La democracia según Santo Tomás de Aquino

Copio y pego un título

Conócete a ti mismo. Inscripción en el templo de Delfos.

La democracia según Santo Tomás de Aquino es lo que pongo ahora a sus consideraciones. Es un escrito ponderado de las enseñanzas de este pensador ejemplar para todos los tiempos y santo universal. En 17 páginas el Dr. Tomás Antonio Catapano, Prof. Titular de Derecho Político de la Universidad de Mendoza (Argentina) profundiza en ello. Léanlo detenidamente. Y procedan a su descarga e impresión desde este otro vínculo web

 

En el portal catholic.net he leído esta otra precisa reflexión, sacada de Arbil.org e ilustrada con una imagen de Santo Tomás Moro y no de Santo Tomás de Aquino. Un lector lo hace notar. Pienso que cuadra mucho una imagen de Sir Thomas More.

 

Considero que es tarea de todos hacer un esfuerzo personal de tipo intelectual. ¡Siempre! ¡Pero todavía más en el momento presente! De lo contrario estaremos a merced permanente del discurso de los agoreros que pontifican cobrando en los distintos medios televisivos y radiofónicos. Atenderlos me hastía. Fatiga mucho.

 

Fácilmente todos podemos, nervios alterados aparte, ser carnaza de tanto buitre carroñero agorero, en el sentido más literal del término. Los agoreros fueron quienes se pulieron la Democracia en la polis de la Civilización Griega siglos antes del año cero de Nuestro Señor Jesucristo hace más de 2000 años.

 

Partiendo de esta breve reflexión política trataré en sucesivos escritos de razonar diferenciando los conceptos Sentimiento, Convicción, Existencia, Esencia y Legalidad. Les lanzo a todos Vds. dos preguntas desde lo más profundo de mi identidad. Creo que ésta es cristiana por la gracia de Dios. Las preguntas también lo son. Las formulo en mi lengua natal catalana. A) Per a quina raó ontològica he de triar políticament -això sembla- entre la meva condició catalana i la meva condició espanyola? B) Com es fa en cristià el harakiri identitari incruent més enllà de la imposició d’altri a practicar-lo?

Hazte socio

También te puede gustar

3 Comments

  1. 1

    Hacerse el harakiri no es cristiano. Pero si Hitler o Companys se hubieran hecho el harakiri, aparte de ofender a más de un japonés tradicional, habrían ahorrado mucha miseria de historia, habrían ahorrado que otros locos creyéndose más listos lo vuelvan a intentar para incrementar a día de hoy la podredumbre histórica.

  2. 2

    Si viajan a Perpignan, el Rosellón francés, oirán que esa tierra es llamada la Cataluña Norte, en contraposición a la del sur, la que está en España. Pregunten al primer catalán que encuentren por lo del harakiri que tuvieron que hacer en el 1659. Dudo que encuentren algún superviviente de aquellos años. Pero seguro que hasta el director de “L’independant” o los del equipo de rugby, o hasta el mismo alcalde les responderan:” Je suis catalán.Vive la France!”.
    Pues les animo a decir cómo nuestros hermanos del norte catalán: “Soy catalán. Viva España”.
    Otro argumento para evitar hacernos el harakiri y que es un consejo para los independes que nos tienen de los nervios que mejor estarían en un tablao dando pataletas nos lo da el Señor en Marcos 9, 42:”42 »Y al que escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que le ajustaran al cuello una piedra de molino, de las que mueve un asno, y fuera arrojado al mar.”( Biblia de Navarra, edición Kindle)
    SOY CATALAN. VIVA ESPAÑA!
    Pregunta del millón: Quién es el verdadero catalán, el del norte o el del sur?
    O fue el Señor más sabio y nos plantó los Pirineos en medio para que no acabasemos a tortazos?
    Al menos los del norte no escandalizan a los franceses!
    Sigamos su buen ejemplo y no escandalizemos a los españoles, mis hermanos en la fe!

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>