La pastoral invisible del vínculo visible

¿Qué cosa será esto?

Mi pastoral del vínculo

¡Será… pues todavía no la veo expuesta en el templo! El tema tiene mucho vínculo. Hace tiempo que deseo expresar vivamente acerca del Matrimonio y la Familia. No en visión general indefinida -por retórica y teórica-, sino en primera persona de mi singular y en primera persona de mi plural. Es un singular de dos en todos los Matrimonios. Siguiendo el esquema yo-tú y viceversa, guardando el orden canónico de la promesa sacramental. Es decir nosotros, en términos de presente y con proyección de futuro. Solo en presente no vale. El propio pasado, en lo bueno, en lo no tan bueno y en lo deficiente, constituye la única base experimental acreditada para pontificar en algo si fuera preciso.  Si tengo que estar entre “simios”, la verdad prefiero bailar con lobos, por más soledad que experimente.

George Orwell, Aldous Huxley y mi libertad
Nov 11, 2016 02:03 pm Francesc Martinez Porcell 

El estilo redactor para escuchar elogios a nivel personal o atender comentarios endebles no me va. Menos todavía para atender objeciones periféricas de lo no tan superfluo, pero sin entrar en materia. Por muy razonadas y científicas que sean. Pues desvían la atención en lo que estoy exponiendo. Me pareció oportuno referirles una de “indios” como prólogo distendido de lo que sigue. Este escrito es digamos corto. Espero sea el primero de una sucesión. ¿Cómo? Primero insertándoles el link de lo primero que me publicó Forum Libertas en el mes de enero del año 2005. Es una simple carta de lector. Me la he leído de nuevo varias veces. No rectifico nada casi doce años después. Léanla de nuevo o léanla por vez primera.

http://www.forumlibertas.com/que-no-te-enganen-curas-torpes-el-condon-siempre-es-pecado/

Una vez la hayan leído, atiendan a continuación el punto 211 del Capítulo VI de la Exhortación Apostólica Postsinodal Amoris Laetitia del Santo Padre Francisco a los Obispos, a los presbíteros y diáconos, a las personas consagradas, a los esposos cristianos y a todos los fieles laicos sobre el amor en la família. Título en mayúsculas en edición impresa. Laetitia-ae primera declinación en modo nominativo. Amor-is tercera declinación en modo genitivo. Es algo así como decir (en lengua latina no hay artículos) del amor la alegría. O sea la alegría del amor.

 

  1. Tanto la preparación próxima como el acompañamiento más prolongado deben asegurar que los novios no vean el casamiento como el final del camino, sino que asuman el matrimonio como una vocación que los lanza hacia adelante, con la firme y realista decisión de atravesar juntos todas las pruebas y momentos difíciles. La pastoral prematrimonial y la pastoral matrimonial deben ser ante todo una pastoral del vínculo, donde se aporten elementos que ayuden tanto a madurar el amor como a superar los momentos duros. Estos aportes no son únicamente convicciones doctrinales, ni siquiera pueden reducirse a los preciosos recursos espirituales que siempre ofrece la Iglesia, sino que también deben ser caminos prácticos, consejos bien encarnados, tácticas tomadas de la experiencia, orientaciones psicológicas. Todo esto configura una pedagogía del amor que no puede ignorar la sensibilidad actual de los jóvenes, en orden a movilizarlos interiormente. A su vez, en la preparación de los novios, debe ser posible indicarles lugares y personas, consultorías o familias disponibles, donde puedan acudir en busca de ayuda cuando surjan dificultades. Pero nunca hay que olvidar la propuesta de la Reconciliación sacramental, que permite colocar los pecados y los errores de la vida pasada, y de la misma relación, bajo el influjo del perdón misericordioso de Dios y de su fuerza sanadora.

 

La pastoral del vínculo, durante el noviazgo con mi novia y los primeros años de mi Matrimonio con ella, consistió en un cero patatero diocesano. Hubo pastoral buscada por nosotros con sacerdotes deliberadamente elegidos. A contracorriente dónde vas vicente de vox populi parroquial, concesiva y también ignorante en lo preceptuado. ¡Con mi práctica reiterada de los ejercicios espirituales del peregrino Íñigo! Eso último algo muy desconocido a nivel parroquial, ¡entonces y ahora! ¡Menos mal que encontré en librería un librito de bolsillo acerca del método Billings sobre de la paternidad responsable! Libro agotado publicado por la editorial jesuita cántabra ya fenecida Sal Terrae. Ya éramos padres de dos hijas sin conocimientos previos en fecundidad femenina. ¡Nadie nos asesoró!

Que nadie me califique de carca o retrógrado. Fueron muchas horas de estudio ponderado de lo normativo, para justificar -yo en mí- el uso del preservativo. Gracias a esto superé y superamos un gran obstáculo. El obstáculo “inocente”, en plan pío ortodoxo, de estar a disposición de Dios para ser padres de los hijos que Él quiera. Obstáculo parejo a la denigrante información eclesial del cómo. Del cómo vivir la sexualidad en cristiano, con conocimiento teórico y exacto verificado de las 36 horas científicas comprobadas de la ovulación femenina, sea cual sea el tipo de ciclo menstrual. Gracias a este interés me empapé bien de la Doctrina Moral Sacramental del Matrimonio. Gracias a este aprendizaje corté con mi párroco cuando, sin venir a cuento y en la calle siendo ya padre de seis hijos, me objetó una tras otra las objeciones sexuales que desmonta una tras otra el Magisterio de la Iglesia de Jesucristo. Gracias a esta información moral publicada, fue factible el aprendizaje matrimonial mutuo compartido del método Billings en nuestras relaciones íntimas conyugales matrimoniales!. Dios ha querido que seamos padres de seis.

 

¡Mi pastoral del vínculo fue, es y será nuestra adhesión matrimonial sin reparos a la Encíclica Humanae Vitae de Su Santidad Pablo VI (beato)!

 

 http://w2.vatican.va/content/paul-vi/es/encyclicals/documents/hf_p-vi_enc_25071968_humanae-vitae.html

Hazte socio

También te puede gustar

4 Comments

  1. 3
  2. 4

    La pastoral visible es atender del principio al final Amoris Laetitia como estoy haciendo yo. Dejo para el final de mis entregas el asunto éste de los cuatro Cardenales que han solicitado al Papa unas aclaraciones. Asunto del que he tenido conocimiento hace ya unos días. He otorgado un me gusta al escrito de hoy en el blog Ir a Contracorriente.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>