Sobre la idea de la tierra plana

Si uno profundiza en los documentos antiguos constatará que los medievales pensaban que la tierra era esférica

Algunas personas, desde ideas difundidas en el siglo XIX, afirman que en la Edad Media la gente creía que la tierra era plana.

Si uno profundiza en los documentos antiguos y en algunos estudios recientes sobre este punto, constatará que los medievales, como muchos autores del mundo griego y romano, pensaban que la tierra era esférica.

Bastaría con recordar que, entre los antiguos, Platón, Aristóteles, Arquímedes, Eudoxo, Eratóstenes y Tolomeo, creían que la tierra era esférica. No todos pensaban lo mismo, pues autores como Tales, Anaxímenes, Anaxágoras y Leucipo supusieron que la tierra era plana o cilíndrica.

En el mundo medieval, hubo pocos autores que sostuvieron que la tierra fuese plana. En el ámbito latino, podemos recordar a Lactancio (siglo IV d.C.). En el ámbito de cultura griega, Cosmas Indicopleustes (siglo VI d.C.) defendió que la tierra era plana, si bien este autor fue prácticamente desconocido para los latinos.

En cambio, la mayoría de los cristianos medievales suponían que la tierra era esférica. Se podrían mencionar, en ese sentido, a autores como Orígenes, san Ambrosio, san Agustín, san Isidoro de Sevilla, san Alberto Magno, santo Tomás de Aquino, y otros.

Entonces, ¿de dónde surge la idea tan difundida según la cual los medievales creían en una tierra plana? De una obra publicada en los Estados Unidos el año 1828 con el título “History of the Life and Voyages of Christopher Columbus” (Historia de la vida y viajes de Cristóbal Colón) escrita por Washington Irving.

Irving imaginaba en su obra las tensiones entre un Colón que creía que la tierra era redonda y unos marineros aterrados que se resistían a seguir el viaje hacia el Oeste por pensar que llegaban al final de una tierra plana. Tales tensiones, sin embargo, eran inventadas y no tienen ningún fundamento histórico.

Posteriormente, otras obras difundieron el mito de que los medievales creían en la tierra plana, y no faltaron libros de estudio que repitieron la idea hasta llegar a la mente de millones de personas.

Para contrarrestar el mito y para explicar mejor la realidad, podemos recordar una sencilla obra publicada por Jeffrey Burton Russell con el título “Inventing the Flat Earth: Columbus and Modern Historians” (New York 1991).

A un nivel más divulgativo, pueden consultarse dos artículos. Uno de Umberto Eco (“La solita storia della terra piatta”, 2005); y otro de Thomas E. Woods, Jr. (“The Flat Earth Myth. The real myth is the idea that anyone ever believed in a flat earth”, 2005).

A la vista de estos estudios, lo mejor que podemos hacer ante quien todavía cree que los medievales pensaban que la tierra era plana es invitarle a la lectura de los documentos antiguos y medievales, y estudios recientes sobre el tema.

Siempre es una sorpresa agradable reconocer que uno estaba equivocado y avanzar hacia un mejor conocimiento de los hechos del pasado. Así podemos formarnos una idea más exacta de cómo pensaban y vivían los estudiosos de otras épocas de la historia humana, también en lo que se refiere a la configuración del planeta en el que transcurrimos nuestra vida terrena.

Hazte socio

También te puede gustar

2 Comments

  1. 1
  2. 2

    Recomiendo la lectura de La Divina Comedia de Dante Aliguieri y lo que dice al respecto de este tema. Es para reflexionar lo que él escribió.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>