La caída de matrimonios en Estados Unidos, similar a la de España

En 2016 había un 72% de adultos estadounidenses casados; ahora son la mitad; la nupcialidad en España cae un 37% en 32 años. La mayoría de los no casados querría hacerlo, pero no dan con la persona adecuada o no tienen dinero, según un estudio del Pew Research Center

Una imagen que cada vez se ve menos, tanto en Estados Unidos como en España Una imagen que cada vez se ve menos, tanto en Estados Unidos como en España

El número de matrimonios en Occidente tiende a descender con el paso de los años. Tanto en la Unión Europea (UE) como en Estados Unidos, las estadísticas indican que este es un fenómeno al alza. De hecho, la caída de matrimonios en Estados Unidos viene a coincidir en los últimos años con la de España.

Así, según el estudio ‘As U.S. marriage rate hovers at 50%, education gap in marital status widens’ (‘Mientras la tasa de matrimonios de los Estados Unidos se sitúa en el 50%; la brecha educativa en el estado civil se ensancha’), elaborado por el Pew Research Center, el porcentaje de adultos estadounidenses que estaban casados en

Los adultos estadounidenses casados se han reducido en 9 puntos porcentuales durante el último cuarto de siglo

Los adultos estadounidenses casados se han reducido en 9 puntos porcentuales durante el último cuarto de siglo

2016 era el 72%, mientras que a día de hoy ese porcentaje se sitúa en el 50%, es decir que ahora solo son la mitad, como se puede observar en el gráfico que acompaña estas líneas, reproducido a partir del informe.

“Hoy en día, la mitad de los adultos de Estados Unidos están casados, una proporción que se ha mantenido relativamente estable en los últimos años, pero se ha reducido en 9 puntos porcentuales durante el último cuarto de siglo y es dramáticamente diferente del pico del 72% en 1960”, según datos recientes publicados por el censo, advierte el estudio.

El informe añade que “la disminución de la proporción de adultos casados puede explicarse en parte por el hecho de que los estadounidenses se casan más tarde en estos días. En 2016, la edad media para un primer matrimonio era de 27,4 años para las mujeres y de 29,5 años para los hombres, aproximadamente siete años más que las edades medias de 1960 (20,3 para las mujeres y 22,8 para los hombres)”.

Por otra parte, “el retraso en el matrimonio puede que no explique todo el descenso. La proporción de estadounidenses que nunca se casaron ha aumentado constantemente en las últimas décadas. Al mismo tiempo, más adultos viven con una pareja en lugar de casarse y crían a sus hijos fuera del matrimonio”, destaca el estudio, basado en una encuesta realizada en agosto entre 4.971 adultos estadounidenses.

En España, los jóvenes se mantienen solteros más tiempo y se multiplican las parejas de hecho

En España, los jóvenes se mantienen solteros más tiempo y se multiplican las parejas de hecho

La caída en España

En el caso de España, también “los jóvenes se mantienen solteros más tiempo, hay más parejas de hecho y más nacimientos fuera del matrimonio, y la tasa de divorcios se ha duplicado en los últimos 10 años”, según el estudio ‘Matrimonios y nacimientos en España’, elaborado por Eurostat con datos de junio de 2015.

En este otro estudio se señala que hay un “predominio de casados, aunque disminuyen los matrimonios. Según el último Censo (2011) más de la mitad de la población adulta (56,5%) está casada.

En cualquier caso, la incidencia de la nupcialidad sobre la población española “se ha reducido durante los últimos 30 años, pasando de 5,3 matrimonios por cada 1000 habitantes en 1981 hasta situarse en 3,3 en 2013 (2 matrimonios menos por cada 1000 habitantes), es decir que la nupcialidad en España ha caído un 37% en 32 años.

El estudio informa además de que “en el seno de la Unión Europea también se ha reducido la tasa bruta de nupcialidad, aunque el descenso ha sido más intenso en España, que ha pasado a ser uno de los países en los que hay menos matrimonios por habitante y en los que la gente se casa más tarde”.

Por su parte, el Instituto Nacional de Estadística (INE) constata que la edad media de los españoles que contraen matrimonio es de 37 años para los hombres y 34 años para las mujeres, edades significativamente más avanzadas que en el caso de Estados Unidos.

Los adultos no casados que no han terminado la universidad son más propensos que los graduados universitarios a decir que no planean casarse en el futuro”

Los adultos no casados que no han terminado la universidad son más propensos que los graduados universitarios a decir que no planean casarse en el futuro”

Crece la brecha educativa

La brecha educativa en el matrimonio continúa creciendo

La brecha educativa en el matrimonio continúa creciendo

Volviendo al estudio del Pew Research Center, otra de las cuestiones que plantea es que “las tasas de matrimonio también están más estrechamente vinculadas que nunca a la situación socioeconómica”, con lo que “la brecha educativa en el estado civil ha seguido aumentando”, como se ve en este otro gráfico.

“En 2015, entre adultos de 25 años o más, el 65% con un título universitario de cuatro años estaban casados, comparado con el 55% de aquellos con educación universitaria y el 50% entre aquellos sin educación más allá de la secundaria”, señala. En contraste, 25 años antes, “la tasa de matrimonio era superior al 60% para cada uno de estos grupos”, es decir 69%, 67% y 63% respectivamente.

