Entre monstruos

La Gala anual de los Premios Goya ha coronado este año a “Un monstruo viene a verme”, una buena película, basada en un cuento que tiene el poder doloroso de algunas pesadillas y que, precisamente por eso, más que a dormir a los niños está destinado a despertar a los adultos.

Basado en un exitoso texto de Patrick Ness, el director español José Antonio Bayona ha vuelto a dar con la tecla de la taquilla y ha conseguido crear una historia espectacular desde el punto de vista técnico, en la que, como ya sucedía en “Lo imposible”, solo se echa de menos que los personajes alcen la mirada y se pregunten con sinceridad por el sentido ante el dolor y el sufrimiento.

Junto a “Un monstruo viene a verme”, con nueve premios, la otra gran ganadora de esta edición ha sido la ópera prima como director de Raúl Arévalo, que ha conseguido con “Tarde para la ira” llevarse cuatro galardones, entre ellos el de mejor película, con otra notable apuesta técnica, que sin embargo presenta un tono demasiado sombrío y desesperanzado.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>