Ignacio Díaz: “El lobby anticristiano se está disfrazando de cultura religiosa”

Entrevistamos al director del documental ‘¿Hemos perdido el Oremus?’, que analiza por qué la clase de religión es una asignatura insustituible que aporta valor y dimensión humana a los jóvenes y ninguna otra materia puede sustituirla como formación espiritual

¿'Hemos perdido el Oremus?', el documental que aborda la clase de Religión en la escuela ¿'Hemos perdido el Oremus?', el documental que aborda la clase de Religión en la escuela

Entrevistamos a Ignacio Díaz Ventura, maestro de Religión católica en escuelas públicas y colaborador de la Delegación de Enseñanza del Arzobispado de Barcelona. Díaz es el director del documental Hem perdut l’Oremus? (¿Hemos perdido el Oremus?, en castellano) que se presentó en el Seminario Conciliar de Barcelona el pasado 13 de abril. El trabajo aborda en media hora de duración por qué la clase de religión es una asignatura insustituible que aporta valor y dimensión humana a los jóvenes y ninguna otra materia puede sustituirla como formación espiritual.

El documental ofrece la opinión de seis expertos en educación y enseñanza religiosa: monseñor Jaume Pujol, arzobispo de Tarragona y presidente del Secretariado Interdiocesano para la Enseñanza de la Religión en Cataluña (SIERC); Josep Maria Soler, abad de Montserrat; Lluc Torcal, anterior prior del Monasterio de Poblet y procurador general de la Orden Cisterciense; Montserrat del Pozo, superiora general de les Misioneras Hijas de la Sagrada Familia de Nazaret; Francesc Torralba, presidente del Consejo asesor para la diversidad religiosa de la Generalitat de Cataluña; y Mercè Prevosti, maestra de Religión en escuelas públicas de Barcelona.

El documental ha sido producido por Arturo Méndiz, ganador de dos premios Goya (2012, 2016). Ignacio Díaz es licenciado en Estudios Eclesiásticos y máster en Estudios Humanísticos y Sociales, le preguntamos su opinión sobre la situación de la asignatura de Religión en la escuela pública.

Ignacio Díaz Ventura, maestro de Religión católica en escuelas públicas

Ignacio Díaz Ventura, maestro de Religión católica en escuelas públicas

¿Cuál es la situación de la asignatura de Religión católica en la escuela pública catalana?

Es una situación altamente compleja. Además, parece que los principales afectados no están dispuestos a coger el toro por los cuernos. Algunos quieren solucionar el problema con una medida que, a mi entender, aun puede agravar más la situación: sustituir la actual asignatura voluntaria de religión (católica, evangélica, musulmana o judía) por una materia obligatoria de cultura religiosa. Aparentemente parece una opción razonable: para luchar contra el analfabetismo religioso generalizado, obligamos a todos los alumnos a cursar Cultura religiosa. Ahora bien, ¿no será esta la vía perfecta, por su aparente bondad, para inocular a todos los niños el relativismo religioso que conduce, en último término, al indiferentismo y al ateísmo práctico? ¿Quiénes serán los profesores encargados para impartir esta materia? Si es un profesor de profundas convicciones ateas, ¿qué visión de las religiones transmitirá a los alumnos? Me da la impresión de que el lobby anticristiano se está disfrazando de cultura religiosa. ¿Y qué sucede con las cuestiones morales que se derivan de las creencias de cada religión? Las familias que no quieran que sus hijos sean adoctrinados en el relativismo religioso, ¿deberán optar por la objeción de conciencia? Por lo tanto, a mi modo de ver, esta es una de las principales amenazas actuales -quizá la peor- del derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones religiosas y morales. Creo que es, en terminología del Papa Francisco, una nueva forma de “persecución educada“.

“El documental abarca el derecho a libertad de educación y la relación entre Familia y Estado… ¡no entre Iglesia y Estado!”

¿Qué le motivó a hacer un documental sobre la Religión católica en la escuela pública?

El documental, aunque se centra en la cuestión de la enseñanza de la religión en la escuela pública, abarca, entre otras, dos cuestiones fundamentales: el derecho a libertad de educación y la relación entre Familia y Estado… ¡no entre Iglesia y Estado! Lo ha recordado el Papa Francisco en su reciente exhortación: “me parece muy importante recordar que la educación integral de los hijos es “obligación gravísima”, a la vez que “derecho primario” de los padres. No es sólo una carga o un peso, sino también un derecho esencial e insustituible que están llamados a defender y que nadie debería pretender quitarles. El Estado ofrece un servicio educativo de manera subsidiaria, acompañando la función indelegable de los padres, que tienen derecho a poder elegir con libertad el tipo de educación —accesible y de calidad— que quieran dar a sus hijos según sus convicciones” (Amoris Laetita, nº 84). Opté por un documental porque es un producto audiovisual y es más fácil que llegue al público en general.

El arzobispo de Barcelona, monseñor Omella, en la presentación de 'Hem perdut l'Oremus?'

El arzobispo de Barcelona, monseñor Omella, en la presentación de ‘Hem perdut l’Oremus?’

El documental no trata solamente de defender la asignatura de religión en la escuela pública, sino que describe la imprescindible dimensión humana y cultural que esa asignatura transfiere a los niños de hoy, ciudadanos del mañana. Sin esa asignatura, ¿cree que hay alguna otra materia que supliría ese vacío?

