Guisos de calabaza

calabaza

La calabaza es oriunda de América y tenemos numerosas variedades, siendo muy apreciadas por la cocina catalana las calabazas que son cosechadas en otoño y en invierno, ya que es una hortaliza que posee numerosas propiedades vitamínicas y digestivas. En el mercado está muy asequible, y se puede cocinar de muchas maneras: hervida, estofada, en olla de verduras, en consomé, en forma de pastelitos …

Con una calabaza de tamaño mediano se puede preparar una comida excelente si, después de mondarla, se la corta en pedazos “que deberemos salpimentar y mezclar con cebolla picada y con puerros picados; después se deben poner en una cazuela donde, a fuego lento, se debe sofreír bastante cebolla y añadir un poco de caldo de verduras y dejar cocer durante media hora, hasta que la calabaza se ablande. Hecho esto, muy pronto, se tendrá listo para llevarlo a la mesa, incluso se puede reforzar esta sopa de calabaza con algunas setas confitadas”. También se puede combinar la crema de calabaza espesada con lentejas bien aliñadas con aceite de oliva.

Un buen complemento alimenticio en la dieta es servir  la calabaza en los postres a modo de pastel, que podemos elaborar “con pasta de calabaza, yemas de huevo, harina, un poco de levadura, azúcar de caña, canela, la cáscara de una naranja y de un limón, aceite de oliva y un buen puñado de nueces troceadas para añadir a la pasta, que debe permanecer en el horno hasta que esté cocida y en su punto. Se podrá comer este pastel cuando se haya enfriado un poco”.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>