El informe añade que “los adultos no casados que no han terminado la universidad son más propensos que los graduados universitarios a decir que no planean casarse en el futuro. Entre las edades de 25 años o más, el 20% de los adultos nunca casados sin una licenciatura dicen que no quieren casarse, en comparación con el 11% entre los graduados universitarios de cuatro años”.

Al mismo tiempo, “las tasas de matrimonio siguen variando ampliamente por raza y etnia. En 2015, el 54% de los adultos blancos mayores de 18 años estaban casados. Esto es menor que la proporción de asiáticos casados (61%)

Entre los adultos que nunca se casaron, la mayoría quiere casarse algún día

Entre los adultos que nunca se casaron, la mayoría quiere casarse algún día

pero significativamente más altos que la proporción de hispanos (46%) o negros (30%). La brecha entre blancos y negros ha permanecido bastante consistente con el tiempo”, agrega.

Uno de cada siete no quiere casarse

Por otra parte, “entre los adultos que nunca han estado casados, el 58% dice que les gustaría casarse algún día y el 27% no está seguro si quieren casarse. Sin embargo, el 14% dice que no quieren casarse”, es decir prácticamente uno de cada siete, como muestra este otro gráfico.

También destaca el estudio que “los adultos mayores de 50 años que nunca han estado casados son tres veces más propensos a decir que no quieren casarse que los adultos nunca casados menores de 50 años (32% versus 11%)”.

“Para los adultos solteros que han estado previamente casados, atar el nudo otra vez tiene menos atractivo. Sólo alrededor de un cuarto (23%) de los adultos solteros que han estado casados anteriormente dicen que les gustaría casarse de nuevo, el 45% dicen que no quieren casarse de nuevo y un 30% adicional dicen que no están seguros”.

A muchos adultos estadounidenses que permanecen solteros les gustaría celebrar una ceremonia como esta, pero aún no han encontrado su media naranja

A muchos adultos estadounidenses que permanecen solteros les gustaría celebrar una ceremonia como esta, pero aún no han encontrado su media naranja

No encuentran la persona adecuada

Pero, ¿por qué hay tantas personas que no se casan en Estados Unidos? El informe responde a esta pregunta aclarando que “entre los adultos que nunca se han casado, pero dicen que están dispuestos a casarse en el futuro, alrededor de seis de cada diez (59%) dicen que una razón importante por la que no están casados es que no han encontrado a la persona adecuada”.

“Un 13% adicional dice que esta es una razón menor por la cual no están casados hoy”, como muestra el siguiente gráfico.

La mayoría de adultos nunca casados dicen que no han conocido a la persona adecuada

La mayoría de adultos nunca casados dicen que no han conocido a la persona adecuada

Al mismo tiempo, el gráfico muestra cómo “alrededor de cuatro de cada diez adultos nunca casados (41%) que dicen que pueden querer casarse en el futuro dicen que el no ser financieramente estable es una de las principales razones por las que no están casados actualmente, y el 28% señalan esto como una razón menor”.

Como tercer argumento, el informe cita que “menos -pero aún una parte sustancial- dicen que una razón importante (24%) o menor (30%) de que no estén casados es que no están listos para establecerse”.

No tener seguridad económica, una de las principales razones por las que no se casan los estadounidenses

No tener seguridad económica, una de las principales razones por las que no se casan los estadounidenses

A menos ingresos, menos bodas

Por último, el estudio del Pew Research Center analiza la relación entre la estabilidad financiera y el deseo de casarse, y señala que “los adultos nunca casados con ingresos familiares menores de 75.000 dólares son más propensos que aquellos con ingresos más altos a decir que el no estar seguro económicamente es una de las principales razones por las que no están casados”.

No estar seguro económicamente, una de las principales razones por las que los estadounidenses no se casan

No estar seguro económicamente, una de las principales razones por las que los estadounidenses no se casan

En ese sentido, “el 47% de aquellos con ingresos menores de 30.000 dólares y el 40% de aquellos con ingresos entre 30.000 y 74.999 dólares dicen que este es el caso, en comparación con el 21% de aquellos con ingresos de 75.000 dólares o más”, como se ve en este último gráfico.

Otros matices del informe en este sentido apuntan a que “los adultos no blancos que nunca han estado casados son más propensos que los blancos a decir que una razón importante por la que no están casados es que no son económicamente estables (48% vs. 33%)”.

En cuanto a los adultos jóvenes que nunca se han casado, “no ser financieramente estable y no estar listo para establecerse les parecen grandes razones por las que no están casados. Aproximadamente la mitad de los adultos nunca casados de 18 a 29 años (51%) dicen que no ser económicamente estables es una de las principales razones por las que no están casados, comparado con el 27% de las edades de 30 a 49 y el 29% de los 50 y más”.

El estudio concluye subrayando que “los adultos jóvenes también son más propensos que sus homólogos mayores a citar que no están listos para establecerse como una de las principales razones por las que no están casados: el 31% de los adultos nunca casados de 18 a 29 años dicen esto, comparado con el 14% de edades comprendidas entre los 30 y los 49 años y el 18% de los mayores de 50 años”.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>