inicio
  Jueves, 30 de octubre de 2014
Bookmark and Share 9
  Votar:  
Resultado: 4,3 puntos4,3 puntos4,3 puntos4,3 puntos4,3 puntos   16 votos
16/03/2012 - Religión
“Te prometo una vida apasionante”: el vídeo de la CEE no promete solo “un trabajo fijo”
La nueva campaña de los obispos españoles para suscitar vocaciones sacerdotales no promete riquezas, valentía ni comprensión, sino eternidad, amor y la satisfacción de hacer las cosas de manera correcta. La mayoría de medios obvian el mensaje global y se centran solo en una frase para generar controversia
Un momento del vídeo difundido por la CEE
ForumLibertas.com

Con motivo de la celebración del Día del Seminario, que se celebra en la mayoría de las diócesis el próximo 19 de marzo, la Conferencia Episcopal Española ha lanzado un vídeo para suscitar vocaciones sacerdotales mediante la sensibilización, dirigida a toda la sociedad, y en particular a las comunidades cristianas.

 

El vídeo, de dos minutos y medio de duración, utiliza un recurso discursivo de contraponer dos ideas buscando el contraste entre lo que puede darse en la vida seglar y como sacerdote. Esa contraposición de ideas responde a la pregunta con la que se abre la publicidad: “Cuántas promesas te han hecho que no se han cumplido?”. La primera respuesta del vídeo dice: “Yo no te prometo un gran sueldo, te prometo un trabajo fijo”.

 

Es precisamente esa frase la única que han utilizado la mayoría de medios de la prensa generalista para informar de la iniciativa de la CEE, a excepción del diario ABC y La Razón, que recogen la idea general del vídeo. Además de esa afirmación, los nueve sacerdotes diocesanos lanzan 14 mensajes valientes, de ánimo, de comprensión, de admiración pero sobre todo de testimonio, de una apuesta firme por vivir “una vida apasionante”, afirmaciones que prácticamente no han querido ser recogidas por la prensa.

 

Veamos los titulares que han utilizado algunos medios para informar de la campaña:

 

Agencia EFE: “La Iglesia católica promete un ‘trabajo fijo’ a quien quiera ser sacerdote”

El País: “Los obispos prometen “trabajo fijo” a los que decidan convertirse en sacerdotes”

El Periódico: “La Iglesia católica promete “un trabajo fijo” a quien quiera ser sacerdote”

La Vanguardia: “La Iglesia promete un “trabajo fijo” a quien quiera ser sacerdote”

ABC: “La Iglesia busca nuevas vocaciones”

La Razón: “Es cierto: el sacerdocio es un trabajo para toda la vida”

 

 

Como se puede observar la mayoría de medios han optado por el simplismo y no han ido más allá de lo que propone el spot, y, como suele suceder, han caído en el recurso fácil de prestigiar lo que puede generar más controversia –sobre todo cuando se trata de la Iglesia-, en lugar de informar de la idea global que la CEE pretende transmitir.

 

La narración comienza con una interpelación directa: “¿Cuántas promesas te han hecho que no se han cumplido?” y va desgranando promesas reales hechas, en principio, por personas anónimas: “No te prometo que siempre sea como el primer día, te prometo que nunca te faltarán las fuerzas”, “no te prometo que todos tus compañeros resistan, te prometo que se puede llegar hasta el final”, “no te prometo personas importantes, te prometo personas que no saben cuánto valen”, “no te prometo que vayan a hacer caso de lo que digas, te prometo que querrás repetirlo una y otra vez”, “no te prometo la comprensión de los que te rodean, te prometo que sabrás que has hecho lo correcto”, “no te prometo que te vayan a pedir ayuda, te prometo que te necesitarán”, “no te prometo una decisión fácil, te prometo que nunca te arrepentirás”, “no te prometo un trabajo perfecto, te prometo formar parte de un proyecto inolvidable”, “no te prometo que siempre vayas a obtener resultados, te prometo que tu trabajo dará mucho fruto”, “no te prometo que vayas a tener grandes lujos, te prometo que tu riqueza será eterna”, “no te prometo que siempre vayas a poder ser valiente, te prometo que tu amor será más fuerte que el miedo”, “no te prometo que puedas acabar con el sufrimiento, el dolor y la injusticia, te prometo que estés donde estés llevarás esperanza”, “no te prometo el reconocimiento del mundo, te prometo una palabra eficaz”, “no te prometo seguridades humanas, te prometo la certeza de que has sido elegido”.

 

A medida que avanza el vídeo, descubrimos que son sacerdotes quienes nos hablan y quienes nos cuentan en muy pocas palabras, y de forma muy atractiva, la grandeza de ser sacerdote, testigo de Jesucristo. Con la imagen del rostro de Cristo, el vídeo concluye afirmando: “No te prometo una vida de aventuras, te prometo una vida apasionante”.

 

El guión ha sido elaborado a partir de las respuestas dadas por más de un centenar de sacerdotes de toda España que han sido preguntados para la ocasión.

Enviar por correo
9 Comentarios:
MecagoenDios
Yo os acuso a vosotros los clericallos de censura facil y no escuchar todas las criticas,ni siquiera las bien intencionadas.Ademas de no tener sacerdotes tambien os falta publico porque acuden casi solo los viejos y algun chico o chica extraviados.
Pilar de la Cruz
Excelente!!! Fabuloso!! Este documental me fascinó...creo que debemos estar mas presente en los medios ..ese es nuestro problema. Mil felicitaciones a la Iglesia española...Ojala crezcan muchas pero muchas vocaciones....
luz yaneth
Excelente. Gracias Saludos y un abrazo luz yaneth
Andrés
¡¡¡Me encanta el spot!!! ENHORABUENA. Confío en que remueva conciencias.
Gabriel Buigues
EN CUALQUIER CASO, ME PARECE QUE EL ERROR HA SIDO EL INCLUIR ESTA COMO UNA DE LAS RAZONES PARA DECIDIRSE A SER CURA, POR TANTO ERROR DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL
Alexis
Faltan destacar las insidias del protestante César Vidal
jose eivar barrera rubiano
quisiera ser sacerdote
Jaume F
Simplemente una pasada! Para que luego digan que la Iglesia Católica no está en la onda. Y eso sí, trabajo...mucho trabajo por hacer, está claro que vale la pena.
María Rosa Gutés Pascual
Dios se vale también de los malvados y de sus caminos torcidos para sus fines insondables. Trabajo fijo, sí, porque el sacerdocio es un estado del que uno no se apea ni por enfermedad, ni por jubilación, ni por ninguna otra contingencia que no sea el pasar a mejor vida. Trabajo y fijo, también, porque la vida del religioso es un servicio constante a Dios y a sus hermanos. Y en definitiva, la realización más perfecta y cumplida de la vocación del hombre, que consiste en poner su vida al servicio de Dios y de los demás. Finalmente, Dios ha prometido y da efectivamente a quienes le sirven, no sólo lo necesario para la subsistencia, sino el ciento por uno de todo aquello que dejan atrás para seguirle.
9 Comentarios








Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de www.forumlibertas.com.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- Los comentarios serán revisados antes de ser publicados.
  Votar:  
Resultado: 4,3 puntos4,3 puntos4,3 puntos4,3 puntos4,3 puntos   16 votos
Identificarse
Recordarme              Lo olvidé   |   Registrarse


© 2004-2014 FORUM LIBERTAS | Noticias de actualidad en España
Logotipo de C2C Logotipo de SPC