‘Hierba alta’, por José Carlos Rodríguez Soto

Muchas guerras y conflictos nos pasan desapercibidos. El hombre occidental se ha acostumbrado a que todo sea espectáculo y las guerras enquistadas dur…

fichero_16181_20080922.jpg

Muchas guerras y conflictos nos pasan desapercibidos. El hombre occidental se ha acostumbrado a que todo sea espectáculo y las guerras enquistadas durante largo tiempo se vuelven tediosas para quienes nos hemos acostumbrado a devorar novedades.

El Norte de Uganda ha vivido, sin que se haya resuelto aún del todo, un largo y duro enfrentamiento con el Ejército de Liberación del Señor (LRA, siglas de Lord’s Resistance Army) liderado por Joseph Kony.

Como consecuencia son más de un millón de personas las que han tenido que abandonar sus hogares y pueblos hacia campamentos de refugiados y miles las víctimas mortales, las familias destruidas y los niños secuestrados para hacer de ellos guerrilleros o convertirlas, a ellas, en esclavas sexuales.

José Carlos Rodríguez nos presenta en este libro su experiencia. Como misionero comboniano vivió más de 17 años en el norte de Uganda y hubo de participar activamente en varios intentos de negociación entre el gobierno y la guerrilla. Así el libro ni está escrito desde la distancia ni tampoco abunda en discursos interpretativos: ofrece lo que el autor ha vivido en primera persona y relata todo aportando los nombres de los protagonistas.

Por ese motivo nos conmueve aún más. Porque conocemos de primera mano la historia de sufrimiento de niños, ex guerrilleros, misioneros y gente de buena voluntad que trabaja por la paz y también se nos muestra la actitud ambivalente de algunas autoridades y la violencia irracional de una guerrilla que el autor no duda en calificar como secta.

El LRA es una guerrilla muy singular. Su líder se cree en relación directa con el Espíritu Santo y combinan las oraciones con actitudes salvajes como mutilar u obligar a niños y adolescentes a asesinar a sus amigos.

Hemos oído hablar de los niños soldado de Sierra Leona. Desgraciadamente no es el único país, y tampoco era la primera vez, que la inocencia era pervertida de esa manera tan horrenda. En este libro se nos descubre esa realidad en Uganda.

Pero, el libro no es sólo una recopilación de desgracias e inhumanidades. José Carlos nos presenta también los esfuerzos por conseguir la paz en el país y nos dibuja el rostro de personas buenas comprometidas en ello.

Como dice el autor: “Mi fe cristiana que me ha animado y sostenido en los momentos de mayor prueba proclama que los que trabajan por la paz son llamados hijos de Dios”. Una vez más, donde el infierno parece querer apropiarse con todo, encontramos a la Iglesia capaz de mirar directamente al mal porque sabe que ha sido vencido.
.

HIERBA ALTA
José Carlos Rodríguez Soto
Mundo Negro (www.edimune.com)
340 páginas

Vea aquí artículos de José Carlos Rodríguez en ForumLibertas

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>