Josep Borrell, nuevo presidente del Parlamento Europeo gracias al pacto entre populares y socialistas

Josep Borrell fue elegido este martes nuevo presidente del Parlamento Europeo, al obtener en la sesión constitutiva 388 votos, muy por encima de los o…

fichero_466_20040720.jpg

Josep Borrell fue elegido este martes nuevo presidente del Parlamento Europeo, al obtener en la sesión constitutiva 388 votos, muy por encima de los otros dos aspirantes. El liberal Bronislaw Geremek consiguió el apoyo de 208 diputados, mientras que el comunista Francis Wurtz se quedó en 51. Borrell, que encabezó la lista socialista en la circunscripción española, ocupará el cargo hasta finales del año 2006, media legislatura, gracias al pacto entre el Partido Popular Europeo (PPE) y el Partido Socialista (PSE), que implica un reparto de la presidencia (en enero de 2006, un diputado popular sustituirá a Borrell) y el apoyo socialista a la investidura del popular portugués José Manuel Durao Barroso como presidente de la Comisión Europea. Pero no cuadra ni una cosa ni otra. La elección de Borrell, con 388 papeletas sobre las 647 válidas (se emitieron en total 700 votos), no contó con la unanimidad de los dos grandes grupos, que serían 468 al sumar los 268 del PPE y los 200 del PSE. En el caso de Durao Barroso, varios parlamentarios socialistas ya han dicho que no apoyarán su elección como jefe del ejecutivo de la Unión, aunque probablemente también se producirá en la primera votación.

El pacto para repartir la presidencia de la cámara, además de haber provocado discrepancias internas en ambos grupos, es una anomalía representativa que se basa exclusivamente en el poder. No es normal, por ejemplo, que Jaime Mayor Oreja, principal adversario de Borrell en España como cabeza de lista del Partido Popular, apoye al candidato socialista junto con la mayoría de los 24 diputados elegidos por esta fuerza política. ¿Está siendo fiel a sus electores con esta actitud? Por otro lado, sorprende que no se haya producido un pacto entre populares (que son los más votados) y liberales, como sucedió en 1999 también con un reparto de la presidencia. Pero en esta ocasión, la reciente creación del Partido Demócrata Europeo de Francesco Rutelli y François Bayrou, una fuerza de centroizquierda y de inspiración cristiana que refuerza al grupo liberal con una gran coalición, ha podido influir en el acuerdo que finalmente se ha producido entre los dos grandes partidos, ya que una hipotética suma alternativa de socialistas y liberales (288 escaños) superaría al Partido Popular solo (268).

Tercer presidente español de la Eurocámara

Josep Borrell, tercer presidente español en la historia de la Eurocámara, nació en La Pobla de Segur (Lleida) el 24 de abril de 1947. Tras afiliarse al PSOE en 1975, fue elegido en 1979 diputado responsable de Hacienda en el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Tras la primera victoria socialista en 1982 con Felipe González, Borrell fue primero secretario general de Presupuesto y Gasto Público y luego secretario de Estado de Hacienda. Desde 1986, fue elegido diputado en el Congreso de Madrid en todas las legislaturas hasta la que finalizó en 2004. El 11 de marzo de 1991, fue nombrado ministro de Obras Públicas Transportes en una de las remodelaciones de González.

En abril de 1998, ya con el PSOE en la oposición, ganó unas elecciones primarias convocadas por el entonces secretario general, Joaquín Almunia, pero renunció en mayo de 1999 por las acusaciones de corrupción que planeaban sobre dos antiguos colaboradores suyos en el Gobierno. Tras 5 años en un plano secundario dentro de la política española, Borrell ha recuperado el protagonismo al encabezar la lista socialista de las europeas del pasado 13 de junio y, todavía más, con su elección como presidente del Parlamento de Estrasburgo.

Dentro de los socialistas catalanes y del propio PSOE, Borrell es considerado un referente de los sectores más “españolistas” o “centralistas”. Por otro lado, en la última campaña electoral, se sumó a los mensajes laicistas de José Luis Rodríguez Zapatero (“quiero una sociedad laica”) y se mostró claramente contrario a la inclusión de una referencia al cristianismo en el Tratado Constitucional.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>