La LOE corta las alas a la escuela concertada y el dinero ‘vuela’ hacia la pública

Las repercusiones negativas que la aplicación de la Ley Orgánica de Educación (LOE), cuando entre en vigor el 24 de mayo, supondrá para la sociedad es…

Forum Libertas

Las repercusiones negativas que la aplicación de la Ley Orgánica de Educación (LOE), cuando entre en vigor el 24 de mayo, supondrá para la sociedad española no se limitarán al hecho de que no conseguirá poner fin al fracaso escolar, tal como señalan los expertos, sino que afectarán de manera muy especial y negativa a los centros concertados, precisamente los que más demanda de plazas están provocando ante la ineficacia de los públicos.

 

La LOE corta las alas a la escuela concertada, mientras los recursos se destinan a la pública. Un ejemplo evidente del trato injusto que la nueva ley dará a los centros concertados se puede advertir en Barcelona, donde el mapa escolar elaborado conjuntamente por la Generalitat y el Ayuntamiento, ambos socialistas, ha provocado la inmediata reacción de los centros afectados y de la oposición política.

 

Con el nuevo plan, la escuela se elegirá por cercanía y no por distrito, como se venía haciendo hasta ahora. Las familias, pues, no podrán elegir el centro que deseen para sus hijos, sea público o concertado, sino que deberán atenerse a aquellos que sean designados por la administración en función de la proximidad a su domicilio. “Por cada isla de casas se determinarán las tres escuelas públicas y las tres privadas concertadas más próximas”, dijo hace unos días la consejera de Educación, Marta Cid.

 

Mapa escolar “intervensionista”…

 

Pero, lo que en principio se podría interpretar como una ventaja, relacionada con la proximidad, esconde en realidad una discriminación hacia los centros concertados, tal como denuncia la Asociación de Centros Autónomos de la Enseñanza de Barcelona (ACAE). El mapa escolar es “intervensionista”, dice Carles Camí, presidente de la ACAE, quien manifestó su “preocupación” por el futuro de la escuela concertada. “La planificación ha de responder a la demanda social”, dijo Camí en rueda de prensa hace unos días.

 

Los centros concertados consideran que Educación, a través de este mapa, sólo quiere favorecer a la escuela pública y arrinconar, a pesar de la creciente demanda, a la concertada. La tesis de estos centros, con ejemplos en los que se ha denegado la concertación a alguna escuela para beneficiar a otra escuela pública del mismo barrio, es que Educación “corta las alas a escuelas con demanda y se dan recursos a centros que no la tienen”.

 

Cabe señalar que la demanda de este año en Barcelona en centros concertados ha sido del 107 por ciento, un 4 por ciento más que hace un año, mientras que la demanda en centros públicos ha bajado del 85 por ciento del año pasado al 81 por ciento de este año, según los datos de la ACAE. Así, pues, aumentar la oferta pública en la ciudad no responde a criterios de demanda.

 

Y “fundamentalista”, dice CiU

 

Éste es uno de los argumentos del presidente del grupo municipal de Convergència i Unió (CiU), que ha criticado duramente la medida y a su principal valedora, la consejera Cid. El mapa “sólo se entiende desde un cierto fundamentalismo” y tanto la Generalitat como el Ayuntamiento están “obsesionados que la privada no es buena y como mucho se ha de soportar”. “Es un hecho gravísimo y supone un desprecio”, concluyó Trias , en referencia al hecho de que se construya un centro público donde ya existe uno concertado. El líder de CiU exigió la retirada del plan, por “ignorar la voluntad de los padres a la hora de elegir el centro de sus hijos”.

 

También el grupo municipal del PP se apuntó a estas tesis. Su presidente, Alberto Fernández, dijo que el mapa escolar “ignora a las familias, busca una confrontación con los centros privados e ignora que las escuelas concertadas hacen una función social imprescindible a la que se ha de dar apoyo”.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar