inicio
  Viernes, 18 de abril de 2014
Bookmark and Share
  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
21/10/2009 - Religión
La oferta del Papa a los anglicanos: una bola de nieve que puede convertirse en alud
Lo que empezó como una oferta a pequeños grupos, podría atraer a provincias enteras en el Tercer Mundo
Los anglicanos que vuelven a Roma no aceptan el sacerdocio femenino del anglicanismo liberal
Hoy la mayoría de los anglicanos son africanos y asiáticos
Pablo J. Ginés

Benedicto XVI ha tendido un puente amplísimo para que los anglicanos puedan volver a la Iglesia católica. El cardenal William Joseph Levada, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, presentó el martes 20 de octubre en el Vaticano los puntos básicos de la Constitución Apostólica que el Papa ha preparado, un documento del máximo rango que se publicará en las próximas semanas y detallará cómo será el retorno a la comunión con Roma de cientos de miles de anglicanos.

Algunos datos ya están claros:

- La Constitución Apostólica va dirigida a los anglicanos de todo el mundo que quieran plena comunión con el Papa.
- Las parroquias y comunidades de tradición anglicana podrán mantener su rica liturgia propia, su misal, himnos, oraciones, festividades...
- El clero ex anglicano que ya está casado podrá seguir ejerciendo su ministerio, pero no aspirar a ser obispo.
- Los nuevos seminaristas estudiarán con clero católico, pero también tendrán centros propios de su tradición.
- Las conferencias episcopales de cada país velarán por la aplicación concreta de la Constitución según las distintas realidades.

La duda más importante que se plantea y nadie responde todavía es: ¿se permitirá a los hombres casados de tradición anglicana con vocación al sacerdocio ser ordenados en el futuro, como sucede en las Iglesias orientales católicas (melquitas, maronitas, coptos, caldeos, malabares, etc...)?

Hay otras preguntas, de tipo organizativo y económico. Que dependen de la respuesta anglicana a la oferta del Papa. Acoger a unas docenas o cientos de presbíteros casados en la Iglesia católica en Estados Unidos no cuesta un gran esfuerzo.

Pero si tiene razón el obispo conservador anglicano de Fulham, John Broadhurst, líder del movimiento "Forward in Faith", hasta mil presbíteros ingleses podrían volver a Roma... y la Iglesia católica inglesa cuenta solo con 4 millones de bautizados, 1 millón de fieles de misa dominical y poco dinero, ya que la mayoría de los fieles son obreros sencillos de origen irlandés, emigrantes polacos, filipinos y sudamericanos. Mantener a mil curas nuevos, la mayoría casados y con hijos, no va a ser nada fácil en Inglaterra.

Por el momento, los obispos conservadores anglicanos nombrados para atender las parroquias anglocatólicas y conservadoras de Inglaterra (el de Ebbsfleet, con 120 parroquias a su cargo, y el de Richborough, con 90 parroquias a su cargo) se han puesto como fecha el 22 de febrero para "tomar una primera decisión". Todo el mundo piensa ya en un éxodo de decenas de parroquias, quizá sus 200 parroquias en bloque, a la unión con Roma.

¿Cuál puede ser el efecto global de esta oferta del Papa? Puede llegar a parecerse a una bola de nieve en una ladera nevada: convertirse en un alud. Podría suceder algo así:

1- Es seguro ya que se incorporará en bloque al catolicismo la Traditional Anglican Church, cuya petición de ingreso explicábamos ya en 2007: un grupo de unas 400.000 personas, la mayoría en el Tercer Mundo, que hace años que dejó la Comunión Anglicana. Tienen sus propios edificios, su propia estructura, buen número de pastores y presencia misionera en sitios que a lo mejor nunca han visto a un cura católico (por ejemplo, las 16 parroquias en las islas del estrecho de Torres, entre Australia y Nueva Guinea). Sus 100 parroquias en Estados Unidos y las 40 de Canadá son una aportación valiosa, no tanto por el número como por el testimonio y vitalidad que aportan. Son cristianos apasionados.

2- El año pasado, los obispos de Ebbsfleet y Richborough, líderes de los anglicanos conservadores en Inglaterra, visitaron el Vaticano. La actual Constitución Apostólica parece haberse diseñado después de hablar con ellos, y ambos acaban de publicar una declaración de "calurosa acogida". Sus parroquias se han mantenido conservadoras durante décadas de presión del anglicanismo liberal. Podrían aceptar la oferta del Papa todas en bloque o en buena parte. Sería la segunda oleada... pero tienen el problema de los edificios. "Los anglicanos adoran sus edificios", explica el ex-pastor anglicano Dwight Longenecker en su blog. Si la Iglesia Anglicana insiste en quedarse con los templos, les costará dar el paso... y los católicos ingleses sólo tienen -con excepciones- pequeñas capillas urbanas y parroquias modernas, más bien feas y funcionales. 

3- Hay diversos grupos en el mundo que se consideran anglicanos pero salieron de Canterbury hace años; son las congregaciones "continuantes" ("continuing anglican movement"). Podrían ir aceptando en los próximos años la oferta del Papa, quizá después de ver cómo les va a los pioneros de la Traditional Anglican Church.

4- El pasado julio nacía oficialmente la nueva Iglesia Anglicana de Norteamérica, fruto de la unión de 12 organizaciones anglicanas conservadoras descontentas. Cuenta con 670 parroquias en Estados Unidos, 50 en Canadá y presencia misionera en Kenia, Uganda y Sudamérica. Se organiza en 28 diócesis y el obispo de Pittsburgh, Robert Duncan, es su primado.

Pero no muchas de estas comunidades son de tradición anglocatólica: casi todas son de anglicanos evangélicos, a veces de estilo carismático, de moral y teología conservadora, pero poco litúrgicos y poco interesados en la historia antigua o la comunión con el Papa. Se parecen más a una iglesia evangélica conservadora o pentecostal que a los anglocatólicos high-church. Su primado, Robert Duncan, ha emitido una nota más que cordial, fraterna, de agradecimiento al Papa, agradeciendo muchos gestos de apoyo que su grupo ha recibido de la Iglesia Católica: afirma que bendice a los que quieran aceptar la oferta papal, pero cree que "esta provisión no será usada por la gran mayoría de obispos, sacerdotes y congregaciones" de su organización.

5- El efecto más impresionante podría darse en África y Asia... a medio plazo. Al marchar los anglicanos conservadores de algunos puntos de decisión, los liberales tendrán toda la hegemonía en los países de Occidente, tomando decisiones (obispas lesbianas, bodas gays, sincretismo neopagano y manipulaciones de la Biblia) que escandalizarán aún más a los anglicanos de África y Asia, que son la inmensa mayoría. Al contrario que los ingleses, que pueden ser reticentes a Roma por tradición, los africanos o asiáticos pueden acudir a Roma sin ningún trauma nacional. Provincias enteras, empezando por las más jóvenes y pequeñas (en Oceanía, en Papúa, etc...) podrían acogerse a Roma... una vez empezase alguna, otras le podrían seguir.

¿Qué quedará entonces del anglicanismo liberal en Occidente? Unas parroquias envejecidas y sin doctrina cristiana, perdiendo miembros a marchas forzadas por su esterilidad. El principal ejemplo son los episcopalianos (anglicanos de EEUU) que eran 3,4 millones en 2001 y apenas 2,4 en 2008 (según el informe ARIS 2008) o, menos aún, sólo 2 millones, según las últimas estadísticas de la misma Iglesia Episcopal, que admite que sólo 705.000 de sus miembros van a la iglesia los domingos (pierden un 3 por ciento de práctica cada año).   

En el Reino Unido, de 50 millones de habitantes, hay unos 13,4 millones de anglicanos... pero en Inglaterra sólo 1 millón acude al servicio dominical. Otro millón de ingleses va el domingo a la misa católica, pese a que sólo hay cuatro millones de católicos en el país, muchos de ellos inmigrantes.

Si se marchan mil sacerdotes anglicanos, como dice el obispo de Fulham, lo que queda es clero liberal y sacerdotisas. Según el informe «Cost of Conscience» de 2002 que entrevistó a 2.000 clérigos anglicanos sólo una de cada tres sacerdotisas cree en la maternidad virginal de María, casi la mitad niega que Jesús resucitara, un 30% niega la Trinidad y una de cada cuatro no cree en «Dios Padre Todopoderoso» ni en «Dios Espíritu Santo».

Todo lleva a suponer que el anglicanismo se hundirá por el propio peso de la teología liberal y situacionista: simplemente, no entusiasma, y los entusiastas tendrán sitio bajo Roma, para mantener la moral y teología tradicional, y su liturgia y riquezas peculiares.

 

Los anglicanos ordenarán "obispas"... pero muchos se marcharán antes (2005)
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=3690  
 
Traditional Anglican Church: 400.000 anglicanos piden volver a Roma (2007)
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=9410

Cursos Alpha (de origen anglicano evangélico): millones de personas exploran la fe
 
"And no religion, too"... tañen las campanas de la catedral anglicana de Liverpool

Informe "Cost of Conscience" en inglés,
sobre pérdida de la fe ortodoxa en el anglicanismo británico
http://trushare.com/SURVEY/New%20Survey%20Page%20241003.htm  
     
Leonard Graham, obispo anglicano de Londres, se convierte al catolicismo
http://apologetica.org/leonard.htm  

Ex-sacerdotisa episcopaliana, hoy católica: "lo mejor es el celibato"
http://www.archimadrid.es/alfayome/menu/pasados/revistas/2001/oct2001/num278/Aqui/aqui2.htm  
    
John Gummer, parlamentario y exministro, de anglicano a católico
http://www.e-cristians.net/cream/?site=ecristians&idioma=es&page=9&post=1353  

 ¿Es obligatorio el celibato de los sacerdotes?
(por Dwight Longenecker en 2005, ex presbítero anglicano, hoy cura católico)
Enviar por correo
  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Identificarse
Recordarme              Lo olvidé   |   Registrarse

© 2004-2014 FORUM LIBERTAS | Noticias de actualidad en España
Logotipo de C2C Logotipo de SPC