La asignatura de religión plantea cuestiones a las que ninguna otra materia puede dar respuesta: ¿cuál es el sentido de la vida? ¿Con la muerte se acaba todo? ¿Cómo distinguir el bien del mal? Estas preguntas, y muchas otras, nos afectan a todos, ¡también a los niños! Hoy en día, la primera causa de muerte entre los jóvenes es el suicidio. ¿Cómo se lucha contra este drama?: ¿con más matemáticas?, ¿más catalán?, ¿más inglés? La educación no debería reducirse al desarrollo de habilidades… ¿somos homo habilis o homo sapiens? ¿Cómo aprendo a usar las matemáticas, el catalán o el inglés para el bien? Esta sabiduría que nos ayuda a discernir el bien del mal, que nos caracteriza como homo sapiens, es la que se trabaja -entre otras cuestiones- en la asignatura de religión.

Algunas voces consideran que la situación política, social y cultural que vive actualmente Cataluña la convierten en uno de los lugares más fuertemente secularizados de Europa, ¿cree que es así?

En mi opinión, la imagen que se da en los medios de comunicación sobre la secularización de Cataluña no se corresponde con la realidad. En los últimos años, han llegado hasta aquí miles de inmigrantes profundamente religiosos: católicos o evangélicos procedentes de Latinoamérica, musulmanes del Magreb, del resto de África o de países asiáticos como Pakistán o Filipinas… Por lo tanto, si bien es cierto que la presencia del catolicismo en Cataluña ha menguado, no lo es menos que la inmigración ha contrarrestado el proceso de secularización.

“El futuro político de Cataluña dependerá más de las iniciativas de los ciudadanos que de los partidos”

El denominado “proceso independentista” de Cataluña está liderado por partidos políticos anticatólicos -CUP, ERC- o que han renegado de sus raíces cristianas -CDC-, ¿cree que puede existir una verdadera propuesta política para el futuro de Cataluña que niegue una parte fundamental de la historia del país?

Creo que detrás de los partidos políticos hay personas, cada una con sus convicciones y con ideas propias. Si bien es cierto que los partidos tienen sus programas, no creo que sus militantes y dirigentes compartan todos un pensamiento único. Por lo tanto, me parece que el futuro político de Cataluña, me refiero al progreso o no en el bien común, dependerá más de las iniciativas de los ciudadanos que de los partidos. La fuerza regeneradora de la fe suele actuar desde abajo, desde el corazón de las personas, una a una, no desde arriba, y en este sentido, me parece que los nuevos medios de comunicación, como las redes sociales van a jugar un papel crucial.

Logo_jpg (1)Torras i Bages decía a finales del siglo XIX -y su documental lo recuerda- que “Cataluña será cristiana o no será”. ¿Cree que esa afirmación sigue estando de actualidad?

“Cataluña será cristiana o no será” es una afirmación que se le atribuye al obispo Torras i Bages y que podría sintetizar de alguna manera, su pensamiento sobre Cataluña. No conozco en profundidad su obra, ni su magisterio, pero supongo que debía referirse a la fe cristiana en cuanto a principio de unidad. Lo mismo podría decirse de España o de Europa. El Evangelio, Jesucristo, es el futuro de todos los pueblos; sin Él, todo se desmorona. Creo que esta era su idea. Por lo tanto, a mayor descristianización, mayor desorientación, confusión y división.

“Debemos hacer examen de conciencia en el seno de la Iglesia: ¿cuántas veces nos autocensuramos por miedo al qué dirán?

La ideología de género, el homosexualismo político, el feminismo radical, el lobby del aborto o el relativismo son algunas ideologías que tienen entre sus objetivos eliminar toda manifestación religiosa de la vida pública. ¿Cree que lo están consiguiendo? Si es así, ¿qué riesgos tiene esa situación?

Creo que la mayoría de las personas que promueven estas ideologías son las principales víctimas de esas mismas ideologías, valga la redundancia. Me da la impresión de que, en múltiples ocasiones, son personas que han sufrido mucho, que son inconformistas, que quieren cambiar las cosas para bien, pero que lo hacen por el camino equivocado. En cuanto a la eliminación de manifestaciones religiosas en la vida pública, quizá debamos hacer examen de conciencia en el seno de la Iglesia. ¿Cuántas veces no somos nosotros mismos los que nos autocensuramos por miedo al qué dirán? Creo que estamos en un momento propicio para mejorar la situación. Eso sí, como diría la beata Teresa Calcuta, debemos empezar por mejorar nosotros mismos.

Por último, su documental lleva por título la expresión “Hemos perdido el oremus”, ¿qué cree que es el oremus?

El oremus de la expresión popular tiene su origen en la liturgia de la Iglesia. Con el oremus, el que preside la celebración, llama, exhorta, anima a que los fieles congregados dirijan su corazón a Dios. Cuando ponemos la mirada en Él, en su Amor Misericordioso, todo se pone en su sitio y volvemos a redirigirnos -como el GPS- a nuestro último destino, y podemos avanzar tranquilos porque sabemos que vamos en el Buen Camino.

Algunos de los asistentes a la presentación del documental en el Seminario Conciliar de Barcelona

Algunos de los asistentes a la presentación del documental en el Seminario Conciliar de Barcelona

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>