La desigualdad crece en España

El 10% de los españoles acumula en 57% de la riqueza desde hace 30 años. La tendencia es de una desigualdad creciente

desigualdad

Una décima parte de los españoles poseen más de la mitad de la riqueza de España. Así lo confirma el estudio publicado por un grupo de economistas coordinados por el francés Thomas Pikkety. Esta proporción de desigualdad económica se ha mantenido de la misma forma en los últimos 30 años. El resultado de la investigación, con más de cien investigadores internacionales, describen un siglo XX en que se redujo en gran medida la desigualdad. El cambio de tendencia no sólo es un caso particular de Europa, también se ha desarrollado de una forma similar en países como en los Estados Unidos.

Cataluña y Madrid: las más afectadas por la desigualdad fiscal

Desde los años 80 España es uno de los casos donde más ha crecido la riqueza personal sobre renta nacional total. Este incremento era del 380%, llegando a representar un 780% en el año 2007. El motivo radica en el aumento de patrimonio de las familias por la elección de compra de viviendas, no tan común en una gran parte de Europa. El precio de las viviendas, a consecuencia del aumento de demanda, se disparó entre 1985 y 1991 los precios de la vivienda se triplicaron, y que entre 1996 y 2008 se volvieron a triplicar, un fenómeno sólo superado por Japón.

Sin embargo, en materia de igualdad el panorama no es positivo. En España, la media de la riqueza por persona (con datos hasta 2013) es de 144.000 euros, si bien la mitad de la población menos rica concentra solo el 7% de esa riqueza a una media de 18.900 euros por persona. En la parte alta de la tabla se sitúa el 10% de la población que aglutina el 57% de la riqueza, a una media de 813.000 euros por persona. Esto significa que la riqueza media de una persona que se encuentra en el 10% de la población más adinerada es 43 veces mayor a la media de quien está entre el 50% de la población menos boyante, una brecha que apenas ha variado en las últimas tres décadas.

Desigualdad y pobreza: una realidad en Occidente

Además, el 1% más rico del país tiene en su poder el 21% de la riqueza personal total, con una media de 3 millones por persona. Martínez-Toledano añade que si a ese 1% de la población se le sumaran los 146.000 millones de euros que el informe estima que los españoles más acaudalados tienen sin declarar en el extranjero, la concentración de la riqueza se incrementaría en tres puntos para ese colectivo, al pasar del 21 al 24%.

En la actualidad, con un un bajo nivel de ahorro por parte de muchas familias, el futuro no es esperanzador ya que si la franja de población más rica ahorra más que la población más pobre la desigualdad se incrementará, mientras que si no hay grandes diferencias en el ahorro la concentración de la riqueza se mantendrá en niveles estables.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>