El Gobierno chino ordena colocar carteles que prohíben la presencia de niños en las Iglesias

Funcionarios chinos han afirmado que las iglesias no podrán funcionar a menos que publiquen carteles que prohíben la entrada de niños

A woman prays during morning Mass Jan. 30 in the Cathedral of the Immaculate Conception in Beijing. (CNS photo/Roman Pilipey, EPA) See CHINA-RELIGIOUS-REGULATIONS Feb. 8, 2018.

(Catholic Herald).- Desde que las nuevas regulaciones de China para asuntos religiosos entraron en vigencia el pasado 1 de febrero, a los menores se les ha prohibido ingresar a lugares de culto en varias regiones.

Un sacerdote en la provincia de Hebei que pidió permanecer en el anonimato le dijo a ucanews.com que las autoridades habían pedido a los sacerdotes de algunas partes de la provincia que coloquen carteles que prohíban a los menores a entrar en lugares religiosos, casas de oración y otras instalaciones de la iglesia. “También amenazan a las iglesias de que no pueden ser utilizadas si se niegan a colocar las señales”, dijo.

Un blogger escribió que “los recintos religiosos son el tercer local, después de clubes y bares de Internet, donde las autoridades prohíben la entrada de menores”. Peter, un católico en el centro de China, dijo que había visto tales carteles publicados en iglesias en Xinjiang.

Le dijo a ucanews.com que no existen bases legales para que los funcionarios prohíban a los menores ingresar a lugares religiosos, y acusó a los funcionarios de violar la constitución de China.

“Cuando los menores entran a las barras de Internet, el gobierno y la policía hacen la vista gorda. Sin embargo, se están volviendo muy estrictos al prohibir que los menores ingresen a lugares religiosos. Es ridículo”, dijo.

Peter dijo que la constitución estipula claramente que los ciudadanos tienen libertad religiosa, mientras que las leyes de protección establecen que los adolescentes y los niños no pueden ser discriminados debido a sus creencias religiosas.

Dijo que la Declaración Universal de los Derechos Humanos también estipula que los padres tienen derecho a educar a sus hijos de acuerdo con sus creencias religiosas.

Aplicación subjetiva de las regulaciones

Antes de que las regulaciones tuvieran efecto, Ying Fuk-tsang, director de la escuela de teología en la Universidad China de Hong Kong, le dijo a ucanews.com que mucho dependería de cómo funcionarios comunistas de bajo y alto nivel implementaran los detalles de las regulaciones.

Un sacerdote identificado solo como el padre Thomas le dijo a ucanews.com que él también creía que las regulaciones se implementarían de manera diferente en toda China, principalmente dependiendo de la relación entre la iglesia local y el gobierno local.

El sacerdote dijo que estaba hablando con la Administración Estatal para Asuntos Religiosos “para luchar por un espacio para la libertad religiosa y la sobrevivencia de la Iglesia; para proteger a la Iglesia y al personal de ser atacados; y preservar la fe de la Iglesia”.

“Todos los sitios religiosos deben estar registrados; no se pueden realizar actividades religiosas fuera de los lugares registrados; los clérigos no registrados tienen prohibido celebrar oficios religiosos; y los miembros del partido y los menores tienen prohibido ingresar a una iglesia”, dijo. “El espacio de vida para la Iglesia cada vez es menor”.

En el noreste de China, el padre John, de una comunidad católica clandestina que se niega a registrarse con el gobierno, le dijo a ucanews.com que las autoridades le habían hablado sobre las regulaciones revisadas.

“Los oficiales no quieren que permanezcamos en la clandestinidad, porque perderían nuestro rastro y no sabrían dónde estamos”, dijo.

“Si nuestra fe no se entromete, todo estará bien. Si la oficina de asuntos religiosos y la oficina de seguridad pública nos entienden, no tendrán preocupaciones. Si realmente estamos realizando actividades clandestinas, realmente somos un problema para ellos”.

Pero un sacerdote que sirve a las aldeas dijo que las autoridades han impuesto mayores restricciones a la Iglesia. “Algunos pueden decir que si las relaciones entre la Iglesia y los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley son buenas, la Iglesia puede recibir un trato indulgente. Pero con esto solo nos estamos engañando. Mientras el gobierno central requiera una aplicación estricta, los funcionarios locales las harán cumplir de manera más estricta”.

Antes de las regulaciones, las autoridades comunistas ya estaban estrechando su control sobre los cristianos practicantes. En agosto pasado, ucanews.com informó que al menos cuatro gobiernos regionales habían emitido avisos que impedían que los niños se unieran a grupos cristianos y asistieran a actividades religiosas.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

    Cuanta más oposición se ponga, a la Iglesia Católica en China, mas fácil lo tiene esta, que bajo el deseo de su Pastor único el Papa Francisco y las oraciones de todos sus fieles, cada día da un paso adelante, para estar entre la población china, tan numerosa y deseosa de tener fundamentos espirituales firmes y necesarios, para vivir una vida plena y en “libertad”, como hombres y mujeres que son.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>