Lo que no dicen los estudios sobre infecundidad en España: el factor aborto

¿Por qué las mujeres no tienen hijos? Un estudio de la Universidad Autónoma de Barcelona habla de cinco causas, pero ignora los efectos del aborto: en 1987 hubo 16.206 interrupciones de embarazo; entre 2006 y 2014 pasaron de las 100.000

infecundidad, aborto Las causas de la infecundidad: en España los hijos se tienen cada vez más más tarde y el número de abortos sobrepasa los 100.000 cada año

España encabeza el retraso en la maternidad en Europa, siendo la edad al primer hijo la más elevada del mundo en la actualidad. Entre 1985 y 2012, la edad media a la primera maternidad de las mujeres españolas se ha aplazado de los 26 a los 30 años y medio”.

Esta es una de las cuestiones destacables sobre las que advierte el estudio “La infecundidad en España: tic-tac, tic-tac, tic-tac!!!” publicado en la revista científica Perspectivas Demográficas por el Centre d’Estudis Demogràfics de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB); y también una de las cinco causas de la creciente infecundidad de las españolas a las que se refiere en sus conclusiones.

Sin embargo, entre esas cinco causas no se contempla un factor que incide de forma espectacular en el descenso de la infecundidad en España: el aborto. De hecho, si en 1987 hubo 16.206 interrupciones de embarazo, entre 2006 y 2014 se sobrepasaron los 100.000 abortos.

El Centro de Estudios Demográficos señala al inicio de su informe que “falta menos de una década para que las mujeres nacidas en 1975 alcancen el medio siglo de existencia y se conviertan en las más infecundas de todas las generaciones nacidas en España en los últimos 130 años”.

España no destaca precisamente por respetar los derechos del no nacido, con más de 100.000 abortos anuales

España no destaca precisamente por respetar los derechos del no nacido, con más de 100.000 abortos anuales

Una de cada cuatro mujeres, sin hijos

A continuación refiere que “muy probablemente, una de cada cuatro mujeres nacidas en 1975 no tendrá hijos cuando alcance los 50 años de edad”, y añade que, en una sociedad preocupada por las consecuencias del envejecimiento, “sorprende el poco debate que genera que una de cada cuatro mujeres no vaya a tener ningún hijo, contraviniendo sus propias expectativas y deseos”.

Aunque el estudio plantea esta cuestión como un hecho novedoso, lo cierto es que ya en el período entre 1890 y 1920 se dieron porcentajes cercanos al 25% de mujeres que no tuvieron hijos, como se puede ver en el siguiente gráfico, reproducido a partir del informe de la UAB, con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Escenario de la infecundidad en España: mujeres sin hijos e hijos por mujer en un siglo

Escenario de la infecundidad en España: mujeres sin hijos e hijos por mujer en un siglo

En el gráfico se puede observar, también, que los porcentajes de mujeres sin hijos a partir de 1970 son una proyección del estudio, no una constatación.

Creciente infecundidad

La reducción progresiva de la fecundidad en España sólo fue interrumpida excepcionalmente durante los años del baby boom”, destaca el estudio.

De hecho, si en los inicios de 1900, donde se muestran los primeros datos de hijos por mujer en el gráfico, se tenían 3,15 hijos por mujer en edad fértil; en los albores de 1970 solo eran 1,49, añade el informe. Y si nos remitimos al año 2014, esa cifra descendía hasta los 1,32 hijos por mujer, con los datos del INE.

Solo entre 1930 y 1943 ese constante crecimiento de la infertilidad se frena: “generación tras generación, las mujeres han ido teniendo menos hijos a excepción de las nacidas entre 1930 y 1943, protagonistas del baby boom, que mantuvieron, e incluso rebasaron, los 2,5 hijos por mujer”, como se observa en el gráfico.

¿Por qué no se tienen más hijos en España? Cinco causas visibles y una oculta

¿Por qué no se tienen más hijos en España? Cinco causas visibles y una oculta

¿Por qué no se tienen hijos? Las cinco causas

A continuación, el trabajo del Centro de Estudios Demográficos de la UAB, respondiendo a la pregunta de por qué no se tienen más hijos en España, nos habla de las cinco causas principales de este fenómeno.

