La demagogia de Elena Valenciano y las clínicas abortistas (ACAI)

Sígueme en Twitter: @jmiroardevol El PSOE, en este caso en la voz de su número dos, Elena Valenciano, y las empresas que se dedican al …

fichero_26633_20130613.jpg

Sígueme en Twitter: @jmiroardevol

El PSOE, en este caso en la voz de su número dos, Elena Valenciano, y las empresas que se dedican al negocio del aborto, las clínicas asociadas a la ACAI, no solo defienden lo que es un despropósito, el crecimiento del aborto (¿cómo si no podría haber negocio?), sino que lo hacen con razones que son también despropósitos.

La última es ésta: para "demostrar" que en España se han reducido el número de abortos, cuando es una evidencia estadística abrumadora todo lo contrario, ya que el ritmo de crecimiento es el más elevado de Europa, acuden a una cifra, ¡300.000 abortos clandestinos que se producían en España en 1970! En ForumLibertas.com ya nos hemos ocupado de las manipulaciones sobre los "abortos clandestinos" y cómo se utilizan para justificar lo injustificable. Lo hemos expuesto desde el punto de vista mundial y en el caso de la manipulación que se está operando en Chile, que no es otra cosa que la repetición de lo que en su momento se llevó a cabo en España. Léalo porque vale la pena.

La utilización de los abortos clandestinos tiene la utilidad de que como son clandestinos nadie puede verificar exactamente cuántos son. Pero, incluso cuando se manejan datos inventados y estos responden a hechos que tienen consecuencias, la manipulación se ha de hacer bien hecha porque de lo contrario otros datos colaterales resultan absolutamente incoherentes. Por ejemplo, si en un país hay una gran abundancia de abortos clandestinos esto se debe reflejar en un índice de mortalidad materna más elevado. Si no es así, quiere decir que la ficción de la clandestinidad es notoria. Es el caso de Chile, es el país de Sudamérica con mejor salud materna y el segundo de los dos continentes americanos por delante de Estados Unidos. A pesar de ello, los defensores del aborto sostienen que en Chile hay ¡un homicidio de este tipo cada dos nacimientos!

En el caso de España, los 300.000 abortos fueron un invento. No han existido nunca. Y esto se puede verificar a partir de la serie de datos de las mujeres que iban a abortar a Londres justo antes de la legalización y el número de abortos que se produjo en España a partir de la misma. La cifra máxima que es sostenible con esta doble lectura: abortos legales en los primeros años y mujeres en Londres, más un valor ‘X’ de abortos que se podían producir en la propia España, nunca superaron los 25.000. Esta es la realidad pura y dura. Y esta cifra es consistente con la curva de crecimiento que han seguido los abortos en nuestro país. Es decir, la tesis de los falsos 300.000 abortos clandestinos, que como bien dice Red Madre afectaría al 43% de las mujeres y habría tenido un brutal impacto sobre la natalidad, cosa que no se dio, solo sirve para demostrar lo desmesurado de la cifra. Porque después de tantos años y a pesar de que -subrayémoslo otra vez- España es el país donde más ha crecido el aborto cuando en los restantes está estabilizado o disminuye, con la excepción de Gran Bretaña, esto solo viene a decirnos que quienes planteaban no ya los 300.000, que era la hipótesis máxima, sino los 150.000 que era otra cifra que se manejó, o los 100.000 del informe FOESSA, eran pura demagogia.

Está visto que la sinrazón del aborto obliga a quienes lo defienden a mentir de una forma sistemática y rotunda. Ellos mismos demuestran que carecen de argumentos, por eso son incapaces de sostener un debate respetuoso y razonable sobre este grave problema que está dañando a la sociedad española y en particular a sus mujeres.

Josep Miró i Ardèvol, presidente de E-Cristians y miembro del Consejo Pontificio para los Laicos

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>