¿El Islam conquistará Europa?

El cardenal Schönborn, arzobispo de Viena, ha alertado del riesgo de que el Islam acabe conquistando Europa. Lo ha manifestado en la homilía de una Misa en la Catedral de su Diócesis. Su reflexión apunta en un sentido preciso: Europa “ha despilfarrado y desperdiciado su herencia cristiana” . Desde su ámbito, el politico, Merkel apunto algo semejante con mayor contundencia. En  octubre 2015 y en un debate público en la Universidad de Berna (Suiza) afirmó que ante el riesgo de “islamización” de Europa había que responder “volviendo a la iglesia y leyendo de nuevo la biblia”, según publica la revista alemana Pro. Llamó a redescubrir la fe y las raíces cristianas, y señaló que “el miedo al Islam no va a contribuir a resolver la situación”. “Debemos recuperar el valor de ser cristianos y fomentar el diálogo con los musulmanes“. Los xovinismos nacionalistas  olvidan el  hecho cristiano, es el caso de Le Penn y el Frente Nacional en Francia, o el Partido de la Libertad holandés de Geert Wilders, una formación además de aire liberal cosmopolita y que encuentra su esencia en el anti islamismo.

La cuestión no es menor. No se trata de ser anti, sino pro, que es la única manera de construir algo, y ese pro no puede basarse en la dialéctica “amigo-enemigo”, una lógica que tuvo destructoras consecuencias para Europa. Olvidar esto y olvidar que los mejores años de nuestras vidas como europeos, desde la Revolución Francesa nos los ha aportado la Unión Europea sería un error fatal

El riesgo del Islam no radica en lo que haga, sino en lo que no hacemos los europeos.  Nuestra cultura es cristiana, y esos son los valores que poseemos que han permitido la reconciliación, reconstrucción, desarrollo y bienestar. Esta cultura y valores surgen de una fe, y si esta se pierde o se convierte tan tenue que deja de ser sal y luz, el árbol de la cultura declina, porque sus raíces son aquella fe. Pero las  raíces no son el árbol; es decir, se puede afirmar esta cultura sin la fe, solo por las bondades y solidez que nos proporciona (otro cosa es que necesite del trasfondo de la fe para vivificarse). Se trata de una cultura que admite en su seno la libertad y el pluralismo.

No estamos diciendo nada nuevo. Toda gran civilización necesita una razón objetiva para vivir y desarrollar, y cuando aquella pierde su sentido, se degrada. Los países comunistas, el último intento secular de construir una nueva razón objetiva, una vez implosionado (caso de la URSS) o desvirtuado el sistema (China) se han visto en la necesidad de reconstruir una nueza razón común. Y como es lógico la han buscado en  su propia  cultura, y eso significa una recuperación de la ortodoxia, en el primer caso, y del neo confucionismo, en el segundo. Solo Europa en todo el mundo intenta  corregir su vacío cultura y espiritual con más vació.

De ahí que el gran enemigo de Europa sea el laicismo cosmopolita de la exclusión religiosa, la ideología de género, del neoliberalismo y el individualismo hedonista, de la cultura de la de desvinculación y su imperio del deseo por encima del imperio del bien, porque ha convertido el deseo irrefrenable en el bien mayor de esta sociedad. En definitiva, de todo aquello que para subsistir necesita erradicar lo cristiano. El Islam puede prosperar solo porque llenaría un vacío. De sentido de la vida,  demográfico, de cohesión y compromiso colectivo. Todo lo que precisamente destruye aquella ideología.

Mientras no recobremos nuestras raíces cristianas, y no levantemos el árbol del proyecto cultural, el islam crecerá, porque sus gentes traerán hijos al mundo y aportaran a los jóvenes un sentido a su vida.

Hazte socio

También te puede gustar

2 Comments

  1. 1

    Los países que han abdicado de sus raíces cristianas son fácil conquista para el Islam. Su método consiste en tener muchos hijos. La aceptación del Aborto en esos países es su suicidio y el triunfo del Islam.
    Para detener el avance del islamismo es urgente volver a las raíces cristianas, que la gente vuelva a Cristo, único capaz de detener el populismo izquierdista y el islamismo.
    Una manera sería, como hizo Jonás en Nínive, a través de los medios de comunicación dando conferencias, información, charlas, de personas que convenzan de la gravedad de la situación y muevan el corazón para volver a Cristo.
    También pueden darlo sacerdotes, que pueden venir del extranjero, como los polacos que están muy enraizados en Cristo.
    Urgencia de volver a Cristo en España

  2. 2

    He hablado con algún proveedor, que además se considera católico, y se piensa que nuestra sociedad es tan maravillosa, tolerante, abierta, acogedora, que los musulmanes se irán haciendo como nosotros y no suponen ningún problema. Es, en todo caso, la ultraderecha la que impedirá que se integren.
    “Los dioses ciegan a aquellos que quieren perder” dijo el pagano Plutarco? Que miedo me dan estas personas.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>