inicio
  Viernes, 25 de julio de 2014
Bookmark and Share
  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
16/09/2005 - Desarrollo y pobreza
Contra el hambre y la pobreza: ni subvenciones ni corrupción
El director de la FAO y un analista sudafricano coinciden en criticar la hipersubvencionada agricultura occidente y la ayuda humanitaria sin garantías ni control.
 Noticias relacionadas
ForumLibertas.com

Cada vez son más las voces que insisten en los elementos clave contra la pobreza: potenciar la agricultura del Tercer Mundo (hoy torpedeada por el subvencionado sector agrario del Primer Mundo) y luchar contra la corrupción. En el primer tema, destaca la claridad del director general de la FAO, Jacques Diouf, que se pronunciaba el jueves 15 en LA VANGUARDIA:

 

"El principal campo de batalla en la lucha contra este estigma [el hambre y la pobreza] es el medio rural. Tres cuartas partes de los 1.100 millones de personas que viven con menos de un dólar al día se encuentran en las zonas rurales de los países en desarrollo y dependen de la agricultura.

 

Es impensable lograr algún tipo de avance sin invertir en agricultura y en infraestructura rural. Sin embargo, durante los últimos 20 años la ayuda oficial al desarrollo dirigida a estos sectores en los países más pobres se ha reducido en más de la mitad, de 5.140 millones de dólares a 2.220 millones.

 

A pesar de este hecho, una treintena de países en desarrollo, con un total de más de 2.200 millones de habitantes ha logrado reducir el número de víctimas de la desnutrición en un porcentaje superior al 25%. Y coincide con el hecho de que todos ellos obtuvieron un crecimiento de su PIB agrícola superior al de la media de los países en desarrollo.”

 

Es decir: una clave contra el hambre está en potenciar la agricultura del Tercer Mundo. Pero ¿cómo puede esta agricultura competir con la de los países ricos, exageradamente subvencionada y sobreprotegida?

 “Con los países industrializados subvencionando a sus agricultores con cerca de 1.000 millones de dólares diarios, los precios internacionales de los productos agrícolas descienden y los campesinos en los países pobres deben hacer frente a la competencia desleal incluso en sus propios mercados.  [...]

 

Mientras tanto, continuamos viendo en la televisión y leyendo en los diarios el drama de los niños que mueren a causa de la sequía en Níger y en otros países del Sahel. Y tras el habitual cruce de acusaciones nos apresuramos a enviar ayuda alimentaria con unos costes logísticos enormes.

 

Luego nos sentamos a esperar la siguiente crisis humanitaria sin atacar las raíces del problema, que pasan por establecer sistemas adecuados de gestión de los recursos hídricos e infraestructuras rurales. [...]

 

Cada año que pase sin que la situación mejore les cuesta la vida a cinco millones de niños.”

 

Cuando los Estados no ayudan

 

El pasado 3 de julio, Moeletsi Mbeki, analista internacional y hermano del presidente sudafricano, Tabo Mbeki, publicaba en el dominical británico THE MAIL ON SUNDAY su receta para África:

  

“Echar dinero a los gobiernos africanos no es la solución. Den el dinero a la gente para una inversión productiva”.

Los datos de Mbeki, presidente del Instituto Sudafricano de Asuntos Internacionales, son claros: casi la mitad de la riqueza privada de los africanos se guarda fuera de África. Nigeria, un país con un enorme potencial, tiene 80.000 millones de libras almacenadas en bancos del Reino Unido, “cuando deberían usarse para invertir en Nigeria”.

 

“Cuando los ingleses dejaron sus colonias africanas había ferrocarril en casi todas. Si vas a esos países ahora y miras lo que ha pasado, verás que funcionan apenas al 10% de la capacidad que tenían bajo dominio británico”, denuncia Mbeki.

“Año tras año la Unión Europea da comida a Etiopía. Pero todos los estudios sobre comida en Etiopía demuestran que el país produce más de lo que necesita. La razón por la que no pueden alimentar a su pueblo es porque faltan sistemas de almacenamiento. Pero hay poco incentivo para construirlos: cada vez que hay crisis se llama a Occidente para pedir más comida. Si quieren ustedes resolver la pobreza en África, ayuden a crear un sistema emprendedor que genere riqueza para el pueblo”

 

Por lo tanto, la clave está en dar los fondos y formación a iniciativas privadas (empresas, comunidades, cooperativas, gente que trabaja sobre el terreno y crea estructuras útiles y que perduran y las mantienen) y hacer que los gobiernos, hoy por hoy infectados de corrupción, sean cada vez más responsables y rindan cuentas ante su pueblo.

 

“Pocos políticos en Occidente han cuestionado jamás el robo sistemático de la riqueza de un continente por sus propios gobernantes, temiendo ser acusados de racismo o de perpetuar el colonialismo. Aquellos que lo han hecho, como George Bush, han sido acusados de tener duro el corazón. Pero poner condiciones razonables a la ayuda muestra una cabeza clara, no un corazón duro”.

La propuesta de George Bush

 

Dos meses después del artículo de Mbeki, que apareció con motivo de los macroconciertos solidarios de Bob Geldorf en la campaña Live8, Bush ha insistido en su doctrina de ayudas concretas ligadas a eficacia y lucha contra la corrupción.

 

Además, Bush se ha ofrecido ofrece a suprimir tasas de aranceles sobre el comercio de bienes y servicios para ayudar a los países más pobres, siempre (claro está) que Europa y Japón asuman idéntico compromiso.  El Tercer Mundo podría entonces –por fin-  vender sus productos en nuestros mercados.


En este ambiente, España continúa con ayudas de calderilla: por ejemplo, 240 millones de dólares para ayudas en vacunación en los próximos 20 años (7 millones de dólares al año). Hasta lo poco ayuda algo, pero... ¿qué hay de una voluntad seria de reforma? Repitamos lo que dice Jacques Diouf como director de la FAO: cada año que pase sin que la situación mejore les cuesta la vida a 5 millones de niños.

Enviar por correo
  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Identificarse
Recordarme              Lo olvidé   |   Registrarse


© 2004-2014 FORUM LIBERTAS | Noticias de actualidad en España
Logotipo de C2C Logotipo de SPC