El Papa ve justificado el uso del preservativo en algunos casos “singulares”, pero no se desvía del Magisterio

“Concentrarse sólo en el preservativo quiere decir banalizar la sexualidad. […] Puede haber casos justificados singulares, por eje…

“Concentrarse sólo en el preservativo quiere decir banalizar la sexualidad. […] Puede haber casos justificados singulares, por ejemplo, cuando una prostituta utiliza un preservativo, y éste puede ser el primer paso hacia una moralización, un primer acto de responsabilidad para desarrollar de nuevo la conciencia sobre el hecho de que no todo está permitido y de que no se puede hacer todo lo que se quiere. Sin embargo, este no es el verdadero modo para vencer la infección del VIH. Es verdaderamente necesaria una humanización de la sexualidad”.

Esas han sido las palabras del Papa Benedicto XVI en el libro-entrevista Luz en el mundo y en las que justifica el preservativo en algún caso, pero sin dejar de confirmar el Magisterio de la Iglesia católica. El libro recoge conversaciones de Benedicto XVI con el escritor alemán Peter Seewald en las que el Pontífice aborda sin ambages temas como los casos de abusos sexuales en el seno de la Iglesia, el papel de los medios de comunicación, las mezquitas y los burkas, la droga, el cristianismo y la modernidad, el judaísmo, el papel de las mujeres en la Iglesia y la sexualidad.
Sobre este último aspecto el obispo de Roma explicó que concentrarse solamente en el preservativo provoca una banalización de la sexualidad, “y esta banalización representa precisamente el motivo por el que muchas personas ya no ven en la sexualidad la expresión de su amor, sino sólo una especie de droga, que se suministran por su cuenta”.
Por este motivo, “también la lucha contra la banalización de la sexualidad –prosigue el Papa- forma parte del gran esfuerzo para que la sexualidad sea valorada positivamente y pueda ejercer su efecto positivo en el ser humano en su totalidad”.
El Papa, coherente con la Doctrina católica
Algunos sectores y medios de comunicación han querido entender en las palabras del Papa un ligero cambio de rumbo en el postulado católico de la Santa Sede. Por ello, el Vaticano ha realizado una aclaración a las palabras de Benedicto XVI.
El jefe de Prensa vaticano, el padre Federico Lombardi, ha explicado que el Papa reconoce el uso del preservativo en “casos singulares justificados”, pero no suponen “un cambio revolucionario” en la enseñanza de la Iglesia, sino más bien una confirmación de su Magisterio.
Así lo aclaró la Oficina de Prensa de la Santa Sede, en un comunicado emitido este domingo, 21 de noviembre, para comentar la gran cantidad de informaciones que se han distribuido en todo el mundo después de que este sábado L’Osservatore Romano anticipara algunas palabras del Papa en Luz del mundo.
En el libro el Santo Padre responde a dos preguntas sobre la lucha contra el sida y el uso del preservativo, que se remontan a la discusión que siguió a las palabras pronunciadas por el Papa en el avión que le llevaba a Camerún y Angola el 17 de marzo de 2009.
Con las declaraciones que publica el libro, según ha explicado Lombardi, “el Papa no reforma o cambia la enseñanza de la Iglesia, sino que la reafirma, poniéndose en la perspectiva del valor y de la dignidad de la sexualidad humana, como expresión de amor y responsabilidad”.
“Al mismo tiempo -añade-, el Papa considera una situación excepcional en la que el ejercicio de la sexualidad representa un verdadero riesgo par la vida del otro. En ese caso, el Papa no justifica moralmente el ejercicio desordenado de la sexualidad, pero considera que la utilización del preservativo para disminuir el peligro de contagio es ‘un primer acto de responsabilidad’, ‘un primer paso en el camino hacia una sexualidad más humana’, en lugar de no utilizarlo, poniendo en riesgo la vida de la otra persona”.
“En este sentido -subraya-, el razonamiento del Papa no puede ser definido como un cambio revolucionario”.
De hecho, recuerda el portavoz, “numerosos teólogos moralistas y autorizadas personalidades eclesiásticas han afirmado y afirman posiciones análogas”. Entre ellos destacan el cardenal Georges Cottier, quien fue teólogo de la Casa Pontificia de Juan Pablo II y el mismo Benedicto XVI, quien en una entrevista concedida a la agencia Apcom, el 31 de enero de 2005, afirmó que “en situaciones particulares, y pienso en medios donde circula la droga, o hay una gran promiscuidad humana y mucha miseria, como ocurre en algunas zonas de África y Asia, en esos casos, el uso del condón puede ser considerado como legítimo”.
Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>