Elecciones municipales 2015

Cada cuatro años, el mismo día, en todo el territorio político del Estado Español y con consenso autonómico, inclus…

Forum Libertas

Cada cuatro años, el mismo día, en todo el territorio político del Estado Español y con consenso autonómico, incluso el de ruta independentista, los ciudadanos, con edad legal para votar, estamos convocados a las urnas para elegir concejales. Sí, sí regidors!, pues tanto monta monta tanto. Un regidor es una persona que rige. Igual que los regidores castellanos del monarca Felipe V. ¡Vaya monarca copión! Copió la expresión del Imperio Romano instalado en la Hispania romana. Encima aplicó el calificativo a la Corona de Aragón. El descubrimiento romano lo hizo él. No pasó de aquí. Los Usatges de Barcelona es el primer manual peninsular en Derecho Marítimo y otros asuntos. Mucho antes que Felipe V la herencia romana ya era conocida en Catalunya. Los Usatges están redactados en la primigenia lengua catalana de lo Principat de Catalunya. Me lo enseñaron en el cole en horario lectivo franquista. Y me lo recordaron después en un aprendizaje técnico de tipo profesional en el sector asegurador anterior a la Transición. Mi título en seguro de transportes marítimo me valió un incremento de categoría laboral administrativa contemplado en la Ordenanza Laboral vigente entonces. El apellido de un concejal en lengua catalana expresa muy bien cuál es su cometido. Regidores son todos los concejales o tenientes de alcalde de un municipio o concejo (consilium). El alcalde es el edil. Mucho antes que el Imperio Romano, preocupado y ocupado en Milicia, Leyes e Impuestos, existió la Ciudad Estado, la polis helena de la Civilización Griega, preocupada y ocupada en la Sabiduría, en la Cultura y en la Democracia.

Maleïda ignorància com diría Mossèn Cinto!

Volvamos al siglo XXI. Uno de los electos elegidos en cada municipio, por el sistema de proporcionalidad en lista cerrada conocida y votada, tiene el cometido de ser el alcalde. En algunas ocasiones me he leído todas estas listas. Es un modo práctico de conocer, antes de votar, si por lo menos algún nombre me suena. En principio el número 1 o cabeza de lista del partido político más votado es el más alcaldable. Pero claro: ¿Vd. vota a alguien en concreto? Me dirá tal vez – y seguro lo estará pensando- que Vd. ha elegido un determinado partido político. Y yo me pregunto: ¿Un partido político puede ser alcalde o concejal de un municipio determinado? ¿Conoce Vd. a todos los integrantes de la lista que Vd. vota en su circunscripción municipal? Se supone que son vecinos suyos y que por lo menos tiene referencias de ellos como vecinos.

¿De qué sirve su voto (el de Vd. que me lee) a la lista más votada suponiendo que lo sea? Las alianzas de rivalidad (perdón de oposición) pueden más. La actitud de aparcar, entre candidatos electos, los planteamientos legítimos de partido político, en bien de un planteamiento municipal para todos los públicos, no suele aparecer. ¿Son moralmente aceptables esos planteamientos de yo, yo, y más yo? ¿Y los de yo en minúscula con otros yo en minúscula para desbancar al yo más votado? ¿Y los del yo en mayúsculas que ignora los demás yo’s habidos y por haber, con autorefugio tipo juan palomo de mayoría absoluta? Me parece que se da un abuso de la actitud juan palomo, incluso en minoría absoluta.

Constato que, en general, el primer candidato de la lista más votada, solo entre quienes han acudido a votar, no siempre es el alcaldable. A lo sumo un partido político, aun cuando obtenga mayoría absoluta municipal, sigue un criterio superior interno de más arriba que no guarda relación directa con el municipio en cuestión. Con todo puede influir, incluso decisivamente, en unas determinadas ordenanzas municipales. Por ejemplo el horario concreto de apertura y cierre de los comercios en determinadas calles, la concreción en pleno municipal de los dos días festivos a nivel municipal, dónde se colocan los semáforos y las cámaras de fotografías para multas, y muchos otros etcéteras, tales como el programa de festejos y otras ferias ambulantes. Con un poco de suerte también el impulso de actos culturales. Sin pagar entrada. En la práctica ello quiere decir que es preciso, por ejemplo, consultar los calendarios laborales de toda población antes de desplazarse a ella. Hace años me veía obligado a hacerlo. Si tu propia jornada laboral transcurre dentro de una estructura urbana de tipo físico, non problem.

