De Estados Unidos a Sevilla en defensa de la vida

En la defensa de la vida es frecuente que alguien nos diga aquello de que no hay nada que hacer: el asesinato de vidas inocentes en el seno materno se ha banalizado, es algo ya aceptado socialmente y haríamos bien en dedicarnos a otras cosas. Es mentira, una tentación de desánimo, una trampa en la que no podemos caer habiendo vidas en juego.

Pensaba en esto a raíz de dos mails recibidos: uno enviado desde Sevilla, el otro desde Estados Unidos.

Empezando por el que viene de más lejos, recibía el aviso de una nueva entrada en el blog de Dwight Longenecker titulada “Diez acciones pro-vida positivas que el gobierno podría realizar“. Diez acciones no especialmente complicadas (hay muchas más) que proponía para ir cambiando la sociedad en la que vivimos y hacerla más acogedora a las nuevas vidas. Entre ellas varias para hacer más fácil y económica la adopción, apoyar económicamente a los programas que atienden a madres con problemas que han decidido llevar adelante su embarazo y no matar al hijo que ya llevan dentro (ya lo saben, en España si una adolescente embarazada decide abortar puede contar con todo tipo de ayudas, pero si decide dar a luz a su hijo se las tiene que apañar sola… o con la muy meritoria ayuda de los Pro Vida), apoyar a las familias jóvenes, inspeccionar los centros que practican abortos y clausurarlos si no cumplen la normativa (algo frecuente, como el caso Morín confirma), etc.

Algunas de las propuestas son muy concretas y estadounidenses (como las referidas a Planned Parenthood), pero lo que me parece importante es que demuestran que sí se pueden hacer muchas cosas en defensa de la vida. Sólo hace falta imaginación y unas ganas enormes de ayudar a los niños no nacidos y a sus madres.

Y esto es precisamente de lo que anda sobradísimo quien me enviaba el otro mail al que hacía referencia al principio: Manolo Fernández, persona entrañable, luchador infatigable, quien desde Mairena del Alcor lleva años y años difundiendo mentalidad pro-vida… tanto que una de las plazas de Mairena lleva el nombre de Plaza Asociación Pro-Vida.

Ahora Manolo, a quien como decíamos no le falta imaginación ni empuje, anda metido en una Campaña de Taxis a favor de la vida y contra el aborto en Sevilla. Y no piensen que es algo anecdótico: se trata de que nada menos que 40 taxis lleven en el lugar destinado a la publicidad un mensaje pro-vida. Tal y como explican en su página web “La Campaña “Taxis a favor de la vida”  se dirige a todas las personas en general aunque se centra especialmente en las madres que pudiesen sentir la  presión para abortar a su hijo. Tiene un primer mensaje contundente “Aborto No”, seguido de una expresión tierna, acogedora y verdadera “Su vida es tu Vida”. En la publicidad también se facilita un teléfono y web de la Asociación Pro-Vida donde se puede acudir para ser escuchada y recibir ayuda”.

Y en lo que se refiere a la duración de la campaña, el objetivo es que dure lo que un embarazo: ¡9 meses! Desde luego quien no se entere será porque no quiere.

Si es usted político, analice la lista de Longenecker, saque ideas, piense en qué otras cosas están a su alcance para ayudar a madres y niños no nacidos; y si es usted una persona sin responsabilidades políticas, como la inmensa mayoría, apoye la campaña de Manolo. Se lo merece.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>