La COPE de Losantos, con el matrimonio gay

España es el país de las maravillas. Porque… en qué otro lugar puede suceder que en la emisora de la Conferencia Episcopal y en el programa de máxima …

Forum Libertas

España es el país de las maravillas. Porque… en qué otro lugar puede suceder que en la emisora de la Conferencia Episcopal y en el programa de máxima audiencia de la mañana se produzca una decidida defensa del matrimonio homosexual y un ataque al Partido Popular –esto ya es cotidiano en los tres últimos meses- porque no acaba de decidirse a apostar por ese matrimonio, esa magna obra de la ideología de Zapatero, rechazada por la inmensa mayoría de los estados del mundo y por los líderes políticos, desde Obama a Veltroni, pasando por Jospin, Schroeder y Blair, por citar solo unos cuantos del centro izquierda.

Nadie comparte la idea de que la unión matrimonial de personas del mismo sexo sea positivo y por ello se oponen, excepto Zapatero. Y ahora, durante un tiempo, el programa matinal que dirige Jiménez Losantos.

El mismo día 19 de junio en que esto se producía, El Mundo ya había salido a la calle con una rutilante foto de la Presidenta Aguirre rodeada, -se supone- que de gays y transexuales, con un elogioso subtítulo: “Aguirre entiende a gays y transexuales”.

Ahora resultará que, según el programa matinal de la COPE y con la ayuda del director de El Mundo, el gran tema del PP para ganar las elecciones son los gays y transexuales.

Parece mentira que ese 2,3% de la población española y ese 0,1% de los hogares homosexuales, según los datos oficiales, tengan tal capacidad de incidencia política, con el dato añadido que no todos ellos piensan políticamente igual, no todos comparten la idea del matrimonio, ni hacen de su relación sexual el eje orientador de toda su vida, incluida la política.

En realidad, lo que sucede es que a caballo de este pequeño grupo galopan bastantes otras cosas. Algunas perfectamente estructurales como la ideología de género, y otras coyunturales.

Se es más o menos liberal, más o menos progre, en función de si se acepta o no esta cosa tan extraña del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Lo curioso del caso es que esto se discute en las coordenadas españolas como si fuera lo normal en Europa, en Occidente, cuando sucede exactamente lo contrario. Es simplemente una anomalía o una excepción española junto con tres, solo tres países más.

Al final esta cuestión se ha convertido en una arma arrojadiza, y esto ni es deseable para la sociedad ni para los propios afectados, los homosexuales. Muchos de ellos, junto a personas que no compartimos esta condición, saben diferenciar perfectamente el derecho que les asiste como personas, a no ser discriminados en razón de su situación como homosexuales, a que esto signifique que deben poder unirse en matrimonio, una institución necesaria para la sociedad y cuya naturaleza exige unas condiciones concretas, de unión entre hombre y mujer, de la misma manera que también exige que no exista consanguinidad en un grado peligroso (para la descendencia) o que se requiera una determinada edad.

Todas estas condiciones existen porque el matrimonio es la institución que está pensada para generar la descendencia y educarla. Si no ninguna de las tres tendría sentido.

Si se tratara solo de una unidad de convivencia o una relación sexual libremente aceptada, dos hermanos podrían unirse, y podría ser perfectamente posible sin necesidad de más cuestiones la unión entre un muchacho de 14 y una mujer de 30, porque el primero a esta edad ya dispone legalmente de la emancipación sexual.

Pero no es así, todo eso está vetado y no por ello consideramos discriminados a los hermanos o al menor de 14 años.

Todo esto son evidencias razonables, hay muchas más y en ForumLibertas las hemos tratado. No tienen nada que ver con los derechos ni con el progreso, más bien significa todo lo contrario: la arbitrariedad.

Por eso sorprende tanto que pueda impartirse una doctrina favorable a la misma en una mañana de la emisora del Episcopado Español.

Hazte socio

También te puede gustar