El prior de Montserrat que difundía la devoción de Guy de Fontgalland y fue mártir

Del 5 de enero de 1937 hay dos beatos, ambos de la provincia de Barcelona: el prior de Montserrat y un carmelita descalzo.

Asesinados el 5 de enero de 1937 hay dos mártires, ambos de la provincia de Barcelona: el prior de Montserrat y un carmelita descalzo.

Un prior que difundía la devoción de Guy de Fontgalland
Joan Grau Bullich (Dom Robert), de 41 años, tenía un hemano franciscano, Bernardino, que fue rector del colegio seráfico de Cataluña, y que al menos en 1929 era más conocido que su hermano, ya que se encargó de predicar en la toma de hábito de su hermana benedictina, Modesta, según anunciaba La Vanguardia el 19 de marzo. Dom Robert había sido biógrafo del niño francés muerto con fama de santidad Guy de Fontgalland (1913-1925), del que guardaba numerosas estampas y medallas. Fue asesinado en Barcelona (foto grande en p. 96 de este documento sobre la checa de San Elías) Ni siquiera la abadía de Montserrat aporta más datos, en un documento donde, para evitar la palabra España, suponen erróneamente, que los 522 mártires beatificados el 13 de octubre de 2013 eran “de la Península”.

Mariano Alarcón Ruiz (padre José Mariano de los Ángeles), de 24 años, se había trasladado con su familia de Murcia a Badalona, entrando con 11 años en el seminario menor de los carmelitas descalzos en Palafrugell. Profesó en 1929, estudió música como su padre, y era organista en la comunidad de Barcelona. Ordenado sacerdote el 11 de abril de 1936. Al estallar la guerra se refugió en Badalona, en casa de su hermana, durante mes y medio. Después fue a casa de sus padres, donde fue detenido el 17 de diciembre. Su padre quiso averiguar su destino y fue también detenido. Los llevaron a Barcelona y a las 22 horas del 5 de enero los sacaron de la prisión, hacia Badalona, sin que se volviera a saber de ellos.

Puede suscribirse a esta lista de correo si quiere recibir en su e-mail la historia del mártir de cada día.

Puede leer la historia de los mártires en Holocausto católico (Amazon y Casa del Libro).

Hazte socio

También te puede gustar