Ahora bien si desarrollas una función comercial con desplazamientos, conviene saber dónde es fiesta y dónde no lo es. Afecta a la prospección de venta que quieres realizar. Afecta a poder comer en el lugar donde lo haces habitualmente en día laborable en esta zona urbana. También a si debes pagar o no el tiquet de zona azul. ¡Cuántas veces modificaba mi ruta en función de esto¡ ¡Cuántas veces pasaba de largo en mi ruta porque era una fiesta local! A veces después de estacionar me apercibía que allí era festivo. Se me pasaban las ganas del café previo. En día festivo el bar habitual estaba cerrado. En el fondo éstas son las ventajas propias de trabajar en la obtención de unos resultados denominados ventas, pero a la orden de nadie. Reconozco que a veces me gusta fardar un poco. ¿Dónde estaba Vd. el día de la primera huelga general constitucional habida en España? Algo había que hacer aquel día en mi cometido de inspector comercial de zona de entidad aseguradora. ¿Un comercial de huelga? ¿Cómo se concibe esto? Volví a mi hogar con una solicitud firmada de un capital diferido. Señores: ¡vendí una prima única! A los dos meses percibí el correspondiente rappel. ¡Ah: y conseguí tomarme un café levantado yo una persiana metálica que estaba medio entornada!

El asunto no es baladí. Cuando yo era niño y adolescente había un refrán apostólico (de esos de curas, monjas y señoras pías) que decía: Hay tres jueves que relucen más que el sol: Jueves Santo, Corpus Christi y Ascensión. Doy fe que era cierto por su carácter festivo civil estatal y confesional en cristiano. El día era cambiante en guarismo pero siempre caía en jueves. El primero todavía cae en jueves, pero jueves laborable (en algunas comunidades autónomas como la mía) de vigilia de vacaciones de Semana Santa. En la práctica en la mía es festivo por la tarde siempre. Siempre ha sido así. Los otros dos relucen, pero en domingo catalán. Se confunde eclesialmente, con cierto servilismo político autonómico, un jueves litúrgico reluciente con el día domingo del Señor. Se confunde la celebración eucarística de cumplimiento obligatorio con la necesidad que transcurra en día festivo civil. A mayor cantidad de fiestas tradicionales, mayor dificultad autonómica para concederlas.

Sres. Obispos catalanes: ¿Para cuándo un Corpus en Catalunya en Jueves reluciente no festivo? A partir de las 20:00 caben muchos actos eucarísticos no turísticos incluso de madrugada. El Jueves Santo se sigue celebrando aunque sea laborable. Todavía somos muchos quienes celebramos la Semana Santa sin pensar en vacaciones. Aunque tal vez sea mejor trasladar litúrgicamente todas las fiestas católicas a día domingo, reservando esfuerzos combativos en la defensa política del día festivo domingo y de aquellos que, no celebrando lo mismo, son compatibles entre credos distintos. Como por ejemplo Navidad y Año Nuevo. Hace años, por eso de los calendarios nacionales, autonómicos y municipales, en Catalunya no reluce ninguno de los tres jueves. Salvo que en algún municipio esté regulado como festivo local, en todos los demás, es decir en todos, son días laborables.

Se estarán preguntando Vds. qué tiene que ver esto con las elecciones municipales. Tiene que ver con el hecho de que existen ciudadanos con conciencia de vecinos. Les puede más eso del vecindario que sus propias militancias o mejor dicho adhesiones de voto. Adhesiones que tal vez expresan, pero sin fe en el proyecto político de partido que ya no votan para su municipio. Una ley es discutible por la vía apropiada parlamentaria y dirimible su aplicación en los tribunales. Pero la regulación de un municipio es simplemente la ejecución en una gestión, sobre todo en materia urbanística, viaria y cultural. ¿Quién mejor para su ejercicio que el vecino que lo es y estima el municipio en el que reside?

