ilustra Esopo con otra fábula, El lobo con piel de oveja, que nos demuestra que sus sabios consejos eran tan útiles en su época como en la nuestra. Al igual que en el mensaje crístico, Esopo nos advierte de las consecuencias para aquellos que utilizan la mentira con fines egoístas de beneficio propio.

El lobo con piel de oveja

“Pensó un día un lobo cambiar su apariencia

para así facilitar la obtención de su comida.

Se metió entonces en una piel de oveja

y se fue a pastar con el rebaño,

despistando totalmente al pastor.

Al atardecer, para su protección,

fue llevado junto con todo el rebaño a un encierro,

quedando la puerta asegurada.

Pero en la noche,

buscando el pastor su provisión de carne para el día siguiente,

tomó al lobo creyendo que era un cordero

y lo sacrificó al instante”.

Mi apreciado amigo Esopo: En la tradición cristiana, pocos siglos posteriores a tus fábulas, nos suena la advertencia de Jesucristo: Cuidado con los lobos con piel de oveja. Se ve que el ejemplo ya circulaba desde antiguo, y el susto de más de algún ciudadano por confiar en un “buen” hombre y verse cruelmente engañado.

Tu lección, sin embargo, nos ilustra sobre el fruto de la mentira y el engaño. Este pícaro lobo creyó encontrar presas fáciles mediante un engaño, y quien resultó apresado fue él. Cuando va con la verdad por delante, las presas huyen, aunque hay una lucha entre agresor y agredido, y unas veces vence uno y otras otro. Cuando obra en el engaño, antes o después, fracasa rotundamente y termina sacrificado en las manos del pastor, o de su conciencia personal que le recrimina el mal obrado.

Según hagamos el engaño, así recibiremos el daño

Hazte socio

También te puede gustar