El primer año de Francisco, un gran impulso para una Iglesia en camino

El Papa Francisco pidió el día que cumplía un año de pontificado que "recen" por él. "Recen por m&ia…

El Papa Francisco pidió el día que cumplía un año de pontificado que "recen" por él. "Recen por mí", escribió en su cuenta @Pontifex de la red social Twitter, que tiene más de 12 millones de seguidores en 9 idiomas.

En estos doce intensos meses, el Papa venido “del fin del mundo” y que pide que recen por él, comenzó un nuevo método de trabajo, que con paso lento pero firme, atrajo una renovada atención hacia los temas eclesiales, también de parte de quienes no están cerca de la Iglesia.

Una de las personas más allegadas al Pontífice, en el trabajo cotidiano, es el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, padre Federico Lombardi SJ, quien en una entrevista a Radio Vaticano reflexionó sobre este año de “gran impulso para una Iglesia en camino”.

Lo principal de este primer año es ciertamente la gran atención, la gran atracción de la gente -digo la gente, por no decir solamente los católicos practicantes, sino todas las personas del mundo– la gran atención por este Papa, por su mensaje. Es algo que pienso y espero que se haya arraigado muy profundamente en el corazón de las personas, que se sintieron tocadas por una palabra de amor, de atención, de misericordia, de cercanía, de proximidad, gestos mediante los cuales, el amor de Dios llega a través del hombre, el Papa”, expresó el padre Lombardi a los micrófonos de Radio Vaticana.

“Mencionaría –agregó- algunos episodios, que son para mí particularmente tocantes a lo largo de este año. Naturalmente la primera aparición en el balcón de la basílica de San Pedro, con todo aquello que recordamos y que representó, es inolvidable. Después, recuerdo el lavatorio de los pies a los jóvenes en la cárcel de menores, la tarde del Jueves Santo”.

“Recuerdo el viaje a Lampedusa, con su gran intensidad de cercanía a las personas más olvidadas y abandonadas y a aquellos que murieron en el viaje de la esperanza y del dolor hacia un futuro mejor”.

“Recuerdo –prosiguió- la Jornada Mundial de la Juventud en Río, el gran encuentro de la juventud mundial, en particular latinoamericana, con el Papa en su continente. Recuerdo Asís”.

“Recuerdo el documento programático –digamos así– la Exhortación apostólica, Evangelii Gaudium, en la que verdaderamente percibimos el corazón del Papa, articulado de una manera muy clara, muy amplia, como programa de su Pontificado. Y luego el Consistorio del mes de febrero. Estas etapas nos dicen cuán intenso fue este año y cuántos aspectos fueron tocados, cuántos encuentros se realizaron”.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>