¿Es bueno el libre comercio? Depende de su impacto en los pobres

Para medir la moralidad de un tratado de comercio internacional existe un criterio: su impacto sobre los más pobres y vulnerables.   Estados Unidos f…

fichero_579_20040727.jpg

Para medir la moralidad de un tratado de comercio internacional existe un criterio: su impacto sobre los más pobres y vulnerables.

 

Estados Unidos firmó en mayo un tratado de  libre comercio con cinco países de América Central: El Salvador, Costa Rica, Guatemala, Honduras y Nicaragua, conocido como el CAFTA (Central America Free Trade Agreement).

 

Los obispos de estos países y los de EEUU han reflexionado sobre la moralidad del tratado y en junio se han reunido en Washington con congresistas, instituciones financieras y organizaciones no gubernamentales para analizar sus efectos. El resultado es un informe firmado por representantes de la Conferencia Episcopal de EEUU y por el Secretariado de los Obispos de América Central (SEDAC) que se plantea cuatro puntos problemáticos:

 

  •         Falta consenso en los países centroamericanos sobre el impacto que tendrá el acuerdo. “Esto nos preocupa dada la obvia desproporción de poder e influencia que existe entre EEUU y los países centroamericanos”, dice el texto de los obispos.
  •         La reforma de los programas de apoyo a la agricultura de EEUU podría afectar a los granjeros centroamericanos y a los productores agrícolas pequeños y medianos de EEUU.
  •        Los mecanismos de protección medioambiental y de los derechos laborales no están claros.
  •       El tratado puede implicar que aumente el coste de la sanidad en los países centroamericanos y también puede tener efectos en los derechos de propiedad intelectual.

 

“Los acuerdos de libre comercio, como el CAFTA, deberían ser una forma de conseguir un desarrollo auténticamente humano que sostenga valores básicos como la dignidad humana, la solidaridad  y la subsidiariedad”, dice una nota de los obispos. “Estos tratados serán éticos o no, según como persigan estos valores”.

 

Los obispos han pedido a los gobiernos que faciliten un debate más pleno sobre el acuerdo y su efecto en las poblaciones. “La medida moral de cualquier acuerdo de comercio debería ser cómo afecta la vida y dignidad de las familias pobres y los obreros vulnerables cuya voz debería recibir especial atención en este debate”, dice la nota firmada por los obispos centroamericanos del SEDAC y el representante del episcopado de EEUU.

Hazte socio

También te puede gustar