  1. La primera de ellas hace referencia a que “encontramos mujeres que por razones biológicas no pueden tener hijos, lo que en el vocabulario médico se conoce como infertilidad primaria”, señala el estudio.En referencia a este tipo de infertilidad, el estudio destaca que “tiene un nivel bajo y constante en el tiempo del orden del 2% y no es la responsable de los elevados niveles de infecundidad en España. Es más, las técnicas de reproducción asistida han contribuido a reducir los niveles de infertilidad primaria y adquirida.”.
  2. También están las que “son fértiles pero no desean tener hijos y mantienen esta decisión a lo largo de su vida, lo que llamamos infecundidad deseada”.
    Aquí, el estudio añade que “las mujeres que no desean tener hijos y mantienen esta decisión a lo largo de su vida fértil son una minoría, siempre inferior al 5%”. De hecho, España es uno de los países de la Unión Europea con la mayor distancia entre el número de hijos deseados y el número tenido”, subraya.
  1. “Se da el caso de aquellas que pueden y quisieran tener hijos pero no se lo plantean porque consideran que son demasiado jóvenes para tenerlos, lo que etiquetaremos como infecundidad normativa, ya que se articula en función de la edad en que socialmente se considera apropiado ser madre”.
    Tampoco podemos atribuir el aumento de la infecundidad al hecho de que las mujeres no se planteen tener hijos en los primeros años de su vida fértil, pongamos entre los 15 y 25 años de edad. A estas edades, las mujeres que son madres representan una minoría y todavía quedan suficientes años para tener hijos”, concreta el informe.
  1. “En cuarto lugar, debemos contar con aquellas mujeres que pueden y quieren tener hijos y están en las edades socialmente consideradas para ser madre pero que optan por posponer la decisión unos años porque no reúnen las condiciones familiares y/o materiales óptimas para asumir los costes de la reproducción, situación que podríamos denominar como infecundidad transitoria”.
  2. Por último, “se añaden aquellas mujeres que cuando deciden tener hijos, con o sin las condiciones que unos años antes juzgaban indispensables, no los tienen porque no se quedan embarazadas, experimentando condiciones de baja fertilidad o infertilidad sobrevenida con la edad, que aumenta especialmente a partir de los 35 años”.

Ante este escenario, el estudio concluye que “todo apunta a que los niveles de infecundidad actuales están asociados al retraso de la edad a la primera maternidad y a las condiciones materiales y conyugales que rodean la decisión de tener hijos entre los 25 y 40 años de edad”.

Ante un test de embarazo positivo, son muchas las mujeres que todavía deciden abortar

Ante un test de embarazo positivo, son muchas las mujeres que todavía deciden abortar

El factor aborto, silenciado

Sin embargo, en todo este detallado análisis sobre las causas de la creciente infecundidad en España no hay ni una sola referencia a un factor determinante en esa preocupante estadística: el creciente número de abortos, un hecho silenciado a lo largo del estudio de la UAB.

En ese sentido, vale la pena resaltar que los abortos en España en 1987 fueron 16.206, y a partir de esa fecha la curva ascendente del número de interrupciones del embarazo no hizo otra cosa que aumentar, como se puede ver en el siguiente gráfico, con datos del INE, que publicó el diario El País el 23 de septiembre de 2014.

Estadística de abortos en España entre 1985 y 2012

Estadística de abortos en España entre 1985 y 2012

Tan solo dos años más tarde, en 1989, esa cifra prácticamente se había duplicado (30.552), y continuó aumentando año tras año hasta 1996, con 51.002 abortos. Un año después descendían a los 49.758, pero en 1998 ya eran 53.487, y vuelta a subir año tras año hasta sobrepasar la cifra de cien mil: 101.592 en 2006.

Los siguientes años siguieron superando la barrera de los cien mil, y en 2008 llegaban a los 115.812, para descender ligeramente dos años consecutivos.

Sin embargo, el número de interrupciones del embarazo continuó creciendo y alcanzó su cifra máxima en 2011, con 118.611 abortos, para pasar a 113.419 en 2012; 108.690 en 2013; y 94.796 en 2014, como se puede ver en la tabla que mostramos a continuación, cuya fuente es también el INE.

En 2011 se batió un preocupante récord de abortos en España: 118.611 vidas segadas

En 2011 se batió un preocupante récord de abortos en España: 118.611 vidas segadas

A la vista de todos estos datos, es cuestión de hacer cálculos matemáticos para concluir que la infecundidad en España tendría otro escenario bien diferente si no fuera por la significativa y preocupante cifra de abortos que se han llevado a cabo en todo ese tiempo. Unos abortos que, en julio de 2014, ya triplicaban el crecimiento vegetativo en España.

A todo ello habría que añadir los efectos abortivos de la píldora del día después o postcoital, que “intercepta el embarazo y puede llegar a desarrollar un tumor”, según advertía un experto ginecólogo ya en 2010, año en el que la venta de esta píldora creció casi un 300%.

Aunque desde las administraciones y la industria farmacéutica, que se beneficia de su venta, se insiste en que no es abortiva, son muchos los expertos que aseguran que sí lo es en determinadas circunstancias. Y es un suma y sigue para el creciente incremento de la infecundidad en España.

Hazte socio

También te puede gustar

2 Comments

  1. 1

    los países que han abdicado de sus raíces cristianas son fácil conquista para el Islam. Su método consiste en tener muchos hijos. La aceptación del Aborto en esos países es su suicidio y el triunfo del Islam

  2. 2

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>