Ranking de incremento de nacimientos fuera del matrimonio en la UE: España, entre los dos primeros

No es ninguna novedad que, en los últimos dos decenios, el porcentaje de parejas que deciden tener un hijo sin estar casadas o de mujeres que s…

Forum Libertas

No es ninguna novedad que, en los últimos dos decenios, el porcentaje de parejas que deciden tener un hijo sin estar casadas o de mujeres que se lanzan solas a la experiencia de ser madres ha aumentado notablemente en la Unión Europea (UE).

Sin embargo, en un contexto en el que hace 12 años la mayoría de países superaban de largo a España en esa estadística, el incremento de niños nacidos fuera del matrimonio se ha disparado en España.

Tanto es así que, entre 1990 (9,6%) y 2009 (34,25%), el porcentaje de hijos nacidos fuera del matrimonio sobre el total de nacimientos españoles se ha multiplicado por 3,57, según datos de la Oficina de Estadística comunitaria (Eurostat).

Los segundos del ranking

De hecho, España ocupa el segundo lugar en el ranking de incremento de nacimientos fuera del matrimonio en la UE entre los años 1997 y 2009, tal como se puede observar en la siguiente tabla, reproducida a partir de los datos de Eurostat. Sólo Bélgica supera a España en ese ranking.

Mientras en 1997 el porcentaje era del 13,12%, en 2009 ese porcentaje había crecido hasta el 34,25%. El total de nacimientos en España el año pasado fue de 494.564 y los nacidos fuera del matrimonio 169.343.

Además, los españoles (21,13) casi han duplicado el incremento de puntos porcentuales (1,85 veces) con respecto a la media de los países de la UE (11,45) analizados en esa tabla.

EVOLUCIÓN DEL NÚMERO DE NACIMIENTOS FUERA DEL MATRIMONIO

(1997- 2009)

País y período

Total

Nacimientos último año

Fuera del

Matrimonio último año

Porcentaje sobre total último año

Porcentaje sobre total primer año

Aumento en puntos porcentuales

Bélgica

(1997-2009)

126.000

58.192

46,18%

20,98%

25,20

España

(1997-2009)

494.564

169.343

34,25%

13,12%

21,13

Portugal

(1997-2009)

99.491

37.928

38,12%

19,56%

18,56

Italia

(1997-2009)

568.857

133.691

23,50%

6,98%

16,52

Alemania

(1997-2009)

665.142

217.766

32,74%

17,96%

14,78

MEDIA

11,45

Francia

(1998-2008)

52,56%

41,67%

10,89

Austria

(1997-2009)

76.344

29.988

39,28%

28,80%

10,48

Suiza

(1997-2009)

78.200

13.991

17,89%

8,07%

9,82

Reino Unido

(1997-2009)

790.204

365.791

46,29%

36,75%

9,54

Polonia

(1997-2009)

417.589

84.527

20,24%

10,97%

9,27

Irlanda

(1997-2008)

33,10%

26,81%

6,29

Finlandia

(1997-2009)

60.430

24.697

40,87%

36,51%

4,36

Grecia

(1997-2009)

117.900

7.850

6,66%

3,46%

3,2

Suecia

(1997-2009)

111.801

60.716

54,31%

54,08%

0,23

Llama la atención la evolución que han seguido países de tradición similar a la española en cuanto al número de hijos fuera del matrimonio, como puedan ser Alemania (17,96% en 1997), Polonia (10,97%), Suiza (8,07%), Italia (6,98%) o Grecia, más destacada, con 3,46% en 1997.

La anomalía española: la ruptura

Todos ellos han hecho una evolución con una lógica más ecuánime que la española: Polonia ha aumentado 9,27 puntos porcentuales; Suiza 9,82; Italia 16,52; y Grecia 3,2. Sin embargo España lo ha hecho en 21,13 puntos.

Se puede argumentar que los cambios sociales de los últimos veinte años en España han dejado atrás el modelo tradicional de familia y se ha traducido en un acercamiento al modelo de países nórdicos como Suecia, Finlandia, Reino Unido, Bélgica o la laicista Francia.

Pero, el problema para España surge desde el momento en que, mientras en esos países el modelo de ruptura con el modelo tradicional de familia se ha producido a lo largo de muchos años, los españoles han dado el ‘salto al vacío’ en un corto período de tiempo.

Y además lo ha hecho paralelamente a otras ‘rupturas’ del modelo tradicional espectaculares y a corto plazo, como las relacionadas con las leyes del aborto o los matrimonios homosexuales, y las rupturas de parejas, tanto en divorcios como en separaciones.

Las cifras son significativas, pero el factor más importante es la gran rapidez con que se han disparado esas estadísticas. Todas esas rápidas rupturas con la situación anterior prácticamente no han dado el lógico tiempo y posibilidad de adaptación.

Hazte socio

También te puede gustar