Para que sean Vds. quienes se formulen sus propios razonamientos, les sugiero que se conecten a la web del municipio madrileño de Torrelodones. Tiene un censo en 2012 de 22.680 habitantes. Tiene una extensión de 21 Km2. Está radicado a 844 metros de altitud. Está situado camino de la sierra madrileña. Tiene buen nivel de vida y extranjeros censados de distintas procedencias. Es un municipio repartido en siete núcleos. Normalmente ya es mucho que en unas municipales acuda a votar el 50% del censo electoral convocado. Por lo que he visto, en Torrelodones se ha alcanzado hace unos días una participación en positivo del 70,96%. Votos nulos y en blanco aparte. Una determinada formación ha obtenido mayoría absoluta. Es decir una determinada formación local ha dado con una fórmula ciudadana no vinculada a ningún partido político. Se denomina www.vecinosportorrelodones.org

Seguramente tendrán problemas municipales. Y hasta es posible que alguien trate de capitalizarlos en términos de acercamiento partidista político. Pero supongo que tendrán bastantes menos problemas que en otras partes. Pues las tomas de decisiones en los plenos municipales no estarán supeditadas a los pactos, a los diálogos de oídos sordos, al reclamo de banderas ideológicas, a la obediencia ciega a lo que diga la dirección nacional o estatal de un determinado partido. Es decir decisiones consensuadas entre vecinos. Sin pactos, trapicheos y componendas propias de todo partido político. Pues por mucho que digan que no, la verdad es que todos los partidos políticos aspiran a gobernar el Estado. En el caso de muchos municipios catalanes también aspiran a votar independencia, valiéndose de la indecente opción- legalmente permitida- de los partidos autonómicos pro independencia a concurrir a unas generales… pero sin concurrir como partidos en las autonómicas de otras autonomías y en las municipales fuera de su propio territorio autonómico. A ser posible con mayoría absoluta. ¿Qué tendrá que ver una mayoría absoluta parlamentaria de Estado, una mayoría absoluta autonómica de signo contrario, con la gestión municipal en mi municipio de residencia empadronada? ¿Qué tendrá que ver una señora antidesahucios pactando con una monja descafeinada?. Y ahora no y ahora sí una ruta independentista de izquierdas propia de hace un siglo.

¿Qué tiene que ver esto con mi ciudad natal de Barcelona? Un alcantarillado, una acera, un semáforo, una pintura de calzada, una licencia de obras y todo lo demás municipal es común a todos, se tenga el sexo oficial que se tenga, se tenga el credo que se tenga y se piense como se piense. Es preferible, mientras sea posible, cogérselo como un chiste malo. Pues si se toma en serio hay que encajarlo como intromisión despótica de algunos prójimos y prójimas. La intromisión no son sus criterios distintos. La intromisión es valerse ellos de sus digamos mayorías para imponerme sus criterios ideológicos, en este caso mediante una simple gestión de buen hacer municipal. Gestiones de gobierno municipales sin exámenes posteriores de su balance de resultados. Así están muchos municipios. Si fueran empresas hace años que estarían liquidadas por bancarrota.

Lo único que les une a esos vecinos de esa población de la provincia de Madrid es gestionar su municipio. Fuera de él no tienen entidad jurídica. Son simplemente vecinos de esta población. ¿Es posible esto en otros lugares? ¿Qué tiene que ver un partido político que sale en las noticias con la gestión administrativa, económica, cultural, inmobiliaria y fiscal de un determinado municipio? ¿Esto último no es merecedor de relato periodístico profesional? ¿Qué es prevalente en unas municipales? ¿La gestión municipal concreta de ese municipio o los intereses del partido político de quienes la detentan? Existen Leyes, Decretos Ley y Reales Decretos Ley, existen regulaciones autonómicas. Existen jueces a distintos niveles judiciales. Es para todos. Sin duda lo que no existe, en un partido municipal como éste, es una promoción de ascenso, en carrera política, por parte del nuevo alcalde y de la mayor parte de concejales. Cosa ésta de la promoción que satura la conciencia electora del ciudadano municipal de a pie. Supongo que por esta razón es tan habitual el alto grado de abstención en unas municipales. Menos mal que, por lo menos en este municipio madrileño, hay unos vecinos con conciencia de vecinos. Son vecinos que políticamente no van más allá de su municipio en su implicación como vecinos. En todo caso pasan de elegir a un partido político determinado concurrente. Prefieren que sea éste de ellos mismos, en mayoría, en minoría o en consenso, quien regule, ordenando o proponiendo, la semaforización, las obras públicas en sus calles, los tendidos eléctricos, los parques y jardines, las fuentes públicas y las papeleras con cenicero, la poda de los árboles, los festejos y demás cosas propias del municipio. Algunas tienen envergadura medioambiental como esta de los vertederos. Estos vecinos prefieren otorgar representación a vecinos que realmente son vecinos y que ofrecen una parte de su tiempo en beneficio de lo que es común a nivel convivencial municipal.

