La gran manipulación de las cifras del aborto: incluso confunden a las organizaciones provida

El doctor Brian Clowes, director de educación e investigación del Human Life International, ha investigado el número de abortos p…

fichero_26327_20130402.jpg

El doctor Brian Clowes, director de educación e investigación del Human Life International, ha investigado el número de abortos provocados en el mundo desde el año 1973. Según sus conclusiones a más de mil setecientos millones de seres humanos no se les permitió nacer en ese periodo de tiempo. Y defiende que la tendencia es que se incremente el número anual de abortos porque cada vez son más los países que lo legalizan.

Según informa Infocatólica, el doctor Clowes advierte que la plaga del aborto aumentará dado que la eliminación de la vida concebida y no nacida forma parte de las políticas de “planificación familiar” y “salud reproductiva” adoptados por un número cada vez mayor de países de los cinco continentes.

El mismo portal de noticias cristianas explica que Clowes sostiene que incluso regiones enteras del planeta que se habían visto libres del aborto legal, como es el caso de Latinoamérica, empiezan a ceder ante las presiones del lobby abortista internacional y de una ideología considerada como “progresista”, asumida tanto por partidos de izquierda como por gran parte de los conservadores y liberales.

43 millones de abortos al año: la cifra mágica

Las cifras del doctor Clowes revelarían que desde 1973 cada año se abortaron en el mundo exactamente 43 millones de niños, una cifra que se han ocupado de divulgar las organizaciones abortistas. 43 millones sumaría los abortos legales a los ilegales, pero ¿cómo se calculan los ilegales? No se puede. Esa siempre ha sido la baza de los preaborto para inflar las cifras y, de esa forma hacer presión sobre la necesidad de legalizar su práctica.

Hay dos ejemplos paradigmáticos para analizar esto, el actual de Chile y el pasado de España. En Chile si se hicieran caso de las cifras que proponen los abortistas, interesados en que se legalice el aborto, el 50% de los nacimientos serían abortos, lo cual es impensable. Además, esta cifra debería ser coherente con otras: si hay tantos abortos ilegales la mortalidad femenina debería ser más alta que los países que ya lo tienen legalizado porque se sostiene que a más abortos ilegales, más inseguridad para la mujer. Sin embargo, Chile es el segundo país de toda América, norte y sur, con menos mortalidad femenina: primero se sitúa Canadá, luego Chile y después Estados Unidos. Por lo tanto, no puede ser.

Y luego está el caso pasado de España, que ya ha legalizado el aborto hasta la semana 14. En España cuando tenía lugar el debate de legalización del aborto se decía que 300.000 españolas abortaban anualmente y la cifra más pequeña que se sostenía era 150.000: a día de hoy todavía no se ha llegado a esa cifra de abortos anuales, a pesar de que la población en España ha aumentado. En 2011, el último año del que se tienen cifras ociales, en España se abortaron 118.359 niños.

El portal de datos Johnstonsarchive.net es una fuente con la ventaja de que es una serie de las cifras del aborto por regiones del mundo y global dese 1922 y allí el máximo de abortos en el mundo llegó en los años 85 y se situó en los 28 millones de abortos declarados. A estos habría que sumar los ilegales, pero nunca llegan a la cifra que dicen los abortistas. Por otro lado, a medida que se ha legalizado el aborto en los diferentes países se ha demostrado sistemáticamente que eran cifras muy hinchadas.

Cifras que refuerzan la estrategia abortista

En el fondo estas cifras hinchadas dan la razón a los fines de la estrategia abortista, que lo que sostienen es que los países más abortistas no son Estados Unidos y Europa, sino que los países más abortistas son los de Latinoamérica y los que en general tienen restricciones sobre el aborto. Esto es así porque les cargan un plus brutal de abortos ilegales mientras que en Estados Unidos y Europa no pueden incrementarlos. La cifra que baraja el doctor Clowes -43 millones de abortos al año en el mundo- se basa en que los países con legislación permisivas suman los legales y los países con legislación poco permisivas suman los que se saben y los ilegales, que no se saben a ciencia cierta cuáles son.

Esta estrategia le sirve a los abortistas para argumentar dos cosas: primero que la situación de prohibición del aborto es perjudicial porque este se hace en malas condiciones para las mujeres, pero además, hay un segundo argumento fundamental: cuando se legaliza su práctica disminuyen los abortos. Esto es contrario a toda política básica, ya que las políticas de fomento sirven para promover algo y las de restricción están diseñadas para que no se haga. Sería como afirmar que prohibiendo fumar la gente fuma más, falso, fuma menos.

Las organizaciones provida debería actuar con prudencia porque se pueden dejar llevar sin saberlo por la estrategia abortista. No porque hayan más hipotéticos abortos en el mundo se luchará más y mejor contra el aborto, porque para lo que se hace servir estas cifras es para justificar las aspiraciones abortistas.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>