inicio
  Jueves, 30 de octubre de 2014
Bookmark and Share
  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
20/07/2007 - Economía
A partir de 2012, crisis aguda del petróleo y los precios por las nubes
Pronóstico pesimista de la Agencia Internacional de la Energía: el tirón de la demanda de los países emergentes no se corresponderá con la oferta
La producción de petróleo se reducirá en los próximos cinco años
La demanda de los países emergentes, no correspondida por la oferta, encarecerá los precios
La producción de bio-combustibles será insuficiente para atenuar el problema
Isabel Ordóñez

La Agencia Internacional de la Energia (AIE) acaba de publicar su informe sobre el petróleo a medio plazo, con unas conclusiones preocupantes: En los próximos cinco años el mercado mundial de petróleo sufrirá una crisis aguda con subidas de precios hasta entonces nunca conocidas.

 

El precio récord que ha alcanzado en los últimos cuatro años el barril de crudo, lejos de atenuarse irá a más. La razón es más que previsible: el tirón de la demanda de petróleo de los países emergentes, como China e India, no vendrá acompañado de una oferta en la misma proporción.

 

Además, la AIE –órgano consultivo de la OCDE, que agrupa a los 30 países más ricos del mundo- advierte de que este fenómeno coincidirá con otro similar que protagonizarán el resto de hidrocarburos, especialmente el del gas natural.

 

Menos producción

 

Según la Agencia, el indicador que mejor resume la previsión para el petróleo es la reducción de las capacidades de producción excedentarias de la OPEP, que en términos ajustados pasarán de 2,5 millones de barriles diarios en 2007 a 1,55 millones en 2012.

 

Y eso pese a que la capacidad de producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en la extracción global aumentará ligeramente, al pasar de 34,4 millones de barriles diarios en 2007 a 38,36 millones en 2012.

 

Esta perspectiva de un mercado más tenso -con las evidentes presiones sobre los precios- resulta de una revisión al alza de las estimaciones de la demanda mundial de la AIE respecto a su anterior informe publicado en febrero, pero también de una corrección a la baja de las cifras sobre la producción de los países que no pertenecen a la OPEP.

 

Además, se da por hecho que ni Irán, ni Irak, ni Venezuela tendrán una neta expansión de capacidades y el 70 por ciento del aumento de la OPEP vendrá de Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos y Angola.

 

En conjunto, las incertidumbres sobre la oferta se intensificarán por el resurgimiento del nacionalismo y el riesgo geopolítico, que reducen la capacidad de la industria para responder al vigor de la demanda, basada en unas hipótesis de crecimiento económico del 3,2 por ciento anual en el periodo 2008-2012.

 

Mayor demanda

 

Los autores del informe calculan que la demanda mundial de productos petroleros subirá a un ritmo del 2,2 por ciento anual de aquí a 2012, cuando alcance los 95,8 millones de barriles diarios, frente a los 86,13 millones de media este año.

 

Ese incremento se deberá en particular a los países emergentes de Asia (China e India) y Oriente Medio, cuya evolución contrastará con un aumento más moderado en la OCDE: del 0,7 por ciento anual en Europa, del 0,6 por ciento en Japón y Corea del Sur y del 1,3 por ciento en Norteamérica, frente al 3,6 por ciento en los Estados que no pertenecen a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

 

En cuanto a la contribución de los bio-carburantes, la AIE hace una proyección que ella misma califica de “conservadora”, con una producción esperada para 2012 del equivalente de 1,8 millones de barriles diarios, el doble de la de 2006.

 

Poco auge de los ‘bio’

 

Los autores del estudio justifican esa prudencia porque los aumentos de precios de productos agrícolas como el maíz, el azúcar, la soja, el trigo y el aceite de palma les hacen dudar de “la viabilidad económica a medio plazo” de la industria de bio-combustibles.

 

El hecho es que dentro de cinco años, los bio-carburantes no representarán más que un 2 por ciento del consumo global de crudo, y eso pese a que su progresión para el mercado de los carburantes de coches será del 50 por ciento entre 2007 y 2009, en particular en Estados Unidos.

 

La AIE calcula que las capacidades de refino en el mundo se incrementarán en 10,6 millones de barriles diarios, de los que 6,7 millones en Oriente Medio y en Asia, con lo que las capacidades en esas regiones superarán la demanda esperada.

 

No obstante, pese a que esa subida superior a la de la demanda hace pensar que este elemento ofrecerá mayor flexibilidad al mercado, la agencia alertó de que esas proyecciones están sujetas a diversas eventualidades.

 

En particular señaló que algunos grandes proyectos programados para 2011 y 2012 podrían sufrir retrasos en caso de que se deteriorara la rentabilidad de la actividad de refino o si los inversores creyeran que finalmente se van a cumplir los objetivos de desarrollo de bio-carburantes.

 

Artículos relacionados:

 

¿Tiene solución el cambio climático?: Cinco previsiones que llaman al pesimismo

 

Crisis energética: 4 medidas para sortear un negro escenario

Enviar por correo
  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Identificarse
Recordarme              Lo olvidé   |   Registrarse


© 2004-2014 FORUM LIBERTAS | Noticias de actualidad en España
Logotipo de C2C Logotipo de SPC