Navegando, como pueden hacer Vds. si quieren, tengo entendido que este partido debutó en las municipales 2007. Desbancó al PSOE y se convirtió en la primera fuerza de oposición local al PP en las del 2011. Ahora con el 50,37% VT ha obtenido 12 concejales y dispondrá de cuatro años para desarrollar una política municipal con mayoría absoluta. Lean su planteamiento. No excluyen a nadie por razones ideológicas. Pues no esgrimen una razón ideológica de gobernabilidad municipal. Solo dejan a un lado a quien no se manifieste como vecino implicado mirando por el bien de su lugar de residencia. Parece ser que han frenado un campo de golf innecesario. Se lo han frenado al PP según dicen.

Cuando se omite actuar de este modo vecinal novedoso pasan cosas algo sorprendentes en términos de progreso. Pues se actúa en modo político al uso. Soy vecino empadronado hace seis años y medio en una población de 75000 habitantes censados en el año 2012, con edad media de 38 años y equilibrio al 50% hombre-mujer. Estoy integrado hace mucho tiempo. La zanja para cableado de fibra óptica en mi calle en aquel entonces (2008) no era necesaria. El cable de fibra óptica ya estaba subterráneo, supongo que a usufructo de las entidades bancarias de la zona. Se acercan las vacaciones 2015 y no hay prisa por poner la instalación exterior de acceso a mi vivienda. Lo que menos cuenta es ser cliente de la Telefónica de España SAU y solicitar a dicha empresa estos viejos servicios. Solicitarlo con anterioridad a su implantación efectiva anunciada con dicha empresa. Anunciada para su operatividad en septiembre de 2013 para toda la población. Ese fue el compromiso anunciado por la alcaldesa saliente ahora (*) El retraso de ejecución operativa tiene ya casi dos años. La tapa plana de las conexiones está justo enfrente del portal de mi casa. De fibra óptica ya les he hablado. De teléfono fijo no. La empresa ONO fue quien me lo facilitó. Al final me pasé a MOVISTAR, en cuanto tuve conocimiento de la implantación municipal de la fibra óptica con dicha empresa. En plan monopolio sin matildes. Supongo que es por eso que comparten pastel ejecutorio con JAZZTEL.

De opciones municipales ciudadanas alejadas de partidos políticos les hablo ahora. Tengo la satisfacción de anunciarles que mi voto ha sido uno de éstos. Gracias a él en mi ciudad empadronada de residencia ya hay representación de este tipo. Me entregaron la papeleta abordándome por la calle en conversación distendida. Es la diferencia substancial con absolutamente todos los partidos que me la envían por correo con cargo a mis impuestos, colapsando mi buzón en municipales, autonómicas y estatales con cantidad de papel inútil e innecesario.

Torredolones es sólo un ejemplo. Ya que no saldrá en las noticias (por ahora) Endavant Veïns per Rubí!

(*) La fibra óptica es un viejo (y actual) servicio del siglo XX, presente en USA, y en mi ciudad natal de Barcelona a principios del siglo XXI. Servicio del que fui usuario. ¡Menos mal que todavía no han suprimido por obsoleto -en mi actual ciudad de residencia- el cablecillo de cobre telefónico para conexiones adsl! Siempre queda el recurso de la telefonía móvil con router pero sin el cablecillo de cobre de la Telefónica de España.

Hazte socio

También te puede gustar