Extinción por martirio de los Carmelitas Terciarios de la Enseñanza

Entre los cuatro mártires nacidos un 11 de enero está uno de los últimos Carmelitas Terciarios de la Enseñanza

Cuatro mártires de la Revolución Española nacieron un 11 de enero: un dominico navarro al que mataron en Madrid, un monje de Montserrat asesinado en Barcelona, un carmelita que lo fue en Tarragona y un salesiano en Valencia.

Con otros tres dominicos de Nambroca y su chófer
Higinio Roldán Iriberri, de 41años y natural de Ollogoyen (Navarra), religioso dominico adminstrador de la finca de Nambroca (Toledo), fue asesinado en el suburbio de Aranjuez llamado Algodor, en el paraje Malecón de Cañete junto a la estación, a orillas del Tajo, el 25 de julio de 1936 y beatificado en 2007. Lo mataron con otros tres dominicos de la casa de Nambroca (Toledo), que eran el sacerdote Antonio Varona Ortega, de 35 años; el hermano cooperador Juan Crespo Calleja, de 40; y el sacerdote José Luis Palacio Muñiz, de 66. El expediente de Nambroca en la Causa General (34 del legajo 1047) asegura en mayo de 1939 que los religiosos y su chófer Eustaquio Ruiz -que quedará sin beatificar- “fueron asesinados en las inmediaciones de la Estación de ferrocarril de Algodor”, y cita al presidente y los miembros del “Comité revolucionario de esta localidad que decretó su muerte”. El 10 de febrero de 1942 Eleuterio Salamanca González declara que fueron detenidos “a las doce de la mañana” y “conducidos por milicianos armados a la Casa Ayuntamiento en la que permanecieron hasta las últimas horas de la tarde del mismo día en que fueron trasladados a la Estación de Algodor, siendo asesinados en las inmediaciones de esta por las milicias de Aranjuez en las primeras horas de la mañana del día 25”. La testigo Encarnación Sánchez y Sánchez precisa que “los sacaron por la noche” de Nambroca.

El relato de la Orden de Predicadores (dominicos.org) –que parece suponer erróneamente que los religiosos pretendían tomar un tren- añade que Varona fue martirizado “con los brazos en alto y bendiciendo el nombre del Señor, Rey del Universo”. Había hecho la profesión solemne en 1922 y desde entonces estuvo en Estados Unidos, donde fue ordenado sacerdote en 1926, pasando a Filipinas de donde regresó en 1933 a España, enfermo de tuberculosis, por lo que apenas podía andar. Estaba en Nambroca deshauciado, después de pasar por el sanatorio de Guadarrama.

José Luis Palacio profesó en 1895 y fue ordenado en 1899. Misionó doce años en la selva de Perú, vivió luego en Lima y desde 1921 en España. Crespo profesó como hermano cooperador en 1919. Roldán, por su parte, hizo la profesión solemne en 1924.

Aleix (Ildefons) Civil Castellví, de 47 años y natural de Molins de Rei (Barcelona), era monje de Montserrat (procedía de la Escolanía), fue asesinado el mismo día 25 de julio de 1936, en Monistrol de Montserrat (Barcelona), y beatificado en Tarragona en 2013.

La última matanza del Río Segre
Lluís Domingo Oliva, de 44 años y natural de Reus (Tarragona), era carmelita terciario de la enseñanza, fue asesinado el 11 de noviembre de 1936 con otros 23 presos del buque prisión Río Segre, en el cementerio de Torredembarra (Tarragona), y beatificado en 2013 en la misma Tarragona, como otros 13 de los que murieron con él. El episodio ya lo relaté en este blog en su aniversario. Con su muerte y la de otros tres de sus compañeros de religión, prácticamente se extinguió la congregación de los carmelitas terciarios de la enseñanza, ya que quedó un único religioso que fue acogido en otra orden.

Recaredo de los Ríos Fabregat, sacerdote salesiano de 43 años natural de Bétera (Valencia), fue asesinado en el picadero de Paterna el 9 de diciembre de 1936 y beatificado en 2001. También relaté su caso en el día del aniversario.

Puede suscribirse a esta lista de correo si quiere recibir en su e-mail la historia del mártir de cada día.

Puede leer la historia de los mártires en Holocausto católico (Amazon y Casa del Libro).

Hazte socio

También te puede gustar